AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Bolivia apuesta por seguridad alimentaria con soberanía
Fecha de publicación:27/06/2011
País: Bolivia
Fuente: Prensa Latina

Garantizar la seguridad y soberanía alimentaria centra hoy la política económica del gobierno boliviano, sobre todo en medio de la crisis global que enfrenta el sector.

  Con ese objetivo, el presidente Evo Morales promulgó la Ley de Revolución Productiva Comunitaria, tras varios meses de trabajo y con la participación de los movimientos sociales.

Al respecto, el dignatario señaló recientemente que garantizar la seguridad alimentaria es una prioridad del Ejecutivo y reiteró que si hay agua en el campo, no faltará la comida en la ciudad.

En ese sentido, destacó la necesidad de combatir el problema alimentario, provocado por el cambio climático y por las irracionales políticas de industrialización implementadas por algunas naciones desarrolladas.

Por ello, consideró que la nación andina debe alcanzar la soberanía en ese apartado y exportar productos a fin de captar recursos que puedan invertirse en el bien de la población.

De esa forma, el gobierno ratifica la lucha por disminuir las importaciones, la dependencia externa y lograr abastecer el mercado interno.

En una reflexión sobre esta norma, el ministro de la Presidencia, Carlos Romero indicó que su carácter revolucionario se sustenta en que por primera vez se apoya a los productores con créditos, seguro agrícola, promoción del consumo nacional y conservación de áreas para la producción, entre otros.

La creación del seguro agropecuario subsanará los perjuicios provocados por fenómenos naturales a raíz del cambio climático, ocasionado por la irracionalidad del sistema capitalista, precisó.

El funcionario añadió que crearán, entre otras, empresas estatales, para producir semillas y fertilizantes.

Agregó que priorizará la protección del mercado interno, para lo cual establece que periódicamente deben definirse productos estratégicos, a fin de regular el comportamiento oferta demanda y por consiguiente los precios.

Igualmente pretende potenciar la creación de institutos tecnológicos agropecuarios, con el propósito de formar al personal capacitado necesario.

La norma contempla la autorización para ampliar la producción de alimentos transgénicos, un acápite que ha generado polémica e inquietud entre algunos.

En ese sentido, Romero aclaró que esos procedimientos se realizarán respetando las condiciones de bioseguridad, las cuales serán garantizadas por un comité de expertos, que analizara si determinado productos genéticamente modificados afecta la salud o el medio ambiente.

Explicó que en el caso de productos cuyo centro de obtención sea Bolivia, como la papa y la quinua, no se permitirá la manipulación genética.

De cualquier forma, subrayó, la ley privilegiará los orgánicos aunque reconoce que en determinados momentos son insuficientes para satisfacer la demanda.

La nueva ley define productos estratégicos como el maíz, el arroz y la papa, entre otros, con el objetivo de proteger la producción y a los consumidores nacionales.

Palabras clave: soberanía alimentaria, seguridad alimentaria, Ley de Revolución Productiva Comunitaria