AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

México no necesita echarse en brazos de Monsanto para ser autosuficiente
Fecha de publicación:01/02/2011
País: México
Fuente: Periódico La Jornada

La producción actual de maíz se podría duplicar si cambiara la política agropecuaria y se impulsara un desarrollo tecnológico en el sur y sureste del país, sin utilizar semillas transgénicas, aseguró Olegario Carrillo, dirigente de la Unión Nacional de Organizaciones Regionales Campesinas Autónomas (Unorca).

El también productor de maíz en Sonora dijo que está plenamente documentado que el grano transgénico no incrementa los rendimientos; con un financiamiento adecuado se lograría reducir las importaciones de la gramínea, que representan hoy poco más de 24 por ciento respecto del consumo aparente.

México no necesita echarse en brazos de Monsanto para recuperar la autosuficiencia en maíz. De hecho, ceder a las presiones de la trasnacional, que sólo busca apoderarse de la riqueza biogenética de los mexicanos, significaría profundizar la fuerte dependencia alimentaria, que ya alcanza 50 por ciento de lo que consumimos.

El problema de fondo es que el gobierno federal carece de una política favorable hacia el campo: no hay planeación a largo plazo ni metas de producción de alimentos; se ha preferido propiciar las importaciones y beneficiar a las trasnacionales que se han venido apoderando del proceso productivo y se han metido hasta las escuelas, donde expenden productos chatarra que vulneran la salud de los niños.

Procedente de una entidad en donde se ha logrado un rendimiento de 10 toneladas de maíz por hectárea, en promedio, Carrillo sostuvo que sin semillas transgénicas es posible levantar ocho y más toneladas por hectárea.

La riqueza genética del país permite elevar la producción sin tener que pagar regalías a Monsanto, porque tenemos más de 60 razas nativas y miles de variedades adaptadas a todo tipo de terrenos y climas.

Olegario Carrillo insistió en que el sector, sobre todo de los pequeños y medianos productores, necesita mayor inversión y una política de largo plazo, ya que la dependencia de las importaciones de trigo, de arroz y de las oleaginosas son de 70, 55 y 90 por ciento, respectivamente, y en alimentos básicos es más de 50 por ciento.

 

Palabras clave: producción maíz, agricultura, maíz transgénico
Author: Matilde Pérez U.
Publicado por: Periódico La Jornada