AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Costa Rica se prepara para el cambio climático
Fecha de publicación:16/04/2012
País: Costa Rica

Cinco tecnologías serán prioritarias para generar conocimiento de cómo enfrentar al Cambio Climático en materia de mitigación y adaptación: la integración de transporte público y descongestionamiento metropolitano, la  producción agropecuaria sostenible, la conservación y eficiencia eléctrica, la cogestión adaptativa de cuencas y la construcción de escenarios meteorológicos detallados. Así lo determinó el estudio interinstitucional “Evaluación de las Necesidades Tecnológicas” (TNA, por sus siglas en inglés), coordinado por el Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones (MINAET), por medio de la Dirección de Cambio Climático.

El estudio estuvo a cargo del Centro Latinoamericano para la Competitividad y el Desarrollo Sostenible (CLACDS) de INCAE Business School, con financiamiento del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), a través del programa coordinado por el Risoe Centre, con sede en Copenhague. El TNA busca desarrollar conocimiento en los países sobre la manera de formular y manejar una estrategia de transferencia y difusión tecnológica para mitigar la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) y reducir la vulnerabilidad ante los impactos adversos del cambio climático.

Los resultados del estudio fueron dados a conocer este 16 de abril por Lawrence Pratt, director del CLACDS, William Alpízar, Director Cambio Climático y María Guzmán, Vice-Ministra de Energía y Calidad Ambiental del MINAET. En la actividad también participaron representantes del Ministerio de Ciencia y Tecnología, y el enviado especial del Risoe Centre, Mauricio Zaballa. Este proyecto se enmarca dentro  de la Estrategia Nacional de Cambio Climático (ENCC) y es parte integral de la agenda para alcanzar la meta de Carbono Neutralidad en el año 2021, y la estrategia de eco-competitividad del MINAET, que persigue una modernización del sector productivo del país y una racionalización en sus patrones de consumo, en equilibrio con las necesidades ambientales. El estudio TNA duró doce meses e incluyó un proceso de consulta de diversos sectores, talleres, reuniones sectoriales y análisis de la investigación de los organismos públicos y privados clave en la mitigación y la adaptación.

¿Qué hacer?

Como parte del estudio, se identificaron inicialmente 56 posibles tecnologías – o paquetes tecnológicos – y se llevó a cabo un análisis detallado que culminó con la selección de 26 opciones. Posteriormente cada una de estas 26 fue calificada y priorizada en términos de la importancia de su aplicación, con base en los resultados de un proceso de consultar multisectorial. Debido a que el TNA busca que el país se concentre en unas pocas tecnologías para generar conocimiento de cómo manejar una estrategia de difusión, la DCC seleccionó cinco:

1. la integración de transporte público y descongestionamiento metropolitano,
2. la  producción agropecuaria sostenible, 
3. la conservación y eficiencia eléctrica, 
4. la cogestión adaptativa de cuencas,
5. la construcción de escenarios meteorológicos detallados.

Las opciones de transporte y conservación eléctrica están orientadas a la mitigación del cambio climático, la cogestión de cuencas y escenarios meteorológicos se enfocan en  adaptación, mientras que la producción agropecuaria sostenible es una tecnología tanto de impacto en mitigación como en adaptación. Si bien las ideas proyecto en transporte han venido siendo planteadas por el MOPT a lo largo de los años, con el TNA esta institución encuentra que se deben integrar los planes de transporte público, descongestionamiento o obras metropolitanas en orden para implementar el paquete tecnológico considerado.

Sin embargo, destaca en este sector la necesidad de fortalecimiento organizacional-institucional, creación de capacidades en materia modelación de transporte, cambio legal en materia de expropiación y contratación administrativa y promoción de figuras como concesión de obra pública, titulación de obra pública y esquemas de alianzas público-privados que financiamiento privado, que resten presión al financiamiento público y al endeudamiento externo. De vital importancia es establecer acciones paralelas que desestimulen el uso de auto particular –principal generados de emisiones en transporte- en favor de mayor uso de transporte público, el cual sería más eficiente con la sectorización.

En el sector agropecuario las acciones se dirigen a reformular el Programa de Fomento de la Producción Agropecuaria Sostenible (PFAS) para su lanzamiento a escala nacional, apoyar el lanzamiento de una política de producción sostenible de largo plazo y generar un cambio cultural con una estrategia de sensibilización hacia  el consumo de productos de origen nacional sostenible, entre otras. En materia de conservación eléctrica las acciones propuestas incluyen la formulación de una política de conservación y eficiencia energética, el fortalecimiento institucional mediante la puesta  operación de la Dirección de Energía que administre un programa en esta materia y el impulso de un programa de educación y promoción de la conservación y eficiencia energética, entre otros.

En Cogestión Adaptativa de Cuencas se identificó la necesidad de reformular esta tecnología de manera que puede constituirse en un programa nacional, acompañado del desarrollo de una arquitectura financiera, y un programa para fortalecimiento de gobiernos locales en la material y la Dirección de Aguas del MINAET como órgano de coordinación superior.

Como ideas de proyecto para el mejoramiento de los  escenarios meteorológicos más detallados, se tiene la actualización del Inventario de Estaciones Meteorológicas del IMN y consecución de recursos de cooperación para la mejora de tecnología del IMN. Para William Alpizar, Director de Cambio Climático, la oportunidad del país  para desarrollar el TNA fortaleció la Estrategia Nacional de Cambio Climático, pues generó información valiosa y un mejor conocimiento del papel de la transferencia tecnológica para enfrentar el cambio climático, pero sobre todo sobre “cómo formular una estrategia para que esas tecnologías lleguen a los hogares y empresas, que son los que finalmente realizan los cambios fundamentales en los patrones de consumo y producción”.

Palabras clave: Costa Rica, cambio climático, estrategia
Publicado por: Estrategia y Negocios