AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Cuba y Canadá apuestan por el desarrollo forestal
Fecha de publicación:19/04/2011
País: Cuba
Fuente: Prensa Latina

Cuba iniciará este año un programa de plantaciones de manejo intensivo con el objetivo de cubrir la demanda nacional de maderas a mediano plazo, uno de los logros del Proyecto de Desarrollo Forestal apoyado por Canadá.

  En entrevista exclusiva a Prensa Latina el coordinador cubano del proyecto, Juan Alberto Herrero Echevarria, anunció que con la llegada de la época lluviosa comenzará la siembra de plantas de rápido crecimiento, entre ellas, especies cubanas y exóticas.

Para el 2011, dijo, está planificado el cultivo de 10 mil hectáreas, cifra que llegará a 250 mil hectáreas en el 2020.

De esta manera dentro de unos años la Isla podrá abastecer su mercado de productos derivados de la madera, altamente demandados, y dejará de erogar millones de dólares anuales para la importación de esos surtidos.

Taxónomos y botánicos afirman que en los bosques cubanos existen más de 600 especies, entre ellas cuatro tipos de pinos endémicos del archipiélago y una amplia gama de árboles maderables de reconocida calidad, como la caoba.

En la reforestación de la superficie boscosa se utilizan como promedio anual alrededor de 100 especies, unas de interés económico, otras en peligro de extinción y un grupo de plantas exóticas que normalmente dan buena madera y crecen con rapidez.

El programa de plantaciones de manejo intensivo forma parte del Proyecto de Desarrollo Forestal que puso en marcha el Ministerio de la Agricultura de Cuba en el año 2008 con la colaboración de la Agencia Canadiense de Desarrollo Integral (ACDI).

Las labores que conforman la agenda binacional se extenderán hasta el 2014 y tienen un alcance general, pues llegan a los 169 municipios del país, según las necesidades y peculiaridades de los territorios.

Avanzan los bosques, se capacitan los forestales

A tres años de iniciado, el trabajo muestra ya sus resultados en los ámbitos económico, social y ambiental.

También son palpables en la capacitación de los trabajadores forestales y en la búsqueda de equidad de género en el sector, afirmó el coordinador Herrero Echevarria, quien catalogó de exitosa la primera etapa del proceso.

El apoyo de la ACDI, añadió, permite desarrollar actividades que el país no está en condiciones de realizar por diferentes razones, fundamentalmente económicas.

La colaboración incluye, entre otras temáticas, las relacionadas con la geomática forestal, la lucha contra incendios forestales, el manejo del fuego y la elaboración de un código de aprovechamiento forestal de impacto reducido.

En opinión del especialista el aspecto económico es relevante. Muchas veces, subrayó, hablamos de los bosques desde la óptica ambiental y climática, y obviamos su impacto en la economía, al aportar maderas, postes, carbón, leña y otros productos.

Asimismo resulta de gran interés el componente social, agregó. El proyecto apoya el trabajo de los pequeños propietarios, poseedores de más de mil 300 fincas forestales a lo largo de la Isla.

Herrero destacó, además, la implementación de una estrategia de género orientada a estimular una mayor incorporación de la mujer al sector forestal y a eliminar desigualdades que obstaculicen su participación real en esas labores.

Es política institucional y del gobierno, precisó, que los programas de trabajo en las empresas y entidades forestales prioricen acciones que contribuyan a alcanzar la igualdad de derechos y oportunidades tanto para mujeres como para hombres.

El coordinador mencionó la superación entre los aspectos centrales del programa.

Desde el 2008 hasta la fecha, dijo, se han capacitado más de mil personas, tanto en Cuba como en el extranjero, en temáticas relacionadas con las cuencas hidrográficas, la geomática forestal y la equidad de género, entre otras.

Las labores conjuntas Cuba-Canadá van dirigidas también a apoyar los trabajos de reforestación mediante viveros tecnificados, señaló Herrero.

Datos oficiales muestran que en los últimos tres años la superficie forestal del país se incrementó en uno por ciento y actualmente ocupa el 26,2 por ciento.

La cifra significa 100 mil hectáreas más de bosques, un crecimiento difícil de alcanzar por las naciones en vías de desarrollo.

En América Latina, apuntó el especialista, solo Cuba y Chile han logrado el desarrollo sostenible de sus áreas forestales.

Palabras clave: desarrollo forestal, reforestación, superficie boscosa, plantaciones de gestión intensiva, incendios forestales, geomática foretal, Cuba, Canadá
Author: Lourdes Pérez Navarro
Publicado por: Prensa Latina