AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Banco Mundial propone estrategia de innovación para que Chile sea un productor alimentario competitivo al 2030
Fecha de publicación:24/08/2011
País: Chile
Fuente: Ministerio de Agricultura

El informe contratado por el Ministerio de Agricultura, destaca la necesidad de fortalecer el sistema de innovación sectorial, estableciendo instrumentos de financiamiento de más largo plazo, promoviendo el mejoramiento genético local y utilizando más tecnología para desarrollar sistemas eficientes de producción.

Si Chile quiere consolidarse como un actor relevante en los mercados agroalimentarios globales debe asumir una serie de desafíos, enfocándose en fortalecer el sistema de innovación sectorial; realizar más mejoramiento genético local; aplicar más intensamente la tecnología y establecer instrumentos de financiamiento de largo plazo.

Estas son algunas de las estrategias planteadas por el Banco Mundial en el informe Sistema de Innovación para la  Agricultura Chilena: Un Plan de Acción hacia  el 2030. El estudio -contratado por el Ministerio de Agricultura, a través de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA)- fue presentado ayer a más de 80 líderes de opinión sectoriales en una reunión liderada por el subsecretario de Agricultura, Álvaro Cruzat.

El documento, además de proponer una serie de ajustes de largo plazo al sistema de innovación del agro en Chile -recomendando mejoras al funcionamiento actual-, exploró el futuro de la agricultura nacional hacia el 2030, previendo distintos escenarios según el impacto del cambio climático y las exigencias de los consumidores.

Con este análisis, el Banco Mundial propuso un Plan de Acción al Gobierno para que el sector agroalimentario del país, en 20 años más, logre ser un productor de calidad en cuanto a alimentos y fibra; sea sustentable ambientalmente; genere una oferta inocua; y mediante la aplicación de TICs, inversiones en tecnología agropecuaria y el entrenamiento de su fuerza laboral desarrolle  cadenas de valor rentables, bien integradas entre la producción y los mercados finales.

"Los principales desafíos del sector son aumentar la productividad;  asumir los efectos del cambio climático y desarrollar y/o adaptar tecnologías, de manera de posicionar al país como un proveedor de calidad. Nuestra meta es que las frutas y vinos chilenos lideren en el mercado internacional, como hoy lo hacen los quesos holandeses o los chocolates suizos", destacó el subsecretario Cruzat.

"Para lograrlo debemos implementar una estrategia país con el propósito de preparar al sector para enfrentar los futuros desafíos de competitividad largo plazo y la propuesta del Banco Mundial nos orientará en ese sentido", agregó.

"Durante el mes de septiembre se planea socializar el informe entre los principales actores del sector; en octubre se trabajará en un plan de acción y estrategia sumando las opiniones y propuestas recogidas; y a principios de noviembre el Ministerio de Agricultura presentaría la estrategia definitiva de innovación del agro para los próximos 10 años", concluyó la autoridad.

Temas críticos

El líder del equipo que elaboró el informe y Especialista Agrícola Jefe del BM,  Willem Janssen, destacó que el objetivo del Plan de Acción planteado es  aumentar la capacidad del sistema de innovación agrícola de Chile, para materializar los objetivos que figuran en la Visión del sector para el año 2030.

Detalló que la mayor parte de las acciones propuestas pueden ser implementadas entre el 2011 y el 2015, y consolidadas en los cinco años siguientes. Después del 2020, los planes y actividades pueden ser revisados a la luz de los progresos logrados hasta la fecha.

Entre los temas críticos que deben abordarse, el experto relevó el mejoramiento genético. "Para incrementar su productividad y asegurar niveles estables de producción, Chile necesita desarrollar equipos multidisciplinarios de científicos en diversas áreas. Además, debe manejar herramientas biotecnológicas que pasen a formar parte integrante de un programa de mejoramiento genético".

Respecto del manejo de predios, el Banco propone la creación de Centros Regionales que desarrollen programas de investigación orientados primariamente al manejo de recursos naturales, buscando una agricultura limpia; uso eficiente del agua a nivel de predios y la integración de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (comunicaciones inalámbricas, sensores, Sistemas de Manejo de Información, GPS, robots, etc.) a lo largo de la cadena de valor.

En materia de estándares y calidad, se plantea que el MINAGRI debería apoyar al sector privado para: extender el uso de Chile GAP a toda la producción agrícola, tanto para mercados de exportación como domésticos; la expansión de programas de apoyo para la certificación, con financiamiento público/privado; y para la homologación de los estándares de calidad con los países importadores de productos chilenos.

Otro factor que es necesario enfrentar es el relativo a la calificación de los recursos humanos. "En colaboración con el programa de Becas Chile -dice el informe-, el sector agrícola debería elaborar un plan para el desarrollo de recursos humanos calificados, basado en una estrategia sectorial para la innovación y robustecimiento de las redes internacionales para el intercambio de personal científico".

En lo institucional, el documento señala que es necesario establecer un marco para crear nexos viables y atractivos entre las instituciones del sistema. "La integración -indica- debería ocurrir en torno a las áreas prioritarias de investigación identificadas para el futuro y a través de los Centros Agrícolas Regionales para Investigación y Desarrollo".

La directora ejecutiva de FIA, Eugenia Muchnik,  resalta que el estudio también le otorga un rol protagónico a los gobiernos regionales en materia de innovación. "Se propone -agregó- que estén más explícitamente incluidos como socios del sistema, con énfasis en desarrollar y financiar agendas regionales, lo que es consonante con la estrategia que como MINAGRI estamos llevando a cabo de fomentar la descentralización".

Financiamiento

En el corto plazo, propone el Banco Mundial, para incrementar los retornos asociados al financiamiento, el MINAGRI debería trabajar con las respectivas agencias de financiamiento y usar su  presupuesto para apoyar equipos multidisciplinarios, que tengan masa crítica de científicos, en sus áreas de interés prioritario.

"Se debería instaurar -agrega- una mejor combinación de instrumentos para conseguir un equilibrio entre financiamiento estable, financiamiento competitivo, contratos de cumplimiento, desarrollo de recursos humanos, apoyo al sector privado y para infraestructura, equipamiento, etc".

Asimismo, postula que deberían instaurarse instrumentos que alienten la participación del sector privado, tales como: el desarrollo de consorcios, incentivos tributarios, legislación y aplicación de leyes en el ámbito de la propiedad intelectual; así como también la participación de empresas internacionales, mediante la inversión extranjera directa.

Palabras clave: plan agrícola, Chile, Banco Mundial
Publicado por: Ministerio de Agricultura