AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

El sector agropecuario en Cuba: un camino de igualdad
Fecha de publicación:16/02/2012
País: Cuba

Paso a paso se van abriendo camino nuevas acciones a favor de la igualdad entre hombres y mujeres en el sector agropecuario, por el empeño que en ello ha puesto la Asociación Cubana de Producción Animal (ACPA). Tras cinco años de haber formulado su estrategia institucional de género, la ACPA sigue trabajando en el afán de que haya una mayor valoración del papel que tienen las mujeres en ese sector vital de la economía.

Esa divisa se mantiene como una necesidad si se parte de que, en el sector agropecuario cubano, de fuerte arraigo masculino y patriarcal, subsisten brechas de desigualdad que se necesita reducir y eliminar. A juicio de Dilcia García, responsable de género en la ACPA, la sensibilización y capacitación del personal dirigente y asociado, a todos los niveles, es primordial para cambiar la mentalidad y la visión respecto a hombres y mujeres.

El trabajo de esa organización no gubernamental busca contribuir con sus acciones, experiencias y recursos al desarrollo humano, técnico y productivo sostenible en la esfera de la producción e industria animal. Con más de 32.000 asociados, la ACPA tiene 30 por ciento mujeres en su membresía y ha identificado, entre otras inequidades, la poca presencia femenina en la fuerza de trabajo y su propia composición, aspectos en los cuales ha enfocado su trabajo. 

Entre las buenas prácticas desarrolladas por esa institución están el desarrollo de políticas afirmativas para incorporar a más mujeres al trabajo, a la propia organización, sus puestos de dirección y toma de decisiones. También el otorgamiento de un Premio Anual a la Excelencia en el trabajo de la Mujer Productora y la creación de comités de género en diferentes territorios del país, concebidos como espacios de coordinación y apoyo  entre diferentes organizaciones.

No obstante, la apropiación del enfoque de género no es pareja y muestra distintos ritmos entre quienes integran la organización, reconocieron concluyeron Carmen Nora Hernández y Carmen Monteagudo, expertas que evaluaron ese desempeño y expusieron sus resultados ante organizaciones afines y de la cooperación internacional, el 15 de febrero. Durante el trabajo de sistematización de la estrategia de género de la ACPA, el pasado año, Hernández y Monteagudo también comprobaron la persistencia de inequidades y las limitaciones que provoca la sobrecarga en el ámbito doméstico. 

Entre otras, Hernández apuntó la consideración de que las labores de cuidado de animales son “labores de hombres”, aunque hay mujeres que las hacen para ayudar a sus esposos y además no se les reconoce ese trabajo ni se les remunera. Tampoco se percibe aún en muchos de los espacios donde ellas se han integrado el verdadero significado de sus aportes y l que ello representa como vía de empoderamiento para el cambio en las relaciones entre hombres y mujeres. 

“De otra parte, en algunas mujeres permanece una concepción del hombre como principal proveedor del hogar; otras ni siquiera se han preocupado por esos temas  porque no a.C. sentido sobre sí desventaja alguna y a mayoría de ellas reconocieron, durante los talleres de sistematización, al naturalización sexual del trabajo y del condicionamiento por género en los ámbitos público y privados”, suscribió Hernández en el informe de sistematización de la experiencia, que se dio a conocer a organizaciones afines y de la cooperación internacional el 16 de febrero. 

Si bien los resultados de la implementación de la estrategia de género de la ACPA, con cinco años de existencia, confirman la brevedad del tiempo transcurrido para producir cambios significativos en las mentalidades y las prácticas de equidad entre los géneros, también han valido para empezar a cambiar la mirada sobre el tema con una marcada intención y fuerza institucional, se reconoció durante el intercambio. Ese trabajo de seguimiento se incluyó en el proyecto “Fortalecimiento institucional de la ACPA para la implementación de una estrategia de género en cooperativas agropecuarias”, realizado por esa organización, gestionado por las ONG españolas Mundubat y ACSUR-Las Segovias,  y financiado por Aecid y la Comunidad Autónoma de Murcia.

Ese proyecto, ejecutado en 2011, ha contado además con el coauspicio de la Federación de Mujeres Cubanas, el Ministerio de la Agricultura, la Asociación de Técnicos Agrícolas y Forestales, y la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, entre otras instituciones y organizaciones cubanas. Entre sus acciones principales estuvo la capacitación a quienes trabajan en la creación de proyectos, personal dirigente e integrantes de las cooperativas y la celebración de las Jornadas de la Mujer Rural: saberes y experiencias,  del 11 al 13 de octubre. 

También la elaboración de varios materiales de utilidad, como carteles para una estrategia de sensibilización destinada a un público amplio del campesinado, un manual de estilo para facilitar la introducción del enfoque de género en las publicaciones del sector rural y en busca de mensajes e imágenes no sexistas, así como otros para el fortalecimiento del enfoque de género en la formulación de proyectos y programas. 

Palabras clave: Cuba, sector agropecuario, igualdad
Publicado por: Cubaweb.cu