AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Las cerezas de Chile, afectadas por las lluvias
Fecha de publicación:20/12/2012
País: Chile

El año pasado Chile exportó 14.5 millones de cajas con cerezas. Estimaciones iniciales para la actual temporada se ubicaban en 16 millones de cajas cifra que, debido a factores climáticos – falta de frío invernal, granizos y lluvias en floración y pinta – se ha reajustado a 10 millones. Y es que el clima ha mantenido en alerta a los productores de la fruta, los cuales han debido hacer frente a diversas precipitaciones en las zonas productivas.

“Hemos tenido 7 lluvias de flor a cosecha, entonces todo ha ido mermando”, comentó awww.portalfruticola.com Antonio Walker, productor de la fruta. “Hemos tenido una primavera complicada para lacereza”, agregó.

Walker catalogó como “gravísima” la situación que se registra en la VI y VII regiones del país, las cuales se vieron afectadas por un nuevo sistema frontal durante la jornada de ayer y que se presentan en plena época de cosecha de la fruta.

“Estamos viendo los primeros efectos de las lluvias y son muy malos”, dijo. “A la VI región el día de ayer (martes) le quedaba un 10% de fruta y este frente afectó muy fuerte a la VII región y al sur”.

“Nosotros llevábamos un 50% de nuestra cosecha y el efecto que estamos viendo ahora, lo que nosotros tenemos medido en los huertos es que hay un partidura muy importante, realmente grave”, dice, detallando que ya se ve un 25% de partidura en lo que hay en los árboles.

A pesar de los efectos de las precipitaciones el productor señaló que hay ciertas variedades menos afectadas, como es el caso de la Regina, la cual es más resistente a las partiduras. Por otro lado indicó que este sistema frontal va a tener un impacto en la Sweet Heart.

Exportadoras como Exportadora La Purísima Ltda – que concentra su producción en la VI y VII regiones, desde Rancagua hasta Río Claro – nos comentó que están tomando las medidas necesarias para llevar la producción controlada, disminuyendo casi a cero las nuevas pérdidas al minuto de la cosecha luego de las lluvias.

Por factores climáticos, como la falta de horas de frío entre otros, la empresa experimentó una caída del 50% en los volúmenes totales, reflejado desde la floración y por ende en la cosecha.

Actualmente La Purísma maneja las variedades Bing, Lapin, Sweet Heart, Kordia y Regina. La fruta tiene como destino Lejano Oriente, EE.UU y Europa.

Respecto a que pueden esperar los importadores de la fruta, Walker destacó que Chile es muy profesional en lo que hace, por lo que se les puede asegurar que contarán con fruta de “muy buena calidad”.

Por medio de un comunicado la Federación de Productores de Frutas de Chile (FEDEFRUTA) también manifestó su preocupación ante las intensas lluvias en plena época de cosecha en la zona centro sur de Chile.

La entidad informó que mientras en la VI región el adverso clima podría afectar entre un 10% a  20% de la producción, en la VII y VIII región, las pérdidas oscilarían entre un 25% a 80%, según estiman los productores afectados.

Cristián Allendes, presidente de FEDEFRUTA lamentó esta situación y explicó que “era una temporada en la cual los productores tenían muy buenas expectativas. Se estimaba un crecimiento en torno al 10% respecto de la campaña anterior, equivalente a 16 millones de cajas de exportación, sin embargo, las condiciones climáticas ocasionaron serios daños e hicieron que las estimaciones para este temporada disminuyeran hasta los 10 millones de cajas”.

“De la zona cordillerana de San Fernando, hacia el sur, queda bastante cereza por cosechar y ésta ha debido enfrentar, al menos, 50 milímetros de lluvia. Estimamos que en estas zonas, quedan por cosechar unas dos millones de cajas, de las cuales entre un 50% a 60%, podrían verse afectadas”, comentó Hernán Garcés, presidente de Agrícola Garcés.

