AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

La falta de fondos frena el lanzamiento de una variedad de café resistente a la roya
Fecha de publicación:07/02/2013
País: El Salvador

La Fundación Salvadoreña para la Investigación del Café (PROCAFE) ya lleva avanzada la investigación de la variedad Procafé 1, una planta de café que es resistente a la roya y que ha demostrado tener buen rendimiento. Los escasos recursos económicos con los que cuenta la fundación le han limitado de seguir adelante con las pruebas de campo que se requieren antes de liberar la nueva variedad, como la validación y su desempeño en el campo. “Todo se atrasó por la falta de recursos y la disponibilidad de fondos para asistir a simposios”, afirmó Mario Acosta Oertel, expresidente de PROCAFE.

Acosta Oertel indicó que la investigación de esta nueva variedad, que entre sus características está ser resistente a la roya, tiene no menos de 10 años de haberse gestado. Esta proviene de la hibridación con un etiope.

El tiempo que toma la investigación y la validación de una nueva variedad de café está arriba de los 10 años. En este proceso se miden cuatro aspectos: la adaptabilidad, la calidad de la taza, la productividad y la resistencia a las enfermedades. “Se requieren alrededor de 25 años para estabilizar las características de estos materiales”, explicó Juan Quijano, técnico investigador de PROCAFE con 32 años de experiencia.

En el caso del cuscatleco (una cafeto también resistente a la roya), que fue liberado en 2007, tomó alrededor de 12 años antes de llevarla a campo.

Esta variedad a su vez fue madre para la creación del centroamericano (resistente a plagas y enfermedades), que actualmente no se puede reproducir por medio de semilla, sino que solo por técnicas in vitro, para garantizar su pureza.

Marta Lidia de Amaya, jefe de laboratorio de cultivo de tejidos vegetales de PROCAFE, explica que el proceso de nacimiento de una planta –con la reproducción a través de una hoja puesta en un medio de cultivo– hasta llevarla a vivero puede demorar dos años.

Bajo este método, el laboratorio de PROCAFE reproduce alrededor de 5,000 plantas de café en un año de todas las variedades que tiene. Sin embargo, la falta de personal (De Amaya es la única en el laboratorio luego que cuatro personas más fueron cesadas por falta de fondos en la fundación) a veces limita el trabajo. “Cuando no se logra trabajar el material se va perdiendo”, lamenta De Amaya.

Sin contratación

Las labores de investigación y de transferencia tecnológica de PROCAFE se limitaron desde enero de 2012 luego que el Gobierno declinara renovarles el contrato para seguir dando sus servicios al sector cafetalero.

Los fondos para esos servicios provienen de una contribución de $0.50 por quintal de café oro exportado por parte de los cafetaleros. Desde 2012 esta contribución ya acumula más de $800,000 que no resultaría suficiente para costear transferencia e investigación. “Lo que necesitamos para crear más híbridos son inversiones altas”, dice Quijano.

Una fuente cercana al rubro de caficultura afirmó que con el plan del Gobierno de combate a la roya únicamente se habla de transferencia de tecnología. “Me preocupa qué va a pasar con la investigación que está en curso”.

Acosta Oertel, por su parte, señala que se deben de hacer las valoraciones para lo que el país le quiere apostar. “Tenemos que ver si es conveniente seguir investigando o trayendo (variedades) desde fuera”, indica.

El sector cafetalero recientemente anunció que aportará fondos propios (adicionales a la contribución especial de $0.50) para reactivar las labores de PROCAFE, una institución que ha pasado de tener 45 técnicos en julio de 2012 a 10 en la actualidad.

Palabras clave: El Salvador, café, PROCAFÉ, roya, lanzamiento, variedad, investigación
Publicado por: La Prensa Gráfica (El Salvador)