AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Pequeños productores de café colocan su producción en mercados mundiales
Fecha de publicación:23/09/2011
País: Colombia
Fuente: Ministerio de Agricultura

El Estado ecuatoriano, en cumplimiento a la Constitución de la República vigente, recupera, a través del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca, MAGAP,  la rectoría del sector cafetalero, conformando una mesa de concertación de la cadena y propone un Programa de Reactivación de la Caficultura, que es administrado por la Coordinación de Café y Cacao, de la  Subsecretaría de Agricultura.


La creación de  esta Unidad,  parte de una iniciativa del Comité Técnico Permanente del Cacao, integrado por el MAGAP; Ministerio de Relaciones Exteriores - Comercio e Integración, MRECI; la Agencia Ecuatoriana de Aseguramiento de la Calidad del Agro, AGROCALIDAD;  y el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias, INIAP.

Mediante Acuerdo Ministerial se establecen las competencias de esta Coordinación:

• Coordinar la Política Nacional del Sector Café y Cacao
• Organizar y apoyar programas y proyectos
• Promover la asociatividad de los actores de café y cacao, especialmente de pequeños productores.
• Asegurar que el mercado cafetalero y cacaotero se desarrolle en un marco de eficiencia y sustentabilidad
• Elaborar políticas de crédito
• Acceder a la inversión e  investigación, a fin de desarrollar los dos cultivos en las zonas seleccionadas.

En este marco, la Coordinación realizó un estudio de la actual situación del sector cafetalero y pone en marcha el Proyecto de Reactivación de la Caficultura,  que determina  a nivel nacional 842.882 Unidades de Producción Agropecuarias – UPAs, de las cuales aproximadamente 105 mil se dedican a la producción cafetalera, de esta cifra el 80% tienen menos de 5 hectáreas, 13% entre 5 y 10 has. y 7% más de 10 has.

Entre los beneficios sociales se considera: generación de empleo directo para 12.500 familias de productores de café y ocupación de  mano de obra dedicada a la provisión de bienes y servicios vinculados al sector.

El estudio advierte que el cultivo de café tiene una importancia ecológica, que se manifiesta en la amplía adaptabilidad de los cafetales a los distintos agro ecosistemas de la Costa, Sierra, Amazonía, e islas Galápagos, en una superficie aproximada de 220 mil hectáreas. Además el café como arbusto contribuye a la conservación de los suelos, especialmente como aporte de materia orgánica y protector de procesos erosivos.

Asimismo, el cultivo de café contribuye a la captura de carbono de manera similar a los bosques secundarios, regula el balance hídrico de los ecosistemas; y en el manejo tecnificado no requiere de una alta dependencia de agroquímicos.

En este aspecto, las zonas cafetaleras del Ecuador se localizan desde alturas cercanas al nivel del mar hasta aproximadamente la cota de los 2000 msnm. El café es cultivado principalmente en la provincia de Manabí, que registra el 32,20% del área total; siguiéndole Loja con 13.5%; Orellana 8,9%; Sucumbíos 8,2%; Guayas 6,4%; Los Ríos 6%; y el 24% restante, lo ocupan: Esmeraldas, Pichincha, El Oro, Cotopaxi, Azuay, Imbabura, Carchi, Chimborazo, Cañar, Morona Santiago y Zamora Chinchipe.  Los cafetales viejos, con edades entre 25 y 50 años son poco productivos, por lo que serán renovadas con semilla de variedades de alto rendimiento acompañadas de sistemas tecnológicos apropiados

Se considera que aproximadamente un 10% de los caficultores del país se encuentran agremiados, especialmente son pequeños productores, quienes integran Federaciones o Corporaciones regionales de comercialización, que bajo el esquema de mercado justo, colocan el café ecuatoriano en mercados de nicho a nivel mundial.

De otro lado, el sector industrial cafetalero modernizó e incrementó su capacidad de procesamiento en un 15%, similar a los países desarrollados como Estados Unidos e Inglaterra, con una capacidad instalada superior a 1 millón de sacos al año. Frente a la escasa producción de materia prima del país, su desarrollo obedece a la política de importación de café robusta asiático, en condición de régimen especial, sin aranceles.

Palabras clave: Colombia, café, mercados mundiales
Publicado por: Ministerio de Agricultura