AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Las exportaciones forestales crecen en Chile
Fecha de publicación:04/12/2013
País: Chile

A un total de US$5.700 millones llegarían las exportaciones este 2013, de acuerdo a las proyecciones de la Corporación Chilena de la Madera (Corma), lo que equivale a un aumento de 6% respecto del año pasado. Fernando Raga, presidente de la Institución, realizó un balance del sector forestal, destacando el estado actual de la certificación en el país y lamentó las dificultades que ha enfrentado el proyecto de ley que modifica el DL701 en su tramitación parlamentaria, las que no harán posible terminar el año con la aprobación de la iniciativa.

Respecto de las exportaciones, el ejecutivo declaró que las cifras se deben a un leve aumento de la producción de celulosa y de las exportaciones de madera aserrada y sus derivados, ocurrido principalmente por la recuperación del mercado norteamericano en el área de la construcción.

El ejecutivo indicó que para el año 2014 “se proyecta un incremento de entre 3 y 4% respecto de 2013, por lo que las exportaciones bordearían los US$5.900 millones”. 

Además, explicó que “las mayores capacidades de fibra corta en el mundo por la apertura de las nuevas plantas de Montes del Plata y Suzano en Uruguay y Brasil, respectivamente, podrán generar presiones a la baja de los precios el segundo semestre”. 

En tanto, precisó que la industria tendrá un incremento marginal de los volúmenes exportados como consecuencia de las mejoras tecnológicas que se efectúan en algunas plantas. También se agregará un mayor volumen de exportación de tableros contrachapados y de fibra que asegurará ese incremento en los embarques totales.

Sobre las perspectivas para otros productos como la madera aserrada, elaborada y molduras, manifestó que se observa un positivo escenario, ya que el inicio de construcción de nuevas viviendas, que es el principal indicador de la construcción en Estados Unidos ha mostrado mejorías, llegando a alrededor de 900 mil viviendas este año, comparado con 750 mil el 2012 y 590 mil el 2011. 

“Sin embargo, está lejos de los 1,6 millones de viviendas que reflejaba en los períodos anteriores a la crisis sub-prime”, aclaró.

Basado en estas cifras, el dirigente explicó que los efectos de esta crisis comienzan a quedar lentamente atrás, aunque con algunos vaivenes, lo que es relevante, ya que hasta 2006 éste fue el principal destino de las exportaciones forestales para remanufacturas de Pino radiata.

Proyecto de Ley. En tanto, sobre el proyecto de ley que modifica el DL 701, orientado a pequeños y medianos propietarios y hacia terrenos de aptitud forestal y degradados, Fernando Raga explicó que el proyecto “reconoce el valor de las plantaciones forestales en su dimensión ambiental, social y económica, algo de lo que nosotros estamos convencidos hace ya muchos años”. 

Sin embargo, explicó que a pesar de este positivo enfoque, el proyecto ha tenido considerables dificultades en su tramitación parlamentaria, imponiéndose visiones críticas hacia el sector forestal que involucran un cuestionamiento global del aporte ambiental, económico y social que hacen las plantaciones.

Explicó que este planteamiento es “incomprensible si se considera que en el mundo las plantaciones representan sólo alrededor del 7% del total de los bosques, pero suministran más del 35% de la madera industrial que el mundo demanda, previéndose que aumentarán sobre el 40% hacia el 2020, y son, junto con el manejo sustentable del bosque nativo, las únicas respuestas ambientalmente viables a los aumentos de demanda que se pronostican ”. 

Certificación forestal en Chile. Raga también se refirió al estado de la certificación forestal en Chile, señalando que hoy 1.650.000 hectáreas se encuentran acogidas a estos sellos internacionales –principalmente PEFC y FSC–, lo que constituye el 70% de la superficie de plantaciones, una cifra que calificó a la vanguardia a nivel mundial, ya que el promedio en bosques productivos es de sólo 30%.

La certificación forestal tiene por objetivo garantizar a los consumidores que los productos provienen de bosques con un manejo forestal ambientalmente responsable, socialmente beneficioso y económicamente viable, lo que ha constituido una preocupación permanente y de larga data para el sector, iniciándose gestiones para su implementación en 1999, bajo la norma ISO 14.001, que promovía las mejores prácticas medioambientales y que constituyó una herramienta de gestión del impacto ambiental de las empresas, bajo la cual se certificaron 1,2 millones de hectáreas, detalló.

Palabras clave: Chile, exportaciones, bosques, madera, forestal
Publicado por: América Economía