AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Agricultura provee ingresos del 80 por ciento en áreas rurales de Honduras
Fecha de publicación:07/01/2011
País: Honduras
Fuente: La Tribuna

Más de la mitad de las zonas originalmente boscosas actualmente son usadas en la agricultura y ganadería, actividades que sostienen el 80 por ciento de la población rural que se encuentra en laderas de vocación forestal.

Los campesinos se dedican al cultivo de granos básicos como maíz y frijoles, cultivos semipermanentes como el café y la caña de azúcar y la ganadería.

Sin embargo, la mayoría continúa desarrollando las mismas técnicas, por lo que las siembras en su son de uso doméstico evitando el desarrollo económico en las familias más pobres.

El biólogo Brasileño, César Paz, presentó un estudio sobre la capacidad de producción agrícola en las zonas rurales y los niveles de desforestación, con el objetivo de gestionar ayuda internacional por medio de Organismos No Gubernamentales.

“Han existido grandes proyectos sobre siembra y agricultura que se han enseñado a varias comunidades, lo que es muy bueno para el desarrollo del país, pero en otros casos es necesario la aplicación de recursos costosos, que al final no benefician en nada”, comentó.

La productividad en los suelos es baja en la mayoría de los cultivos, los cultivos alimenticios en particular alcanzan rendimientos que representan la tercera parte de los que se obtienen en los Estados Unidos.

“Además las actividades ganaderas usan más tierra de la necesaria y son productores altamente deficientes, el uso de la tierra agrícola para pastizales limita la disponibilidad de un recurso escaso, forzando a los pequeños productores a tierras marginales y de ladera, ampliando la frontera agrícola hacia los bosques”.

En el proceso de ocupación y cambio de uso forestal por agrícola y ganadero no se consideran pendientes, productividad del suelo y cercanía a fuentes de agua.

En las prácticas que se utilizan para el cultivo de granos básicos predomina el sistema de limpias, quema, cultivo a favor de la pendiente y pastoreo de rastrojos.

Para Paz, es necesario que los gobiernos mejoren la disponibilidad y eficacia en los trabajos agroindustriales, porque las familias más pobres perciben como único ingreso económico, los trabajos de agricultura y ganadería.

Por otro lado, esto también agrava el problema de degradación ambiental en suelos de ladera, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO por sus siglas en inglés).

Un estudio realizado por el Programa de manejo de cuencas en colaboración con la OEA reporta que la tasa de deforestación del país es de 87,596 al año.

En general la pérdida en bosques latifoliados se calcula en 65 mil hectáreas al año debido principalmente a la agricultura migratoria para luego incorporar estos terrenos a ganadería extensiva.