AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Venta de aguas servidas y tratadas pone en peligro a miles de agricultores
Fecha de publicación:07/01/2011
País: Chile
Fuente: Texto Agencia UPI

El Instituto de Desarrollo Agropecuario encendió las alarmas respecto de la devastadora decisión de las empresas sanitarias de Copiapó que comenzarán a vender las aguas servidas y tratadas. Esta medida perjudicará a cerca de tres mil agricultores que no tendrán acceso a este recurso hídrico justo en medio de una de las mayores sequías de los últimos años.

A partir del 31 de enero los pequeños agricultores de Copiapó ya no contarán con el caudal habitual de  regadío, cuando las empresas sanitarias comiencen a vender  las aguas servidas y  tratadas.

Según el director nacional del Instituto de Desarrollo Agropecuario, Ricardo Ariztía, el daño patrimonial es de insospechadas consecuencias, porque los agricultores del sector regante del canal Toledo serían los primeros afectados de una lista que se  puede extender a todo Chile en el peor momento de sequía.

Los datos son nefastos para los microempresarios, a quienes se les arrebataron 175 litros por segundo,  que tenían como destino el caudal de Toledo y que ahora serán comprados por el sector minero.

Ariztía realizó un llamado al Gobierno y a parlamentarios para que intervengan en esta situación que, según él, se origina en un vacío legal.

“El problema va a la interpretación que se ha hecho a la ley que aprobó el proceso de tratamiento, en especial, en lo que se refiere a las plantas de tratamientos. Esa lectura nos lleva a concluir que la propiedad de las aguas es de ellos, en circunstancias en que es de los regantes. Una interpretación no puede cambiar la ley”, precisó la autoridad.

Esta situación ha derivado en un litigio que hoy se encuentra en la Corte Suprema. El trámite comenzó con la demanda de los regantes de la junta de vigilancia del rio Mapocho en contra de la Superintendencia de Servicios Sanitarios, argumentando que este organismo  carecía de facultades para liberar a las empresas sanitarias en su obligación de descargar las aguas tratadas a los cauces naturales.

En Copiapó, donde se apoya el litigio de agricultores en Santiago, reconocen que ellos son los primeros y que a futuro  afectará a los cerca de 250 mil  pequeños agricultores del país.

Según el representante de los trabajadores de la zona, Reginio Aróstico,  el desabastecimiento de agua en un sector tan seco traerá serios problemas.

“Habría una cerca de tres mil cesantes, que es la cantidad de personas que se mueve con este tipo de agua. Además quedaría una ciudad desierta sin este recurso natural para poder alimentar nuestras parcelas”, advirtió el dirigente.

Esta situación se suma a la pérdida de las vertientes de Petril que también están reciclando las empresas sanitarias, lo que terminó por colapsar la paciencia de los agricultores que, según adelantó Aróstico, los llevará hasta las últimas consecuencias.

Author: Lorena Cruzat
Publicado por: Radio Chile