AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Promesas de inversión para poder importar maquinaria agrícola
Fecha de publicación:01/04/2011
País: Argentina
Fuente: Clarín

Varias marcas internacionales de maquinaria agrícola están planeando invertir en el país con el objetivo de convencer al Gobierno de la necesidad de reabrir las importaciones de algunos equipos que no se producen en la Argentina, básicamente cosechadoras y tractores de alta potencia. El ingreso de esas máquinas claves para el campo está paralizado desde enero, ya que el Ejecutivo reclama al sector fabril que equilibre su elevado déficit comercial.

Tras mantener audiencias con empresarios del sector, la ministra de Industria, Débora Giorgi, ratificó ayer que la intención oficial es “equilibrar este año el déficit comercial de 450 millones de dólares en tractores, sembradoras y pulverizadoras”. En un comunicado, la funcionaria agregó que las firmas del sector “deberán aumentar exportaciones y sustituir importaciones con máquinas de fabricación nacional” .

Quedó claro, tras esa ratificación, que las licencias no automáticas de importación, que administra Industria, seguirán paradas a menos que los fabricantes internacionales hagan gestos fuertes en uno u otro sentido. Las más afectadas son las marcas extranjeras que no tienen fábricas en el país e ingresan sus equipos desde otros países, especialmente Brasil .

El operativo para convencer al Gobierno de comenzar a liberar esas importaciones tuvo como protagonistas ayer a los representantes en el país de la empresa italiana Carraro y de la estadounidense John Deere. En ambos casos, le prometieron a Giorgi incrementar la producción local. Carraro aseguró que abastecerá a los fabricantes argentinos con agropartes desde su planta de Haedo. John Deere, por su lado, prometió invertir en su planta industrial de Granadero Baigorria, cercana a Rosario.

Clarín pudo saber ayer de fuentes del sector que otras importantes firmas extranjeras preparan anuncios semejantes, incluyendo el montaje de nuevas plantas en aquellos casos de empresas netamente importadoras.

“Es una decisión estratégica de este Gobierno impulsar una fuerte industria nacional de maquinaria agrícola, porque hay un mercado potencial enorme si pensamos que en cinco años la cosecha pasará de las 100 millones de toneladas anuales a 150 millones de toneladas anuales”, señaló Giorgi. El comunicado oficial repite literalmente la frase que la ministra había dicho días atrás, cuando recibió a directivos de Agco y Class. Giorgi se reunió también con la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (CAFMA), a la que instó a duplicar la oferta de tractores y cosechadoras, para sustituir importaciones.

En 2010, según datos del INDEC, los productores gastaron 4.153 millones de pesos en maquinaria, un 84% más que el año anterior. Si se toman en cuenta las unidades vendidas, los equipos nacionales acapararon el 61% del mercado. Pero a la hora de medir por facturación, esa participación bajó al 48%. Esto es así porque en dos rubros claves, los tractores y las cosechadoras, las marcas locales no llegan a ser competitivas con las extranjeras , debido sobre todo a la incorporación de tecnología de última generación. Los tractores argentinos representan 29% del total. En cosechadoras, 21%.

A pesar que las exportaciones aumentaron nueve veces desde 2002, alcanzando unos 170 millones de dólares, están muy lejos de equiparar a las importaciones, que sumaron 1.198 millones el año pasado.

 

Palabras clave: importar maquinaria agrícola, cosechadoras y tractores, exportaciones, sustituir importaciones, máquinas de fabricación nacional, competitivas, tecnología
Author: Matías Longoni