AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Cultivos de soja y maíz afectados por la sequía en Uruguay
Fecha de publicación:16/02/2013
País: Uruguay

En algunas zonas del país, por ejemplo al norte del departamento de Paysandú donde hace ya un mes que no llueve, el déficit hídrico acumulado determina que el cultivo de soja tendrá una merma en su rendimiento, que en parte se puede corregir si este fin de semana se cumplen los pronósticos de precipitaciones disponibles.

Carlos Dalmás, agrónomo y gerente de producción de la empresa Agronegocios del Plata (ADP), comentó ayer a El Observador Agropecuario que la situación “es muy variable según la zona del país”, considerando que las últimas precipitaciones se produjeron en los volúmenes adecuados en algunos lugares, pero en otros no, tanto que sobre muchas chacras no llovió.

En ese marco, la región que está en mejores condiciones este verano es la del noreste y este del país.

“Todo lo que es Rivera, parte de Tacuarembó, Cerro Largo y Treinta y Tres está muy bien, los cultivos prácticamente no han sufrido déficit hídrico”, explicó el profesional.

Por el contrario, “Paysandú, sobre todo el norte, está bastante complicado, ahí hace un mes que no llueve y si bien los cultivos están con un muy buen desarrollo ya están comenzando a sufrir por el déficit hídrico”.
En Dolores, “algunos lugares bien particulares han tenido buenas lluvias, pero hay zonas con falta de agua”.

Esta situación impacta por igual en todos los cultivos, no obstante Dalmás señaló que “en la soja, que por lo que se vio el año pasado es un poco la más plástica, si los pronósticos de lluvias para este fin de semana se confirman, porque están dando que lloverá, no habría mucha pérdida de rendimiento, habrá un poco porque los cultivos ya perdieron algo donde no llovió, pero no será muy grande la pérdida”.

En el caso de los maíces, que en este momento están en plena floración, la situación es algo más complicada que en la soja, porque “se trata del cultivo más sensible y que va a ser el que más problemas va a tener”.

Dalmás señaló que está previsto que tanto para la soja como para el maíz las primeras cosechas se desarrollen al inicio de abril.

Esperan rindes superiores en el arroz
Si bien hubo algún suceso adverso que generó dificultades e inquietud, el cultivo de arroz evoluciona en buena forma en la zona Este, región clave para el rubro, tanto que se presume que este año se puede lograr –si todo sigue bien– unas 20 bolsas (de 50 kilos de arroz con cáscara) más de rendimiento promedio por hectárea en relación a las 152 bolsas logradas en la campaña anterior.

Con eso, dado que para cubrir el costo productivo se necesitan unos 8.000 kilos por hectárea, habría un margen de ganancia para el productor.

El ingeniero agrónomo Alvaro Platero, gerente de producción de Arrozal 33, explicó a El Observador Agropecuario que “ayer (el miércoles) tuvimos un fenómeno de lluvias que fue contraproducente porque vino con granizo, hubo algún daño mediano o leve, pero a algún productor lo perjudicó más”.

Eso ocurrió en la zona de Rincón de Ramírez, en Treinta y Tres.

“No hay desastres, pero sí hay algunas chacras con daños grandes”, precisó.

Salvo esa situación, “el año es bueno, con buenas temperaturas y mejor radiación solar” en relación a lo que ocurrió en 2011/2012 y en relación a la serie histórica de los últimos 30 años o más.

“El año pasado en enero tuvimos 15 días con temperaturas frías, con días en los que hubo mínimas por debajo de los 15 °C, y este año fueron 13 días”, dijo, precisando que “en temperaturas medias también fue muy similar; lo que hubo es bastante más horas de sol, lo cual es bueno para el cultivo”.

Tampoco hubo problemas de agua, para el riego, y los sucesos de viento que hubo ocurrieron cuando el cultivo no estaba en una etapa sensible a ese factor, indicó.

Todo esto hace que “la expectativa sea de obtener rendimientos superiores a los del año pasado; las chacras pintan que pueden estar en 170 bolsas por hectárea, y así puede ser un año bueno”.

Balance bueno, pero con daños
Alberto Capurro, agrónomo y gerente de producción de Kilafen, dijo a El Observador Agropecuario sobre el estado de los cultivos que “el balance general es bueno, sobre todo para lo que estamos acostumbrados a ver en los veranos”.

Kilafen maneja chacras en diferentes departamentos del litoral y del centro del país.

“Los maíces tempranos tuvieron una buena primavera, terminaron bien el llenado y llovió en diciembre, están buenos y es un maíz que esperamos que salga bien”, dijo Capurro.

Otra realidad es la del maíz tardío, “el de las siembras de diciembre o incluso los maíces de segunda; la tuvieron un poco más complicada porque en enero al final en muchas zonas terminó lloviendo poco, incluso ahora en Young las lluvias están atrasadas y esos maíces en plena floración vienen sufriendo, vamos a ver cómo terminan pero les costó un poco el desarrollo y están en etapas críticas, ese partido se está jugando, se ven sufridos donde faltó agua, que es algo dispar, la semana pasada en Soriano en un campo cayeron 50 mm y en otro a 10 kms solo cinco milímetros”.

Respecto a la soja, “en general están bien, tuvieron un buen desarrollo en primavera, pero empezaron a sufrir a fin de enero, cuando hizo mucho calor y faltó el agua, en Río Negro se veían sufridas desde la carretera y en suelos más superficiales con bastante estrés, incluso con muerte de alguna planta”, dijo. Concluyó que “esperemos que se den las lluvias que están pronosticando y que sean generales para que esos problemas no se profundicen”.

Palabras clave: Ururugya, soja, sequía, maíz, cultivos, lluvias, déficit hídrico
Author: Juan Samuelle
Publicado por: El Observador (Uruguay)