AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Comunidad Andina, eslabón importante para la integración
Fecha de publicación:26/02/2013
País: CAN

La Comunidad Andina de Naciones (CAN), con más de cuatro décadas de vigencia, es una pieza fundamental para la construcción de la unidad latinoamericana, afirma el secretario general saliente de la entidad, Adalid Contreras. El experimentado comunicador y experto en integración hace la afirmación en una entrevista con Prensa Latina, en la que realizó un balance de la situación y los avances del proyecto iniciado en 1969 y las tareas próximas y las perspectivas de la comunidad integrada por Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.

La agenda inmediata, por cierto, plantea obligaciones institucionales como el nombramiento del nuevo secretario general. La CAN se ha convertido en eslabón importante de la integración latinoamericana, dice el experto, convencido de que el bloque andino es parte de un proyecto mayor, para el que hoy es el momento preciso, tras avances como la creación de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Tras destacar que el viejo Pacto Andino, antecesor de la CAN, nació bajo el influjo del sueño de la Patria Grande del Libertador Simón Bolívar, el entrevistado se pronunció por avanzar en el proceso de convergencia con el Mercado Común del Sur (Mercosur), que conforman Argentina, Brasil, Paraguay (suspendido por el golpe de Estado parlamentario), Uruguay y Venezuela, en el marco de Unasur.

También resalta la búsqueda, iniciada bajo su gestión, de un entendimiento para que los países de la CAN puedan pertenecer al mismo tiempo -algo que no está estatutariamente permitido ahora- al Mercosur, habida cuenta que Bolivia y Ecuador han dado pasos para integrarse al segundo grupo. El tema será tratado en una próxima reunión del Consejo de cancilleres y autoridades comerciales de los cuatro estados andinos, en fecha por definir.

Preguntado sobre la posibilidad que la institucionalidad de la CAN, expresamente los convenios sectoriales, pueden proyectarse y convertirse en instituciones de Unasur, dice que el Convenio Hipólito Unanue, que ya integran varios países suramericanos no andinos, podría hacerlo. Sin embargo, señala que la convergencia CAN-Mercosur debe darse con avances en temas y emprendimientos factibles.

Para Contreras, la CAN debe preservar y profundizar su mercado ampliado, no solo para el crecimiento económico, sino apuntando al desarrollo; aprovechando el crecimiento en función de una integración para la prosperidad, con una redistribución con criterios de mayor justicia. Asimismo plantea la necesidad de que la integración andina sea más democrática, consolidando la participación ciudadana, incorporando en mayor medida a la sociedad civil, dándole más fuerza a los consejos ciudadanos consultivos existentes.

La idea, explica, es avanzar, con calma, a la democracia participativa, luego de haberse logrado el reconocimiento de la ciudadanía andina, con iguales derechos laborales y migratorios para todos los nacionales andinos en los cuatro países. Señala la importancia de plasmar una identidad andina, cimentada en logros que den vida a la integración, en campos como el vial, el aprovechamiento del satélite andino y el trabajo de integración entre pueblos fronterizos.

Sobre el aporte de gobiernos de nuevo cuño, concretamente los de Bolivia y Ecuador, a la integración andina, dice que ha sido muchísimo, en un marco pluralista y tras una primera etapa conflictiva que fue superada con el reconocimiento de sus políticas nacionales renovadoras. Hemos aprendido a respetarnos, agrega, y en esa nueva etapa la CAN ha pasado a tener una mayor participación ciudadana y una convicción democrática participativa, por ejemplo en la incorporación de los pequeños productores en el mercado ampliado, que antes solo era para los grandes empresarios.

Igualmente se ha puesto en la agenda conceptos como el de la estrategia económica solidaria y el comercio justo, así como la necesidad de una mayor inversión en la industria nacional, señala. Contreras apunta que hay evidentes avances en la agenda social andina, hacia la inclusión y la superación de la desigualdad, asumiendo la filosofía del Vivir Bien, con respeto a la naturaleza.

Si pudiéramos comparar una fotografía de la CAN de 2006, cuando se mostraba exitosa en el comercio, con una de hoy, veríamos que al lado de ese logro tiene políticas sociales asentadas y políticas de construcción de la ciudadanía andina, junto a visiones conjuntas como una nueva estrategia contra las drogas, asevera.

Palabras clave: Comunidad Andina, integración, naciones, comercio, Mercosur
Publicado por: Prensa Latina