AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Cambios en la agricultura cubana
Fecha de publicación:20/05/2012
País: Cuba
Fuente: Agencia ANSA

Ser “guajiro”, o campesino, gana prestigio en Cuba, donde el estado necesita con urgencia más alimentos nacionales para abastecer a una población de más de 11 millones y disminuir severas facturas anuales por importaciones. “Estoy planeando regresar al campo“, dijo a ANSA Secundino López, “criado y crecido” en una finca en el centro de Cuba y que vino a estudiar a La Habana hace más de 30 años, aquí se quedó y trabaja aún en una oficina. “Cuando voy a mi provincia me doy cuenta que corre el dinero. Algunas familias han comprado automóviles y pasan sus vacaciones en hoteles”, aseguró.

Un proceso de cambios en la agricultura decretado por el gobierno en 2008, junto a reportajes en los medios de información cubanos que muestran nuevas y productivas fincas, están cambiando una tradicional “desvalorización” de la imagen del guajiro. El gobierno lanzó ese programa para atenuar una grave ineficiencia productiva en la agricultura con millones de hectáreas de tierras estatales ociosas o mal explotadas, una  población campesina que emigraba a las ciudades y facturas por compras de alimentos en el mercado mundial que se acercaban a los dos mil millones de dólares.

El presidente cubano, Raúl Castro, anunció entonces que deberían convivir en el área rural junto a las empresas y propiedades estatales agrícolas un sector “no estatal” más dinámico estimulado por tarifas más flexibles para sus mercancías y por mercados de libre oferta y demanda junto a otros regidos por precios fijados por el Estado. En el contexto del programa clave de ese proceso, en los últimos tres años 163.000 granjeros recibieron 1.495.000 hectáreas de tierra estatales ociosas en usufructo, según anunció ante la televisión nacional Pedro Olivera, director general del Centro Nacional de Control de la Tierra, del Ministerio de la Agricultura.

Olivera afirmó que aún entidades estatales “ocultan” tierras sub-explotadas que están bajo sus administraciones. Sin contar tales terrenos clandestinos, están aún disponibles más de 900.000 hectáreas para su distribución. Pese a un aumento de la producción agrícola nacional en cerca de un 10 % durante los tres primeros meses de 2012, el gobierno lidiará aún, cuando el año esté terminado, con un gasto de 1.700 millones de dólares en importaciones de alimentos.

El funcionario Olivera dijo que el 59,4 % de los granjeros que recibieron tierras se dedican a la ganadería, y el 23 % a cultivos varios. No obstante, representantes del gobierno advierten que aún “hay mucho camino por andar” antes de conseguir las producciones nacionales agropecuarias que se requieren. “No podemos estar tranquilos mientras se destinen alrededor de 1.500 millones de dólares anuales a la importación de alimentos”, comentó públicamente Orlando Lugo Fonte, presidente de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP).

Durante un acto que celebró el “Día del Campesino” esta semana, Lugo Fonte dijo que “hay que lograr una mayor eficiencia, insistir en que las contrataciones plasmen todo el potencial productivo y contribuir a que los precios de los alimentos sean inferiores”.

Palabras clave: Cuba, agricultura, producción, urbana, campo
Publicado por: Cuba Debate