AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Cuando la sequía es igual a la muerte
Fecha de publicación:29/07/2011
País: Mundial
Fuente: Cadena Ser

La crónica del enviado especial de la Cadena SER desde el centro de Kenia, donde hay zonas que llevan dos años sin recibir una sola gota de agua del cielo

24 meses sin ver caer una gota. Garbatulla padece, junto a Turkana, las peores consecuencias de la sequía en Kenia. Los habitantes sufren, sobre todo, de desesperación y desesperanza, y no de es de extrañar. En esta región, donde viven muy dispersas unas 40.000 personas, la sequía está castigando a familias enteras que están perdiendo su ganado, que no tienen cosecha alguna que recoger y como resultado están viendo como sus niños están cayendo en el pozo del hambre. En apenas dos meses, se ha pasado de un 15 a un 22 por ciento de desnutrición aguda severa, lo que amenaza directamente la vida de los menores de 5 años si no son atendidos.

Este jueves por la tarde, en el dispensario médico de una de las aldeas, en Eldera, hemos visto a 90 madres con sus niños desnutridos, 90 de los 300 niños en total que tiene la aldea. Allí hemos visto a Amina, que con 5 hijos tiene a dos en tratamiento por desnutrición severa. Hablábamos con Jacinta, nutricionista de Acción contra el Hambre: "Ahora mismo y si lo comparamos con el mes de mayo la desnutrición se ha disparado al 21,6 por ciento, esto es alrededor del doble de lo que se considera emergencia, que es con una cifra del 15 por ciento de desnutrición así que la situación es crítica. Si no intervenimos, muchos niños acabaran muriendo." Es la prueba de que el hambre y la sequía están castigando también a todo el centro de Kenia, a esta región de Garbatulla o a la de Turkan, a un poco más al norte, y al interior, donde el índice de desnutrición supera el 33 por ciento y donde la Cruz Roja ha puesto en marcha una intervención de emergencia.

Dos años sin llover y 300 kilómetros para conseguir agua

24 meses sin una gota de agua de lluvia es toda una condena a muerte en esta región de África. En el camino hasta llegar aquí hemos vuelto a ver todo un reguero de cadáveres de animales que no han resistido a la sequía, así que en dos años el paisaje ha pasado de semiárido a lo más parecido a un desierto. La gente que habita esta zona camina como mínimo 15 kilómetros para encontrar un punto donde avituallarse de agua. Pero en el camino hasta aquí, a unos 100 kilometros de donde me encuentro hemos podido ver la situación que se ha generado en Dolel,y donde está la última laguna para dar de beber al ganado. Alli encontramos un numero considerable de pastores con sus familias y con sus rebaños de camellos o cabras, y que en algunos casos han llegado de Garisha al norte e incluso desde Somalia recorriendo 300 kilómetros en busca de agua para salvar a su ganado.

Palabras clave: cuerno de África, sequía, emergencia, Somalia, Kenia
Author: Nicolás Castellano
Publicado por: Cadena Ser