AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Se intensifica el debate por la comercialización de la leche cruda
Fecha de publicación:27/06/2011
País: Colombia
Fuente: El Heraldo

La expedición por parte del Ministerio de Agricultura del Decreto 1880 de 2011 el pasado 27 de mayo, el cual establece determinados estándares de sanidad e higiene en la producción y comercialización de leche cruda a nivel nacional, ha intensificado el debate sobre la conveniencia para los consumidores de la venta libre de leche sin pasteurizar.

Al respecto, la Asociación Colombiana de Procesadores de Leche, Asoleche, manifestó con voz de alarma su desacuerdo con la normativa, considerando que se trata sólo de un decreto más, cuyo impacto en la mejora de la calidad de la leche y en el progreso del sector lácteo colombiano será irrelevante.

Mediante un comunicado de prensa Asoleche dio a conocer que entre los detalles que contempla el mencionado decreto se encuentra el uso obligatorio de indumentaria limpia y en buen estado para el personal manipulador, así como la prohibición del uso de joyas, de comer, fumar o beber en las áreas de expendio del producto.

Asimismo, la norma plantea que la leche cruda para consumo humano directo debe comercializarse en un tiempo no superior a las 24 horas después del ordeño.
“Tales medidas no son fácilmente identificables por su condición de actores informales, nunca sujetos a auditorías ni controles sanitario o tributario”.

Un punto de vista similar lo comparte el presidente de la  Asociación Nacional de Productores de leche, Analac, Jorge Hernán Uribe, quien añadió que pese a que el decreto aterriza un poco más en las condiciones del país, que no alcanza a procesar ni siquiera la mitad de la leche que se produce anualmente, dadas las circunstancias de los organismos de control es muy difícil su aplicabilidad a la hora de evaluar de donde viene la leche que se comercializa y a qué hora fue realizado el ordeño.

Falta capacidad industrial

El presidente ejecutivo de Fedegán, José Félix Lafaurie, declaró que ninguna política orientada a la formalización y crecimiento del sector lácteo puede dar resultado si no va de la mano con la expansión de la capacidad instalada de la industria.

“Mientras la capacidad instalada de la industria no crezca, uno no puede estrangularle al productor la posibilidad de que pueda vender leche. De los más de 3.000 millones de litros al año que se quedan sin procesamiento, si la industria no incrementa su capacidad,  entonces, ¿qué puede hacer el ganadero?, ¿botarla?”, expresó.

Para ello, en opinión de Lafaurie, es necesario que la industria penetre en el segmento de los sectores populares con leches UHT y pasteurizadas, que son las que definitivamente tendrían que competirle a estas leches crudas.

Con relación al bajo procesamiento de la producción, un estudio llevado a cabo por Analac en asocio con Fedegán reveló para cuatro departamentos de la costa, Cesar, Córdoba, Magdalena y Sucre, los porcentajes de su producción lechera procesados en la industria fueron de 45,7%; 36,5%; 22,4% y 16,1%, respectivamente. 

El estudio concluyó además que en época preelectoral, es poco probable que las secretarias de salud decidan involucrarse en el control a los ‘cruderos’, ya que sería una medida bastante impopular que crea conflictos con los informales y la población local.

Producción costeña

Córdoba hace parte del grupo de grandes departamentos productores de leche, junto con Magdalena y Cesar, en los cuales persiste la informalidad de la leche debido a la incapacidad de la industria y de las empresas formales para absorber la mayor parte de la oferta de leche.

Por otra parte, en el departamento del Cesar, primer productor de leche de la Costa Caribe, parte importante de la producción se destinó en años anteriores para la pulverización y venta a Venezuela, con acopio principal hacia Nestlé, a quien ahora no vende.

Palabras clave: leche, decreto, comercialización, estándares
Author: Cristina Albor Cepeda