AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

ENTREVISTA Ethel Sennhauser
Fecha de publicación:31/12/2011
País: América Latina y el Caribe
Fuente: AGRONoticias

El proyecto AGRONoticias América Latina y el Caribe (ALC), que gestiona el Centro de Inversiones de la FAO con la financiación del Banco Mundial, ha entrado en su tercer año de vida con la introducción de nuevos servicios y novedades para los usuarios. Entre ellos, queremos destacar la presencia de AGRONoticias en las redes sociales, concretamente en Facebook y Twitter, lo que permite una interacción más efectiva y dinámica entre los usuarios y el equipo de AGRONoticias. A través de estos nuevos canales podemos compartir ideas y noticias, con el firme objetivo de que AGRONoticias se convierta en un proyecto cada día más completo y más participativo.

La actualización de la web, que incluye una selección de las noticias más relevantes sobre lo que acontece en el sector agropecuario en ALC, llega puntualmente cada mes a nuestros suscriptores, pero ahora lo hace a través de un boletín electrónico ágil e intuitivo. Además, todos los usuarios de AGRONoticias pueden estar permanentemente conectados a través del nuevo canal RSS que facilita el seguimiento de la actualidad agropecuaria en ALC que cada día refleja nuestra web. Por otra parte, hemos incorporado a la web algunas novedades: la sección Achivo, donde se pueden consultar las editoriales y las noticias seleccionadas en meses anteriores; la sección En Portada, que dedicamos a temas de interés específico para el sector agropecuario en la región; y, por último, hemos simplificado el proceso de Subscripción a nuestro boletín.

Después de todos estos cambios y mejoras hemos querido dedicar el Editorial del mes de diciembre a hacer una evaluación del proyecto AGRONoticias. Así pues, hemos pedido a la gerente del Sector de Agricultura y Desarrollo Rural del Banco Mundial en ALC, Ethel Sennhauser, que nos haga una valoración del proyecto y de sus objetivos. Hemos aprovechado también la oportunidad para que, como experta en el sector agropecuario en la región, nos hable de los desafíos que existen en América Latina y el Caribe y de cómo el Banco Mundial trabaja para hacerles frente.

AGRONoticias nació como un proyecto conjunto entre el Banco Mundial y el Centro de Inversiones de FAO con el objetivo de tener una actualización permanente de los cambios que están sufriendo los países de América Latina y el Caribe en materia de política, regulación e institucionalización agropecuaria. “El objetivo era recopilar todo lo que aparece en la prensa cada día y resumirlo en un documento único –apunta Ethel Sennhauser–, en lugar de tener que leer cada uno de los diarios que se editan en ALC”. Por este motivo, AGRONoticias se ha convertido en una herramienta de gran utilidad especialmente para aquéllos profesionales de FAO y del BM que trabajan directamente para la región.

El primero de los objetivos, según subraya Sennhauser, era que “AGRONoticias simplificase el trabajo de todos los que no trabajamos directamente en las oficinas regionales o nacionales (...) y que no sólo nos mantuviese al día de lo que sucede en el sector agropecuario en ALC sino que nos permitiera comparar todo lo que ocurre en los distintos países de la región.”

A la hora de hacer un balance de los tres años de vida que tiene AGRONoticias la gerente del Sector de Agricultura y Desarrollo Rural del Banco Mundial en ALC, es rotunda: “El balance es muy positivo”. Y va más allá en su valoración al subrayar que “AGRONoticias ha alcanzado una envergadura un poco diferente del proyecto que en un principio soñamos (...) se ha convertido en un proyecto con vida propia que presta servicio más allá de las instituciones que lo creamos”. Algo que es una realidad, AGRONoticias no sólo es una herramienta para las instituciones que la crearon y que la mantienen sino que se ha convertido en un lugar de encuentro para todos aquellos usuarios que necesitan estar al día de lo que acontece en el sector agropecuario en América Latina y el Caribe.

