AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Líderes empresariales destacan nuevas formas de hacer negocios en Haití
Fecha de publicación:26/03/2011
País: Haití
Fuente: Banco Interamericano de Desarrollo

Destacados ejecutivos de las industrias de telecomunicaciones, transporte aéreo, bebidas, confección, agua y finanzas presentaron aquí innovadores proyectos para generar más empleos y mejorar los servicios básicos en Haití.

En una mesa redonda organizada el jueves por la Fundación Canadiense para las Américas (FOCAL) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), los panelistas ofrecieron un panorama optimista de las oportunidades de negocios en Haití y alentaron a potenciales inversionistas extranjeros a considerar proyectos que puedan lograr un mayor impacto económico y social.

Los oradores también aconsejaron a las empresas a aliarse con contrapartes no-tradicionales, como ONG con experiencia y conocimiento del país.

En sus palabras de apertura, el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, señaló que Haití podría alcanzar tasas de crecimiento por encima del 6 por ciento en los próximos años si aplica políticas acertadas para atraer más inversión nacional y extranjera y avanza con sus planes de reconstrucción.

"Pero lo que más necesita Haití es salir de la pobreza, y la forma de hacerlo es mediante la generación de más empleo", dijo Moreno.

Moreno destacó el creciente número de empresas y ONG involucradas en nuevos modelos de negocios en Haití, vinculando los beneficios con objetivos sociales. "Los modelos de negocios innovadores llevados adelante por personas con conciencia social puede producir nada menos que milagros", añadió.

Muchas de las empresas representadas en los paneles hicieron generosas contribuciones de ayuda humanitaria tras el terremoto de 2010, pero ahora están trabajando en proyectos que buscan lograr un impacto más duradero para el pueblo haitiano.

ONEXONE, una fundación canadiense, donó millones de dólares en suministros médicos a Haití. Su fundadora, Joey Adler, es también presidenta de Diesel Canadá, una marca de moda de fama mundial. Su compañía tiene previsto construir este año una planta en Haití, donde producirá prendas de alto valor para mercados de exportación.

Adler dijo que la industria textil era conocida por "perseguir la mano de obra barata por todo el mundo" y no colaborar en proporción con lo que extrae de las comunidades donde opera. Su proyecto en Haití apunta a cambiar ese modelo, compartiendo las ganancias con sus trabajadores y la comunidad local.

Air Canada voló el primer vuelo de socorro no militar a Haití después del terremoto, transportando donaciones de grupos como ONEXONE. El vicepresidente de de operaciones, Duncan Dee, dijo que la aerolínea transportó 500.000 libras de bienes donados a Haití.

En la actualidadAir Canada trabaja en proyectos con impactos a más largo plazo, agregó Dee, pero ansía el día en que pueda llenar sus vuelos a Haití con inversores y turistas en lugar de personal de socorro.

The Coca-Cola Company donó dinero a organizaciones humanitarias en Haití, así como más de 1 millón de litros de agua durante la fase de emergencia tras el terremoto. Pero también sentía que tenía que hacer más por promover el desarrollo económico a largo plazo, dijo Olga Reyes, directora de Asuntos Públicos de su unidad centroamericana y caribeña.

Coca-Cola se alió con el Fondo Multilateral de Inversiones del BID, USAID y la ONG Technoserve para lanzar Haití Hope, un proyecto para mejorar la productividad de pequeños agricultores. El proyecto de cinco años busca ayudar a 25.000 productores a duplicar sus ingresos derivados del mango. Las lecciones aprendidas de esta experiencia podrán aplicarse a otros cultivos, como el café y el cacao.

La empresa de telecomunicaciones Voilà se asoció con Unibank, una importante entidad financiera local, para desarrollar el primer servicio de dinero móvil de Haití, T-CASH. Este "monedero electrónico" permite a los propietarios de teléfonos celulares recibir y enviar pequeñas cantidades de dinero.

Tanya Baskin, directora ejecutiva de la Fundación Voilà, contó cómo se asociaron con una ONG, Mercy Corps, para poner a prueba el servicio. Agregó que ahora están buscando nuevas aplicaciones para usar el servicio, por ejemplo, para hacer pagos de microcréditos.

Aguas de Barcelona (Agbar), una compañía internacional del agua y servicios ambientales, forma parte de un consorcio recientemente contratado por la agencia nacional de agua y saneamiento de Haití, DINEPA, para proporcionar asesoramiento técnico y financiero a la empresa de agua de Puerto Príncipe, con el objetivo de mejorar sus servicios.

El director internacional de Agbar, Juan Antonio Guijarro, describió esta tarea como de "alto riesgo" para su compañía, dada la magnitud de los problemas en ese sector en Haití. Al mismo tiempo, añadió, representa una gran oportunidad para demostrar la experiencia de Agbar y para compartir sus conocimientos.

Charles Clermont, un veterano banquero e inversor privado haitiano, comentó que existe un enorme “mercado sumergido” en su país, un segmento entre las grandes empresas que operan en la economía formal y los negocios de subsistencia en la base de la pirámide económica. Este segmento medio reclama atención, aseguró, no buscando caridad sino más bien inversiones.

En ese sentido gerente general de la Corporación Interamericana de Inversiones, Jacques Rogozinski, dijo que su institución y el BID están trabajando para resolver algunas de las necesidades de financiación de las pequeñas y medianas empresas haitianas.

Con fondos aportados por el gobierno español, la CII llevará adelante un "fondo de inversión social" que se asociará instituciones financieras haitianas para ofrecer préstamos en condiciones más accesibles para las PYME. En paralelo, el BID aportará recursos para financiar servicios de desarrollo empresarial para ayudar a las empresas más pequeñas a mejorar su gestión financiera y administrativa con el fin de aumentar su productividad y su capacidad para ser sujetos de crédito.

La mesa redonda se celebró con anticipación a la reunión anual de las Asambleas de Gobernadores del BID y la CII, que se celebra aquí del 24 al 28 de marzo.

Publicado por: Banco Interamericano de Desarrollo