AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

El año Internacional de la Dieta Mediterránea
Fecha de publicación:28/02/2014
País: Mundial

Declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en 2010, 2014 ha sido el año elegido para celebrar, no sólo un forma de alimentación, sino la auténtica manera de disfrutar de la vida en los países mediterráneos. Aunque 2014 ha sido declarado año internacional de la dieta mediterránea, lo cierto es que, en países como España, sur de Francia, Italia, Grecia y Malta, no se trata sólo de una pauta nutricional equilibrada y beneficiosa para la salud, sino que constituye una muy valiosa herencia cultural.

Con el aceite de oliva, la pasta, los cereales y el pescado entre algunos de los alimentos clave, sin duda las verduras y las legumbres sirven de base imprescindible para todos ellos. El doctor Pablo Pérez-Martínez, especialista en medicina interna, desvela cuáles son esos efectos tan beneficiosos para el organismo de frutas y verduras frescas que los convierten en alimentos absolutamente esenciales en nuestra rutina diaria.

Las organizaciones médicas y sanitarias recomiendan cinco piezas de fruta y verdura al día. ¿Por qué son esenciales?

Su riqueza en vitaminas, minerales y fibra, con bajo nivel calórico, hacen que su consumo sea imprescindible en una alimentación equilibrada. Además, su efecto antioxidante ayuda a darle más años a nuestra vida y más vida a nuestros años, reduciendo el riesgo de demencia, enfermedades cardiovasculares y cáncer, entre otros.

¿Existen variedades más recomendables que otras?

El consumo de frutas y verduras siempre es saludable, aunque dada su diversidad, la composición en nutrientes es variable. Tenemos que seleccionarlas en función del efecto buscado y de las condiciones personales. Por ejemplo, si existe sobrepeso o diabetes debemos evitar el abuso de las más dulces, siempre con la idea de que son más saludables que otro tipo de alimentos.

¿Qué mecanismos se pueden activar para incrementar su consumo?

Educando a la población infantil. Es primordial que nuestros niños conozcan la importancia que juega la alimentación en la salud. Por otro lado, aunque es difícil modificar el estilo de vida en los adultos, una política sanitaria adecuada debería impulsar el consumo de frutas y verduras para favorecer un envejecimiento sano.

¿Existe una manera de consumir estos productos más aconsejable que otras?

Cuanto menos se manipulen las frutas y las verduras, mejor conservarán su propiedades: las frutas, mejor consumirlas frescas y crudas. Las hortalizas se pueden cocer, hervir, asar o freír, pero siempre utilizando un buen aceite de oliva. Y un principio importante es no confundir los zumos industriales con la fruta.

¿Es mejor tomarlas en determinados momentos del día?

La clave es que su consumo se haga dentro de una dieta equilibrada, por lo que cualquier hora es buena para tomar una pieza de fruta o verdura y las comidas diarias deben incluirlas. De otra forma será difícil alcanzar las cantidades recomendadas que han demostrado sus efectos cardiovasculares. Como dice el refrán: "si tomaras fruta todos los días, del médico te librarías".

Palabras clave: Dieta Mediterránea, seguridad alimentaria, nutrición
Publicado por: Expansión.com (España)