AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

China: Potente motor para la economía latinoamericana
Fecha de publicación:16/01/2012
País: América Latina y el Caribe

China se consolidó en la primera década del siglo XXI como uno de principales motores de la economía global. Con un crecimiento que rondó el 10% y que sólo se enfrió a finales de 2011 al cerrar con poco más de 9%, el gigante asiático pasó a ser un fuerte propulsor de la economía latinoamericana, especialmente del sur del continente.

Actualmente, China es el principal socio comercial de Brasil y Perú; el segundo de Argentina y el primer destino del mercado de exportación de Chile. La consolidación del vínculo comercial con Perú, iniciada en 2009 con la firma de un Tratado de Libre Comercio (TLC), se materializó en 2011 con un incremento de 32% de intercambio con respecto al año anterior.

En el caso de Chile, las exportaciones al país asiático superaron el año pasado los 12.000 millones de dólares, 21% del total de exportaciones locales y un aumento de 7% en comparación con 2010.

Las relaciones China-Brasil dieron un salto en la década que ha culminado: de acuerdo al Banco interamericano de Desarrollo (BID), el comercio entre las dos economías pasó de 2.000 millones de dólares a 56.200 millones.

Hasta ahora, la demanda de China por la materia prima del continente, implicó un repunte de las economías exportadoras. "Las economías de exportación gozaron de un aumento en volúmenes y altos precios por sus productos lo cual sirvió para blindar las economías de la región. No fue por coincidencia que los países de América Latina con los más altos niveles de exportación a China, incluyendo a Brasil, Chile, Perú y Argentina, fueron los países que se recuperaron más rápidamente de la recesión", se apunta en la edición 11 de la sección Econsouth, publicada en la revista IDEA (Ideas for Development in the Americas).

Un ejemplo significativo es el caso argentino. Luego de la crisis de 2001 (conocida como "corralito"), y declaración de Default, China se posicionó como uno de los grandes otorgadores de capital: "la inversión directa de China en Argentina registró un crecimiento promedio anual del 60% entre 2004 y 2010", recordó el canciller argentino Héctor Timerman, en una entrevista a la agencia Xinhua.

Con Venezuela, la balanza comercial cerró 2011 cerca de los 17.000 millones de dólares, de acuerdo a las estimaciones del ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani. Es decir, en un año las negociaciones casi se duplicaron.

En total, la inversión de capitales chinos en América Latina por parte del gobierno de Beiging arribó a los 30.000 millones de dólares. Así, la región concentra 12,5% de la inversión de China en el mundo; mientras que el intercambio estuvo próximo a los 179.000 millones de dólares al finalizar 2010.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), estima que para 2015, China desplazará a la Unión Europea en el comercio bilateral con la región latinoamericana y se ubique tras Estados Unidos como mercado de exportaciones.

De persistir este ritmo de envíos, al finalizar esta década, China ostentará 20% de todas las exportaciones de Latinoamérica. Ante una demanda que se concentra en las materias primas de la región, el gran reto que tienen las economías es lograr la diversificación de los productos que exportan, saber administrar no sólo los recursos no renovables, sino las ganancias obtenidas, y apostar por políticas de inversión social que promuevan el desarrollo.

Palabras clave: China, inversión, Latinoamérica, exportaciones, Cepal
Author: Neirlay Andrade
Publicado por: AVN - Agencia Venezolana de Noticias