FEDEFRUTA hizo un llamado a los productores a adoptar todas las medidas necesarias a fin de minimizar en lo posible las pérdidas ocasiones por las inclemencias del clima, especialmente, en los huertos frutales por la amenaza de ataques de hongos ocasionados por la alta temperatura y humedad que se espera se registren en los próximos días en las zonas de producción, al tiempo que el presidente de la entidad expresó su solidaridad con todos aquellos productores que están enfrentando este duro momento y ratificó su apoyo en todas las acciones que se pueden emprender en conjunto las autoridades, la industria frutícola y auxiliar para enfrentar de mejor manera este adverso momento.

“Las cerezas son el principal factor de preocupación. Han sido golpeadas por el clima repetidamente y son naturalmente susceptibles a la intemperie. Las lluvias han hecho que muchos productores hayan perdido 30-40% de su producción y creo que con las lluvias de esta semana podría acabar siendo el 50% de la producción total proyectada a comienzo de la temporada”, comentó Bill Lewis, representante en Chile de Crown Jewels.

En el caso de otras frutas, como los arándanos, Lewis indicó que no se espera un impacto mayor. “En el Valle Central no veo más que un retraso en la cosecha de la fruta por un par de días y la lluvia no tendrá un impacto significativo sobre la fruta”, dijo.

En un plano general Lewis indicó que están muy confiados con la temporada frutícola de Chile, debido a la gran demanda que hay por la fruta chilena. “El consumo de uva en EE.UU es increíble y hay mucho interés.

“Las uvas fluirán por los canales de marketing sin ningún problema, siempre y cuando no presenten problemas de condición”.

Precipitaciones ¿anormales?

Rodrigo Cazanga, encargado del área de producción agrícola y clima del CIREN, explicó awww.portalfruticola.com que el fenómeno climatológico que ha afectado las últimas semanas a la zona centro-sur de Chile se debe principalmente a la retirada del Fenómeno de La Niña, el cual estuvo presente por casi cuatro años y  mantuvo los niveles de precipitaciones por debajo del promedio en un año normal.

“La llegada del Fenómeno de El Niño, que comenzó durante el invierno ha hecho que esta temporada hayan mayores precipitaciones que en los años anteriores, sin embargo, este aumento en las precipitaciones, que muchos lo ven como algo inusual, no lo es tanto, ya que aún con estas lluvias “inusuales”, seguimos estando bajo el promedio de un año normal”.

Cazanga nos  explica que el equivalente al promedio de un año normal es la media de las precipitaciones de los últimos 30 años.

“Si uno entonces ve esas cifras por ejemplo en Curicó es normal que caigan lluvias del orden de 20 mm sólo en diciembre y en Temuco que las lluvias sean mayores en diciembre, con un promedio de 50 mm”.

“Esto que está ocurriendo es sólo un acercamiento a las condiciones normales que deberían darse en el país. Aún no alcanzamos el promedio de precipitaciones del año normal, por lo que no es algo inusual”, detalla.

Respecto a la agricultura, el experto comenta que esta situación no es la ideal para la época de cosecha de frutos como el arándano y las cerezas.

“Lo que está pasando en cuanto a clima, es que este va a ser un año que se aproxima a las condiciones normales, lo cual no es lo más óptimo del punto de vista de producción agrícola de frutales que se cosechan en esta época”.

“Para los agricultores las condiciones de clima seco en primavera seca eran muy convenientes para la cosecha y la calidad de la fruta, ya que al no haber humedad ni agua líquida sobre la superficie de los frutos, no había partidura ni desarrollo acelerado de hongos, pero esta era una condición climática anormal”. “Lo que van a tener que hacer ahora es aumentar el número de aplicaciones de fungicidas y tratar de manejar de mejor forma los momentos propicios de cosecha”, dice, por ejemplo a través de una coordinación con los trabajadores. De mantenerse estas condiciones climáticas, Cazanga dice que lo más probable es que la calidad de los frutales se vea afectada, por enfermedades o partiduras, especialmente en las cerezas.

Palabras clave: Chile, cerezas, cosecha, lluvias, producción, mercado
Publicado por: PortalFrutícola