AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Por MAREA ROJA, prohibido consumir ostras, almejas, mejillones, caracoles marinos y abulones
Fecha de publicación:27/09/2011
País: El Salvador
Fuente: Ministerio de Agricultura

Por la presencia de marea roja, a partir de hoy y por tiempo indefinido, queda prohibida la extracción, comercialización y consumo de ostras, mejillones, almejas, caracoles marinos y abulones, independientemente que procedan de importaciones o de producción nacional.

La veda a dichos productos NO INCLUYE al curil o concha, curililla, casco de burro, pescado, cangrejo, camarones, langosta, calamares, que por su tipo de alimentación están libres de contaminación, contrario a los productos vedados que por ahora contienen toxinas perjudiciales a la salud humana.

La medida, adoptada como medida de precaución por los Ministerios de Agricultura y Ganadería, Salud Pública y Medio Ambiente y Recursos Naturales, a través de la Comisión Nacional de la Marea Roja (CONAMAR), indica que la veda a las ostras (de piedra o nativa y la japonesa o del Pacífico), mejillones, almejas, caracoles marinos y abulones, se debe a que por su tipo de alimentación, estas especies pesqueras filtran sus alimentos, acumulando en su interior, sustancias tóxicas perjudiciales para la salud de la población.

En cambio, para excluir de la veda al curil o concha y casco de burro, la CONAMAR analizó los resultados de laboratorio en muestras tomadas en diferentes puntos del país. Los resultados no muestran alerta de contaminación, lo que significa que la población puede ingerirlos con tranquilidad.

Para determinar la veda a las ostras, mejillones, almejas, caracoles marinos y abulones, la CONAMAR ha encontrado que de todos los 12 puntos monitoreados a nivel nacional, las muestras obtenidas en Taquillo, La Libertad, indican la concentración de toxinas en 1,032 unidades ratón, siendo el máximo permitido para el consumo humano, hasta 400 unidades ratón, lo que denota un alto riesgo para la población.

Y dado que el comercio y las corrientes marinas no tienen fronteras, la CONAMAR recomendó que por seguridad, la veda al consumo de dichos productos es a nivel nacional, quedando entonces prohibida la extracción, comercialización y consumo de los 6 productos pesqueros citados. La alta concentración de algas tóxicas, almacenadas en el interior de dichas especies, son dañinas para el consumo humano y pueden producir intoxicación.

Su presencia se manifiesta si al consumir dichos productos, las personas experimentan, casi de inmediato, hormigueo en los labios, boca y cara, dolencias que puede extenderse hasta la pérdida de fuerza muscular, parálisis muscular y dificultad respiratoria, pudiendo llegar hasta la muerte.

De presentarse esos casos, los afectados deben dirigirse, de inmediato, a los hospitales o Unidades de Salud más cercana, para recibir una atención médica adecuada.

Hasta el momento, la marea roja está presente en México, Guatemala, El Salvador y se está  
monitoreando su presencia en Nicaragua, expresó la CONAMAR, por lo que las importaciones de
dichos productos también están prohibidas en el país.


Razones para no vedar la concha
En el caso del curil o concha y el casco de burro, la decisión de no prohibir la extracción, comercialización y consumo, radica en que los análisis de laboratorio no detectan, a la fecha, niveles tóxicos de contaminación. Hasta ayer se reportan 172 unidades ratón, siendo un máximo permitido de 400 unidades ratón.

Por tener su hábitat natural en los manglares, la concha o curil y el casco de burro, suelen no ser contaminadas por las aguas marinas, donde se concentran las algas dañinas para el humano y que son las responsables de producir la marea roja. Sin embargo, dichas especies seguirán siendo monitoreadas por la CONAMAR.

En ese sentido, si la concha o curil llegara a reflejar indicadores alarmantes, que pongan en riesgo la salud humana, de inmediato se prohibirá la extracción, comercialización y consumo de dicha especie. Por ahora, ese no es el caso.

Hasta el momento, la concentración de las algas tóxicas que producen la marea roja, se concentra en la costa de La Libertad.  El resto de las aguas del litoral salvadoreño no presentan el desarrollo de algas tóxicas, pero seguirán siendo analizadas por el Laboratorio de Toxinas Marinas de la Universidad de El Salvador (LABTOX) y el Laboratorio Central del Ministerio de Salud, entidades que apoyan a la CONAMAR.

En fenómenos anteriores, cuando se ha detectado la marea roja, normalmente se desarrolla entre la franja de La Libertad y Acajutla (Sonsonate). Las ostras que viven y se reproducen ahí,  suelen contaminarse con los floramientos de algas marinas cuyos dinoflagelados tóxicos se han identificado principalmente como Gymnodinium (cf) catenatum y Pyrodinium bahamense.

Para reproducirse y alimentarse, dichos dinoflagelados necesitan mucha luz solar, por el pigmento de clorofila que contienen.

Libre consumo a peces y crustáceos
La declaratoria de marea roja, no significa que la población deje de consumir cualquier tipo de peces marinos y crustáceos como camarones y langostas.

Las algas nocivas que se producen durante la marea roja, no contaminan a los peces y crustáceos y por tanto, no existe ningún riesgo de consumo para la población. En ese sentido, se invita a la población a continuar consumiendo los restantes productos pesqueros marinos y acuícolas, dado que no representan ningún riesgo para la salud de la población.

El Gobierno garantiza a la población que puede consumir, con toda libertad y tranquilidad, todos los peces y crustáceos marinos, incluyendo el curil o concha y el casco de burro.

Palabras clave: marea roja, El Salvador, prohibición de consumo
Publicado por: Ministerio de Agricultura