AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Vienen dos meses de alzas en alimentos
Fecha de publicación:17/01/2011
País: Colombia
Fuente: El Colombiano

LA FALTA DE vías para que los cultivadores puedan llevar sus productos a las grandes plazas de mercado es uno de los principales inconvenientes. El Gobierno y el gremio de los agricultores también denuncian que hay especulación en algunas zonas del país.

El alza en los precios de los alimentos en Colombia durante los dos próximos meses por causa del invierno será inevitable, reconocen las autoridades agrarias y las centrales de abastos del país.

El ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo confirmó desde la Región Caribe que el incremento se presentará, por cuanto las primeras cosechas del año, especialmente en hortalizas y verduras se vieron afectadas por las inundaciones y aún hay miles de hectáreas que siguen bajo el agua.

"Las alzas se presentarán, no porque falten alimentos, o haya desabastecimiento masivo, que no lo hay, sino por el colapso de la red vial", explicó Restrepo Salazar.

Ratificó que al menor indicio de un desabastecimiento o estrechez en la oferta, los mismos "se importarán".

Para Corabastos, la central de alimentos más grande del país, además del daño en las cosechas, los precios se incrementarán porque los agricultores pararon sus procesos de recolección, como con la caña de azúcar, debido al invierno.

De igual forma, en la Central Mayorista de Medellín los comerciantes también hablan de precios altos como consecuencia del desabastecimiento de algunos de los productos de la canasta familiar.

En los almacenes de cadena, Éxito y Carrefour no hubo una respuesta oficial acerca del porcentaje de aumento estacional que siempre aplica por el cambio de año en el sector de alimentos, y si se ha registrado alza alguna adicional por el tema del invierno.

En estos grandes almacenes de cadena se manejan precios similares a los de las grandes plazas de mercado y están determinados "según el mercado y la libre competencia", como dijeron sus voceros.

Precisamente en estas tiendas se confirma el precio alto de la espinaca por su desabastecimiento (6.200 pesos la libra promedio) y de cebolla junca (6.800 pesos el kilogramo), ésta última afectada por la pérdida de las grandes cosechas en Aquitania y de la Laguna de Tota, en Boyacá.

Pero ambas cadenas tienen buenos precios y jornadas de descuentos en algunos días de la semana, donde productos de sus marcas propias y calidades diferentes, como el arroz, se consigue más barato que en Corabastos.

Crece la especulación:

En cuanto a la especulación, éste parece un tema tabú. El Gobierno dice que no se está presentando y en Corabastos lo niegan, al igual que en la cadenas. No obstante, el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Rafael Mejía López dijo que el rumor existe y es muy alto.

"La especulación sucede cuando se suben los precios al consumidor y se los bajan al productor, y eso es lo que, aparentemente, informan diferentes gremios, está ocurriendo. Ese es el comentario andando", declaró.

El ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo Salazar, reiteró su llamado a la ciudadanía para que denuncie cualquier brote abuso en los precios de los alimentos que se registre en el país.

Así lo había manifestado a Colprensa, en diciembre pasado, cuando alertó sobre la subida de los precios en este trimestre y por los daños en las cosechas que deberían estar siendo recolectadas en estos momentos.

En busca de créditos
Para Mejía López, el año comenzó "mal porque las carreteras primarias están afectadas y la red secundaria y terciaria es un desastre. Nos reunimos con la Comisión de Crédito para trabajar en el tema de las deudas, porque se sigue discriminando a favor del pequeño y en contra del productor mediano y grande. Esa estratificación del campo no conduce a nada".

Justamente, el sábado anterior, esta comisión aprobó la reestructuración de los créditos de los productores agropecuarios afectados por la ola invernal, hasta por cinco años y un año de gracia.

Por otro lado, señaló que ante la aparición de problemas fitosanitarios, como plagas en el café, plátano, cacao, frutales y flores, se han destinado recursos del orden de 80.000 millones de pesos para asistir a los agricultores afectados.

Los estímulos para recuperar los estragos de la ola invernal incluyen subsidios para renovar pastos para el hato ganadero y multiplicar forrajes para evitar el riesgo de una hambruna en la población bovina.

En cuanto a pequeños deudores del Banco Agrario, explicó que en "aquellos casos de extrema gravedad, en donde realmente la capacidad económica del agricultor o del ganadero esté destrozada, y su capacidad de pago como deudor haya desaparecido" se estudiarán alivios que pueden llegar hasta la condonación.


Apoyo a todos los afectados por las lluvias:

El ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo Salazar (en la foto) explicó el sábado pasado en La Virginia, Risaralda, que la Comisión de Crédito Agropecuario autorizó unas medidas que ya comenzó a otorgar el Fondo de Calamidades al sector agropecuario. Y sostuvo que el agricultor y ganadero afectados requieren de capital fresco de trabajo para recomponer su capacidad de producción.

Indicó que por ello "el viernes también se comenzaron a aprobar dos grandes líneas de crédito, con unos grados importantes de subsidio, por ejemplo, si se trata de agricultores y ganaderos pequeños, a una tasa de interés de DTF menos uno".

Así mismo, se adoptó una línea en la que el subsidio no está solo en el crédito, sino en necesidades de equipamiento.

"Estamos hablando de unas líneas que van a tener unos recursos muy importantes a lo largo del año, y que además se van a dotar de una garantía agropecuaria para que sea atractivo para la banca comercial intermediarlos", subrayó.