AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Los costes de producción se elevan en Honduras por el precio de los combustibles
Fecha de publicación:21/03/2012
País: Honduras
Fuente: America Economia

San Francisco de la Paz, Catacamas, Patuca, Dulce Nombre de Culmí y San Esteban ya están pagando más de 100 lempiras (US$5,1) por galón de gasolina superior. Los sectores de la agricultura y la ganadería esperan temerosos el impacto de las alzas de los combustibles, ya que sólo en el área de agricultura se prevé que los costos de producción se aumenten en 15%. En tanto, en la parte de la ganadería el golpe vendrá mediante el alza a los insumos, que desde hace unos dos años reporta incrementos que oscilan entre 20% y 30%.

“Estamos analizando que este año se nos van a incrementar los costos de producción entre un 12% y un 15%”, indicó Juan Valladares, del Programa de Granos Básicos (Prograno). El impacto para el agro es directo y fuerte, dijo Valladares, al agregar que el factor combustible es muy necesario y está muy relacionado con la mecanización, secado, transporte y flete, “todo eso es a base de combustibles y ha tenido un aumento significativo”.

Considerando que la agricultura nacional descansa en los pequeños productores y asociaciones familiares, es imposible que estos costos sean absorbidos por ellos, por lo tanto se avizora alzas en los granos básicos. En el caso de la producción de frijoles, el 90% se cosecha a nivel de mano de obra familiar. Además, el impacto de los derivados del petróleo se refleja en los precios de los fungicidas, herbicidas, insecticidas, plaguicidas y abonos agrícolas derivados, así que la incidencia del petróleo en los valores de los productos agrícolas es grande y se teme que sea fuerte.

Especuladores al acecho. Aunque en la actualidad el mercado está saturado de frijoles y su precio es de 9 lempiras por libra para el consumidor final, el fantasma de la especulación hará que los hondureños paguen precios altos por ese grano que es primordial en las mesas del país. “La lógica nos dice que habrá escasez, debido a los intermediarios y el precio aumentará significativamente”, estimó el directivo de Prograno, agregando que “el problema es que hay bastante (grano) en existencia, pero está acaparado en bodegas de intermediarios que están esperando que haya demanda suficiente para hacer sus negocios y venderlos a los precios altos”.

Por otra parte, al no tener un precio definido este grano, existe desincentivación entre los agricultores para que siembren en grandes cantidades, según organizaciones del sector. Otro de los granos básicos en el país es el maíz, cuyo precio de venta para la próxima temporada comenzó a ser analizado este lunes y se ve influenciado por el costo mundial del grano, pero también por el precio de los combustibles.

Honduras tiene un volumen deficitario de unos 13 millones de quintales, según los productores esta cantidad no puede ser cubierta porque no tienen las condiciones para ser autosuficientes. Ahora, con las alzas de precios en los carburantes, los productores se enfrentan al reto de aumentar la cosecha en un 15% o 20%, el equivalente a unos 15 millones de quintales.

En 2011, las ventas de maíz a la agroindustria de balanceados superó el millón de quintales y en el caso de las harinas unos 750.000 quintales. Insumos más altos. La influencia del precio del petróleo en los costos de la materia prima pasará factura a los hondureños. El viceministro de Ganadería, Juan Carlos Ordóñez, refirió que los insumos que se producen en la ganadería han venido reportando alzas. En ese sentido, no se descartan más alzas, ya que estos productos están relacionados directamente con los precios de combustibles.

“Ha habido un incremento de un 20% o 30% en el costo de los insumos en estos últimos años, lo cual obliga a usar los insumos de una manera más eficiente, aunque esto signifique un poco más de trabajo a nivel de las fincas”, apuntó, tras agregar que esto puede ayudar mucho a reducir costos. Asimismo, Ordóñez hizo un llamado a las farmacias agropecuarias para que orienten a los ganaderos sobre estos insumos y “que no les den los productos sólo por vendérselos en cantidades que posiblemente no son necesarias, sino que los orienten realmente sobre la cantidad que necesiten de acuerdo a su potencial o su ganadería”.

Ante esa situación, el funcionario indicó que los ganaderos, además de usar los recursos de forma más eficiente, también tienen que ver las opciones que presenta la generación de biocombustibles. “Aquí se abren las puertas al sector ganadero para el uso de biocombustibles. Actualmente en sectores están usando la caña para producir combustibles con alimentos no competitivos, con los alimentos humanos, usar insumos como pasto de corte, en vez de maíz, para que los alimentos no empiecen a subir de precio”, detalló.

En las principales zonas ganaderas de Honduras, centradas en Olancho, El Paraíso y Colón, es donde más caro está el combustible. Los informes de la Comisión Administradora de Petróleo (CAP) indican que en algunas ciudades del nororiente del país reportan que los precios de la gasolina superior oscilan entre 98 y 101.00 lempiras. En la zona sur, otra de las áreas dedicadas a la ganadería, estos precios oscilan entre 96 y 97 lempiras. En el caso de la gasolina regular, la diferencia es de alrededor de cinco lempiras.

Palabras clave: Honduras, costes de producción, combustibles, precios, insumos
Publicado por: El Heraldo (Honduras)