Apoyo del BM al sector agropecuario

El trabajo que desarrolla el Banco Mundial en la región, específicamente en el sector agropecuario, está enfocado a hacer frente a los desafíos que en esta materia tiene ALC. Ethel Sennhauser nos resume los desafíos, cinco en concreto, no sólo regionales, sino también mundiales: “el primero de ellos es mantener el fuerte posicionamiento agropecuario como líder mundial en la producción y exportación de alimentos”; en segundo lugar estaría “asegurar que el crecimiento y potencial que tiene el sector agropecuario, para contribuir al crecimiento nacional de manera inclusiva con iguales oportunidades para todos”. En tercer lugar estaría la reducción de “la huella ecológica que genera el crecimiento del sector en la región”.

En cuarto lugar, estaría la “mejora del gasto público, dado que los recursos son cada vez más limitados, debemos optimizar su rendimiento”. Por último, pero no menos importante, el Banco Mundial desarrolla diversos proyectos encaminados a “integrar el sector agropecuario con la actividad de otros sectores como el de medioambiente o de las comunicaciones”.

El Banco Mundial trabaja de acuerdo con estos desafíos y se enfrenta a ellos utilizando tres tipos de herramientas: (a) Instrumentos financieros (donaciones, préstamos o créditos); (b) Estudios analíticos y de manejo de información (“Knowledge products” en Inglés) y (c) Sinergias de trabajo entre instituciones y la sociedad civil, sin necesidad de que exista ningún estudio previo sobre la mesa.

El sector agropecuario en ALC

El Sector Agropecuario en América Latina y el Caribe está experimentando importantes transformaciones en los últimos años y aún tiene “mucho potencial para seguir avanzando en los diferentes mercados internacionales”. Lo que necesita el sector en la región, en palabras de la gerente del Sector de Agricultura y Desarrollo Rural del BM en LAC, es “entender mejor dónde están los mercados potenciales y cómo entablar relaciones con ellos, no sólo con EEUU, Europa o China”. Además, prosigue Sennhauser, “la región lo puede hacer muy bien porque tiene los recursos básicos y gente capacitada para hacerlo, y no presenta situaciones de crisis financiera de base como existe en otras regiones”.

Los gobiernos nacionales y los diversos organismos internacionales han entendido la importancia de los desafíos globales que existen en este momento como pueden ser el alza en los precios de los alimentos o el impacto del cambio climático en la agricultura. El escenario es muy positivo, recuerda Ethel Sennhauser: “el sector agropecuario en ALC tiene la oportunidad de seguir creciendo y de utilizar la coyuntura actual para mejorar aún más”. Además, añade, “si entre todos conseguimos que el sector agropecuario tenga las bases necesarias para producir las revoluciones que puedan optimizar las relaciones con los diferentes mercados internacionales, el futuro del sector en ALC es muy prometedor.”

Organismos de integración regional

Las últimas décadas han visto nacer diversos mecanismos de cooperación e integración económica en la región, Mercosur, Unasur, CAN, y más recientemente la Celam, que agrupan a países y economías diversas con el objetivo de aunar esfuerzos para hacer frente a los retos globales, especialmente, en materia económica. Sin embargo, tampoco se han descartado otros instrumentos de cooperación como los Tratados de Libre Comercio o los acuerdos bilaterales con países fuera de la región y con organismos supranacionales como, por ejemplo, la Unión Europea.

El sector agropecuario es uno de los sectores que más se ha beneficiado con estos instrumentos de cooperación. El Banco Mundial, en palabras de Ethel Sennhauser, es consciente de ello, pues, “un gran valor que tienen estos acuerdos es el análisis que hacen de los temas de interés transfronterizo, como el tratamiento de los problemas sanitarios y fitosanitarios”. Otro de los puntos favorables para el desarrollo del sector es que los diferentes acuerdos y tratados, en especial los de cooperación Sur‐Sur, permiten el intercambio de conocimiento, no sólo a nivel intrarregional sino con otras regiones del mundo que se enfrentan a desafíos similares.

Después de nuestra charla con la gerente del Sector de Agricultura y Desarrollo Rural del Banco Mundial en ALC, podemos afirmar que el sector agropecuario en la región goza de buena salud y tiene excelentes perspectivas de futuro. Es, pues, labor de los gobiernos e instituciones regionales, con el apoyo de organismos como el Banco Mundial, transformar esas potencialidades en realidad y conseguir que el sector sea el motor de desarrollo más fuerte y fiable para América Latina y el Caribe, para sus naciones y sociedades. 

 

Palabras clave: Ethel Sennhauser, AGRONoticia, Banco Mundial, FAO