AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Alimentos y efectivo para comer mejor
Fecha de publicación:06/09/2011
País: Mundial
Fuente: IPS Noticias

Mejorar la producción de alimentos por sí solo no basta.

Estudios del Foro Académico de India, Brasil y Sudáfrica (IBSA) sobre seguridad alimentaria realizados en los tres países sugieren que el suministro de raciones es más efectivo si se complementa con la transferencia de dinero.

India mejoró mucho en la producción de alimentos, pero la gente no come bien, señala el documento realizado por el Centro de Política Internacional para el Crecimiento Inclusivo, del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, con sede en Brasilia.

Nueva Delhi debe atender el problema de la pobreza, el hambre, la ingesta de nutrientes y el consumo por habitante, indicó el estudio basado sobre datos del Banco Mundial, la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Institución Internacional de Investigación en Política Alimentaria.

La situación de este país requiere combinar la distribución de alimentos con la transferencia de efectivo, indicó Ramesh Chand, director del Centro Nacional de Economía Agrícola, con sede en Nueva Delhi, quien participó en la elaboración del informe.

La disminución de la producción de cereales desde 1995 es un asunto preocupante en India, dijo Chand a IPS.

"Tenemos que asegurar la distribución de alimentos derivados de ganado, cuya producción aumentó, o resolver la disminución en la ingesta de cereales registrada en las familias pobres", indicó. "Pero debido a que los mercados no pueden abastecer el enorme consumo, creo que es necesaria combinar los granos con efectivo", explicó.

La principal herramienta para la distribución de alimentos en India, aparte del almuerzo ofrecido en las escuelas, es el amplio sistema de distribución pública (TDPS, por sus siglas en inglés), el mayor mecanismo de ese tipo en el mundo que beneficia a 160 millones de familias.

El presupuesto para el subsidio de alimentos 2010-2011 incluyó 14.000 millones de dólares destinados a cubrir la diferencia entre el costo real de los granos y el precio fijado por los programas de bienestar, incluido el TDPS, así como a mantener el acopio de trigo y arroz.

Pero el TPDS tiene grandes problemas sistémicos y de infraestructura, una gran cantidad de personas necesitadas quedan excluidas del subsidio.

Los granos autóctonos permiten atender el problema de la seguridad alimentaria, señaló P. V. Satheesh, fundador de la Sociedad de Desarrollo Deccan, quien sugirió la introducción del mijo en el TPDS.

El transporte de arroz y trigo a distintos puntos del país es caro y disuade la producción del nutritivo mijo. Además, el cultivo de arroz blanco no es sustentable porque requiere mucha agua y el uso de químicos.

"El mijo ofrece alimento, forraje, sustento y es bueno para la salud porque se puede cultivar casi en cualquier lado", explicó Satheesh.

La transferencia de efectivo, como se hace en Brasil y sugirió el Foro Académico de IBSA, es polémica en India. El proyecto de ley sobre seguridad alimentaria, que será aprobado por el parlamento en las próximas semanas, prevé esa estrategia para ayudar a paliar la falta de alimentos.

Un grupo de investigadores, incluido el economista especializado en desarrollo Jean Dreze, enviaron una carta al primer ministro Manmohan Singh en julio expresándole su posición contra la transferencia de efectivo como alternativa del TPDS.

"Le urgimos que se asegure que la ley nacional de seguridad alimentaria incluya las salvaguardas contra la rápida transición de la distribución de alimentos a la de efectivo", reza la misiva.

"La transferencia de fondos será un desastre. La posición de Brasil no es la misma de India", dijo Satheesh a IPS.

La cantidad de personas desnutridas aumentó en India de 20 por ciento, en 1990, a 21 por ciento, en 2007, según el mapa de hambre realizado por la FAO en 2010. En cambio, en Brasil cayó de 11 a seis por ciento en el mismo periodo. En Sudáfrica se mantuvo en cinco por ciento.

La estrategia brasileña contra el hambre se basa sobre una estrategia mixta que comprende más de 20 programas que apuntan a garantizar la seguridad alimentaria, fortalecer la agricultura familiar y generar ingresos.

El programa de Adquisición de Alimentos de Brasil es un sistema de obtención y distribución que en 2009 compró la producción de 138.000 agricultores y la donó a 13 millones de personas. El presupuesto de ese año fue de 300 millones de dólares.

El fuerte de Brasil es el programa Bolsa Familia, lanzado en 2003, que en 2010 transfirió más de 8.000 millones de dólares entre 12 millones de hogares.

Bolsa Familia distribuye un monto mensual a las familias a cambio de que estas cumplan con los requisitos en materia de educación y salud, básicamente en relación con la atención pre y posnatal, la vacunación y la escolarización.

El documento de IBSA sugiere que la Garantía Nacional de Empleo Rural de India, que ofrece trabajo a los hogares del campo, es una experiencia para repetir.

En Sudáfrica, 20 por ciento de los hogares tienen un acceso inadecuado o muy inadecuado a la alimentación, según la Encuesta General de Hogares de 2009.

"El mayor gasto es en programas de bienestar social, subsidios y transferencias de efectivo, que distribuye dinero para que la gente se pueda comprar alimentos", indicó Josee Koch, quien colaboró con un documento realizado este año por el Instituto Wahenga sobre asistencia pública a la seguridad alimentaria en los países IBSA.

"Los subsidios son importantes", indicó Koch. "Si observas un análisis del gasto de los hogares pobres verás que gastan entre 50 y 70 por ciento de sus ingresos en comprar alimentos. La inflación hace que sea poco probable que la proporción disminuya", añadió.

En Sudáfrica se debate la sustentabilidad de los subsidios ya que la asistencia a una gran cantidad de beneficiarios se paga con los impuestos de la población económicamente activa.

La Cámara Interministerial de Alimentación y Seguridad Nacional y el Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional de Brasil, resultaron muy efectivos según los índices en materia de seguridad alimentaria.

India puede ofrecer su experiencia en seguridad alimentaria consolidando un enfoque basado sobre los derechos.

* Aportes de Terna Gyuse (Ciudad del Cabo)

Palabras clave: IBSA, seguridad alimentaria, transferencias de dinero
Author: Keya Acharya
Publicado por: IPS Noticias