AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

El Gobierno argentino levanta las trabas a la exportación de trigo
Fecha de publicación:12/01/2011
País: Argentina
Fuente: EFE

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de Argentina anunció hoy el levantamiento de las trabas a la exportación de trigo, que según sus cálculos llegará este año a los 8,2 millones de toneladas.

La medida supone la libre disponibilidad para exportación de 1,2 millones de toneladas de trigo, ya que hasta ahora se habían colocado unos 7 millones producidos en la campaña agrícola 2010-2011.

Dos de las cuatro patronales agropecuarias argentinas reiteraron su rechazo a las regulaciones oficiales al cabo de la reunión que dirigentes del sector mantuvieron hoy con el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, quien les respondió que el Gobierno ha cumplido con las promesas de ayuda al campo.

Durante esta campaña agrícola, Argentina producirá unos 10,5 millones de toneladas de trigo, según un comunicado de la cartera de Agricultura.

El año pasado, Argentina exportó unos 3,19 millones de toneladas de trigo frente a los 8,2 millones calculados para este año.

La cartera de Agricultura ratificó además la oferta de créditos por 210 millones de dólares sin intereses y a seis meses de plazo para que los productores de trigo puedan retener el grano con el fin de lograr mejores precios, como lo había anunciado el martes la presidenta argentina, Cristina Fernández.

Para disgusto de las patronales agropecuarias, las exportaciones de trigo y maíz son reguladas por el Gobierno desde de 2006 con el propósito de impedir que las alzas de los precios internacionales se trasladen al mercado interno.

El levantamiento de las trabas a la exportación de trigo fue anunciado en sintonía con la reunión que Domínguez mantuvo hoy con los líderes de las patronales agropecuarias.

El presidente de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati, dijo que la entrevista con el ministro de Agricultura fue "más de lo mismo", insistió en que deben cesar las regulaciones y dio a entender el descontento del campo podría desembocar en huelgas patronales como las de 2008.

"Esto lleva cinco años de política agropecuaria que no permite la competencia. Seguimos en lo mismo, no se ha escuchado en absoluto lo que nosotros pedimos", declaró a periodistas.

El ministro de Agricultura le respondió que las autoridades han cumplido con las promesas de ayudar a solucionar los problemas del campo y advirtió a sus dirigentes que "tendrán que explicarle a la gente" si es que resuelven reanudar las huelgas patronales.

"Qué bueno que hoy estemos hablando de una cosecha de trigo del orden de los 14 millones de toneladas (para la campaña 2011-2012), lo que equivale a decir que se duplicó el rendimiento (de los cultivos) en base a los incentivos dispuestos", remarcó Domínguez.

Las asociaciones agropecuarias argentinas, que reúnen a unos 290.000 agricultores y ganaderos, culpan a las multinacionales de exportación de granos de quedarse con la renta de los productores al calor de la política gubernamental.

"Sembramos para vender trigo, no para cosechar créditos", dijo Mario LLambías, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas, otra las grandes patronales.

"Que haya soluciones concretas, que se pueda exportar lo que no se puede consumir", afirmó a su vez el líder de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, al insistir en que actualmente "ganan las multinacionales y pierden los productores y los consumidores".

El campo mantiene un pulso con el Gobierno desde mediados de 2008, cuando el Parlamento impidió la entrada en vigor de un sistema de impuestos móviles a las exportaciones de granos, que son muy altos, según los agricultores.

Entre mediados de 2008 y comienzos de 2009, las patronales agropecuarias llevaron a cabo seis huelgas en la comercialización de sus productos