AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

El uso excesivo de plaguicidas, maquinaria y monocultivos destruye los suelos en Bolivia
Fecha de publicación:06/07/2012
País: Bolivia
Fuente: Agencia GAIA

Las exageraciones en el uso de los fertilizantes, plaguicidas, maquinarias y monocultivos van dañando los suelos en Bolivia. Actualmente existen en todo el país un 40% de suelos degradados, frente a este panorama se va impulsando la regionalización según Lucio Tito director ejecutivo del Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal – INIAF.

Estudios señalan que, el suelo es un sistema dinámico y complejo cuya función no es sólo la de servir como soporte mecánico para el crecimiento de las plantas, sino que también es el medio a través del cual éstas toman el agua y los nutrientes que necesitan para su desarrollo.

Por otro lado, el productor se comunica con el cultivo para lograr las respuestas que desea, mediante las prácticas de manejo del suelo que lleva a cabo, es decir el laboreo, riego, fertilización y otros. Cuando un suelo se encuentra en condiciones adecuadas para cumplir con su función para la producción, se dice que es de buena calidad.

El uso irracional del suelo genera una alteración de sus propiedades que puede hacer que pierda parcial o totalmente su capacidad de cumplir con su función. Este fenómeno de disminución o pérdida de calidad del suelo se denomina degradación. Esta degradación es causada por muchos factores uno de ellos son los fertilizantes.

Según Tito, estos fertilizantes son químicos, sales que matan a los microorganismos benéficos, para usar estos fertilizantes  se debe saber cuándo requiere la planta y cuanto tiene el suelo, para no provocar daños irreparables.

Los Fertilizantes son productos químicos naturales o industrializados que se administran a las plantas con la intención de optimizar su crecimiento y desarrollo de su potencial genético.

Según estudios estos fertilizantes aportan tres principales nutrientes necesarios para el desarrollo de las plantas en diversas proporciones (nitrógeno, fósforo y potasio), nutrientes secundarios (calcio, azufre y magnesio) y, a veces micronutrientes, de importancia también para la alimentación de la planta (boro, manganeso, hierro, zinc, cobre y molibdeno).

El excesivo uso de fertilizantes ocasiona serios trastornos ecológicos. Los fertilizantes van matando los suelos.  

Tito también dijo que el excesivo uso de químicos que están contrarrestando aparición de plagas hace también que se afecte al suelo y contaminen los productos dañando la salud de los consumidores. A esto se añade la falta de rotación, por el costo de las mismas solo se hacen 1 año de los 8 a 10 que debería ser.

Cuando el productor no realiza la rotación de su producción va haciendo que ese único producto absorba todo el nutriente hasta secar la tierra. Pero si realizaría la rotación este suelo se iria nutriendo de diferentes sustancias beneficiosas.

Otro problema que identificó INIAF, que van degradando los suelos es el forzado de cultivos, es decir, sembrar productos donde no son cultivables. Para lograr que estos productos den frutos los productores van utilizando todo tipo de químicos de esa forma se van dañando los suelos.

El INIAF con la finalidad de hacer el cuidado de este recurso tan importante, el suelo, está trabajando en la regionalización del país para que se respete la vocación natural que tienen los suelos, señaló Tito.

En ese sentido se ha trabajado en dividir al país en 19 regiones agro productivas rompiendo el esquema de municipios, departamentos y cuencas, desde ahí se está  estableciendo 19 estrategias para ver el tema de los suelos, la productividad y el tema de semilla, finalizó.

Palabras clave: Bolivia, fertilizantes, pesticidas, plaguicidas, monocultivo, destrucción, suelo
Publicado por: Agencia GAIA