AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Fórmula mágica para salvar el sector agropecuario panameño
Fecha de publicación:17/10/2011
País: Panamá
Fuente: Panamá América

En la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá se realizó recientemente la Conferencia “Agronegocios Competitivos: Una Oportunidad para Panama”, con una nutrida asistencia de expertos, empresarios, autoridades y representantes de organismos internacionales y sedes diplomáticas. Las presentaciones sobre competitividad agroindustrial, plataformas de exportación y cadena de frío crearon conciencia sobre el enorme esfuerzo que aún tenemos por hacer. Lamentablemente, el Ministro del MICI no asistió al evento y tampoco ninguno de sus tres viceministros, a pesar que actualmente son protagonistas en la estrategia de exportación de productos nacionales.


Al clausurar la Conferencia, el ministro del MIDA se dirigió al público en un tono preocupante y nos hizo a todos un llamado para que le sugiriéramos la fórmula mágica para salvar al sector agropecuario, vaticinando que si Panamá no hace algo urgente, el agro desaparecerá y en quince años su población estará a la deriva en materia de seguridad alimentaria.

Ciertamente, la fórmula mágica de la que habla el ministro no existe como tal. El problema del agro es muy complejo y requiere soluciones integrales. Y él, como productor y autoridad máxima del sector, conoce exactamente lo que hay que hacer. Y también sabe que, por más que él quisiera, el precio político que hay que pagar es muy alto.

El ministro del MIDA nos da la impresión de ser un hombre serio, que proviene de una familia dedicada al campo y que quiere lo mejor para su país. Por su trayectoria y la forma en que se comunica, no parece ser un político como los que abundan en esos cargos. Lo difícil es que, con ese perfil, pueda activar la estrategia que requiere el sector agropecuario. Citando una frase folclórica del patio, allí se necesita un revolcón, una transformación profunda que eche tierra a todo lo que existe. Es decir, hay que empezar de cero.

Esto supone un cambio paradigmático en un ministerio que por años se ha manejado políticamente y cuyos ministros se les ha ordenado manejarse como tales. Empezar de cero significa colocar el tema agropecuario de primero en la agenda nacional. Ninguno de los problemas que aquejan al país en estos momentos tiene mayor importancia que la seguridad alimentaria. Solamente en un país como Panamá, con una visión quinquenal y donde las prioridades se manejan por impulsos y caprichos, temas como justicia, empleo, seguridad, inflación, corrupción y transparencia ocupan una posición por delante del suministro de alimentos. No hay que olvidar que sin comida no hay vida, y tampoco hay paz.

Por eso, Señor Ministro, su fórmula mágica es hacer que el tema del agro se convierta en la primera prioridad de la agenda de Estado. Su trabajo en el Gabinete es convencer al Presidente y los demás ministros que de nada valdrán el metro, la cinta costera, el saneamiento de la bahía, la ampliación de Canal y la construcción de puentes y carreteras, si al final no obtenemos seguridad alimentaria.

Sencillamente, de nada servirán los millones invertidos en torres financieras o el esfuerzo dedicado a fusionar partidos políticos, si la actividad económica en el campo desaparece.

Señor Ministro, su fórmula mágica es hacer que los diputados en la Asamblea Nacional no malgasten su tiempo en temas coyunturales como la segunda vuelta y la pena de muerte, que honren su curul al crear leyes que impulsen la producción nacional de frutas y hortalizas, y ayuden a convertir la ganadería en un sector eficiente y rentable. Igualmente, Señor Ministro, su fórmula mágica es rodearse de gente, personas que lo ayuden y le digan lo que debe escuchar y no lo que usted quiere oír, expertos que lo asesoren a impulsar las cadenas, ayudar al productor, explotar las plataformas de exportación y convertir el agro en eje de crecimiento. Esa fórmula, Señor Ministro, está al alcance de sus responsabilidades y a la altura de su cargo. Úsela Señor Ministro, y verá que los mejores momentos del agro están aún por llegar.

Palabras clave: Panamá, sector agropecuario, reformas
Author: Rafael Carles
Publicado por: Panamá América