AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Se mantiene tendencia de encarecimiento de alimentos a nivel mundial
Fecha de publicación:05/01/2011
País: Mundial
Fuente: El Periódico

“Hay una tendencia preocupante al alza. Los precios de los cereales subieron un 39 por ciento el último año”, dijo Ekaterina Krivonos, Oficial de Comercio y Mercados de la Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

La funcionaria, quien matizó que las secuelas sociales variarán según los países, añadió que el actual nivel de precios es similar al techo histórico alcanzado en 2008.

“Sin embargo hay mayores reservas”, matizó Krivonos, precisando que el incremento en curso está inducido por la incertidumbre sobre la producción futura.

Citó como ejemplo el efecto sobre las expectativas que tuvo en el mundo que Rusia restringiera sus exportaciones después de la sequía de 2010, año marcado por eventos climáticos.

Tras precisar que la producción mundial de nutrientes debe crecer un tres por ciento para mantener el actual nivel de reservas, Krivonos valoró las fuertes alzas en las cosechas en Latinoamérica, en especial en Brasil y Argentina.

Además, señaló que el impacto social del alza de los precios alimentos en el subcontinente, donde hay 52 millones de personas en situación de hambre, dependerá de variados factores socioeconómicos.

Los países exportadores de alimentos, como Brasil, Argentina, Chile o Uruguay, debieran poder enfrentar adecuadamente la presión social derivada de nuevas alzas en los precios.

"Por ahora, no hay una trasmisión automática de las alzas de los precios de los alimentos a los mercados locales en todos los países", explicó.

Por lo mismo, instó a los gobiernos a tomar medidas para mejorar la seguridad alimentaria, recordando que actualmente hay unos 925 millones de personas en situación de hambre en el mundo.

Los precios de los alimentos, según las estadísticas de FAO entregadas hoy en Roma, se duplicaron entre los años 2000 y 2010, pero llegando a casi triplicarse en el caso de los cereales, esenciales para la dieta.

La crisis, influida por la especulación financiera en el mercado futuro de los alimentos, presionará en especial la situación social en Centroamérica, sostuvo anteriormente FAO.

La situación, en medio de la incertidumbre por el futuro económico de Europa y Estados Unidos, golpeará más fuerte a países cuyos gobiernos no poseen fondos para impulsar políticas sociales.

Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua, donde entre cinco y dos de cada diez personas están desnutridas, encararán la situación social y financiera más compleja de la región, según la FAO.

Otros países, como el Perú, Ecuador y Bolivia, se enfrentarán en una creciente incertidumbre económica global con el reto de reducir la desnutrición crónica que hoy golpea a un 30 por ciento de su población, unos 15 millones de personas.