AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Ecuador aumenta el apoyo a la producción de quinua, amaranto y chocho
Fecha de publicación:14/07/2013
País: Ecuador
Fuente: El Comercio/ agronegocios.com.ec

María Juana y María Cecilia Bonilla parecen caminar sobre una alfombra amarilla en medio de los surcos sembrados con amaranto. Las dos indígenas de la comunidad de Italquí, en el cantón Cotacachi, cuidan la plantación de una hectárea de amaranto blanco, desde hace cinco meses.

María Cecilia comenta que es la primera vez que siembran este grano andino. Lo hicieron por pedido de un cliente de Quito. Para este nuevo ciclo agrícola reemplazaron al tradicional maíz.

El colorido de este terreno resalta del resto de las verdes parcelas vecinas. María Juana toma una panoja y revisa los pequeños granos redondos y de color blanco, parecidos a los mullos. "En dos o tres semanas ya estará listo para la cosecha", comenta.

Este es uno de los cuatro granos andinos que se acordó recuperar en el IV Congreso Mundial de la Quinua y I Simposio Internacional de Granos Andinos, que ayer concluyó en Ibarra. Estos alimentos son el amaranto, la quinua, el chocho y la kawiña. Este último, sin embargo, solo florece en Perú.

Según Eduardo Peralta, técnico del Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (Iniap), el amaranto es uno de los cultivos rezagados en las provincias de la Sierra. Desde hace cinco años, el Iniap retomó la siembra con dos variedades: amaranthus caudatus y quintenses. Este grano es reconocido por su valor nutritivo y su potencial agronómico. Peralta explica, por ejemplo, que hace dos años la FAO donó semilla para sembrar unas 120 hectáreas. Este producto es intercambiado por los campesinos de Imbabura, Pichincha, Cotopaxi, Bolívar, Chimborazo y Tungurahua.

Sin duda la quinua se ha convertido en el cultivo de mayor expansión de estos granos andinos en el país. En la cita internacional se analizaron las investigaciones de 22 países, que destacan las propiedades y las bondades que ofrece el denominado grano de oro.

Según cifras difundidas en el Congreso, el Ecuador es el tercer productor de quinua, detrás de Bolivia y Perú. En el país hay 2 000 hectáreas sembradas. El 80% es de la variedad tunkahuán y el resto de la especie pata de venado.

José López, técnico de la Dirección provincial del Ministerio de Agricultura, asegura que Imbabura, con 252 hectáreas, es una de las mayores productoras de quinua del país. También están Pichincha, Chimborazo y Tungurahua.

En Imbabura, los técnicos dan asistencia a los campesinos en los seis cantones de la provincia. El objetivo es ampliar las áreas de cultivo de este grano andino.

María Laura Pupiales, de la comuna Morales Chupa, en Cotacachi, es una de los agricultores que en este año decidió experimentar con esta planta. En su parcela de una hectárea sembró esta hierba y también uvillas.

El jueves último, la agricultora cosechó cinco bultos de uvilla. Pero también se dio tiempo para revisar las matas de quinua con racimos que son de color crema.

La producción promedio de quinua es de 30 quintales por hectáreas, en Imbabura. "El precio del quintal ha permitido que los agricultores se interesen por su cultivo", explica José López.

En el mercado se comercializa a USD 100 el quintal sin procesar y 160 industrializada. La mayor producción está en predios de 300 m2 a 4 hectáreas.

Mientras tanto, el chocho o lupino es otro de los granos que gana espacio en el país. Según Peralta, hay 10 000 hectáreas de esta leguminosa en el país, destinadas solo para el consumo interno.

El técnico explica que el 80% de ese cultivo es de la variedad INIAP 450. Además, dice, una de las mejores prácticas de este cultivo está en Chimborazo.

La Corporación de Productores de Leguminosas y Granos Andinos del Pueblo Puruwa (Corpopuruwa) obtuvo semillas en el desierto de Palmira, Guamote.

Esta organización está integrada por 62 agricultores y da asesoría a 200 productores del país. En total, ellos tienen 200 hectáreas de chocho y 50 de quinua. Alfonso Guzmán, de Corpopuruwa, dice que la mayoría siembra la variedad Iniap 450, porque su ciclo de cultivo es de seis meses. El rendimiento es de dos toneladas por hectárea y su costo de producción de USD 800 por hectárea. El quintal se chocho vale USD 100.

Pero en el Simposio de Granos Andinos también se recomendó recuperar la kañiwa. Para Ángel Mujica, investigador de la Universidad Nacional del Altiplano de Perú, este grano al que denomina "hermano menor de la quinua" se produce solo en Perú y Bolivia.

La kañiwa tiene un alto contenido de hierro y es usada para contrarrestar la anemia. En Perú hay 480 muestras de esta planta.

Según la Sociedad Científica de Agroecología, la mitad de alimentos que se producen en el mundo proviene de la pequeña agricultura. María Juana y María Cecilia Bonilla esperan al finalizar la trilla y el secado recolectar al menos 40 quintales. Con ellos quieren duplicar los USD 900 que obtuvieron en la siembra del año anterior.

El amaranto en el país

En el Ecuador se han colectado 140 muestras de amaranto. Según Eduardo Peralta, investigador del Iniap, esa institución tiene la primera variedad mejorada por selección llamada Rubí.

En el país se puede producir entre los 2 200 y 3 000 metros de altura. Las pequeñas semillas de amaranto tienen entre 13 y 17% de proteínas.

A la alta concentración de proteínas en los granos de color blanco o negro del amaranto se asocia también una buena concentración de grasas. Las hojas del sangorache, como también se le denomina a este alimento milenario, también son ricas en proteínas. La mayor producción de este cultivo va a Estados Unidos y a Europa.

El chocho es curativo

El chocho se distingue por su contenido de proteína y capacidad de fijar nitrógeno atmosférico al suelo. El alimento posee calcio, con una concentración promedio de 0,48%. Según el Iniap, los dientes y huesos absorben la sustancia blanquecina que asegura su crecimiento y mantiene la solidez.

Pero quizá su mayor fortaleza es el beneficio que ofrece a los pacientes diabéticos. Manuel Baldeón, director del Centro de Investigación de la Universidad de las Américas, asegura que se ha demostrado que cuando una persona afectada por esta enfermedad consume chocho los niveles de glucosa y de insulina bajan, gracias a la acción de un gen llamado gamaconglutina.

La quinua, en aumento

Entre los elementos que posee la quinua están proteínas, zinc, hierro y otros que aportan a una nutrición balanceada. Para Carlos Nieto, profesor investigador de la Universidad Católica de Quito, el cultivo de la quinua ha despegado en el Ecuador y países vecinos. Pero asegura que es necesario que esa demanda internacional no cambie los sistemas tradicionales de cultivo y conservación. El riesgo es que crezca más de lo esperado con el uso de maquinaria y de agroquímicos.

Para Elena Villacrés, investigadora del Iniap y autora del libro 'Potencial Agroindustrial de la Quinua', es necesario desarrollar nuevos productos de acuerdo con el patrón de consumo de niños y jóvenes.

Palabras clave: Ecuador, apoyo, producción, quinua, amaranto, chocho, agricultura
Author: Agronegocios Ecuador
Publicado por: Agronegocios Ecuador