AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Los chilenos consumen menos lácteos de los recomendados por la FAO y la OMS
Fecha de publicación:05/06/2012
País: Chile
Fuente: La Tercera (Chile)

La organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) declaró, hace 11 años, el 1 de junio como el Día Mundial de la Leche, como una fecha destinada a incentivar el consumo de lácteos en todo el planeta por ser unos de los alimentos considerados fundamentales en la dieta humana: aporta proteínas formadoras de tejidos, vitamina A, B y D y minerales como el magnesio, el potasio y el calcio.

Pese a eso, los chilenos consumimos 140 litros por persona al año: 30 litros menos que lo recomendado por la FAO y la Organización Mundial de la Salud. Y aunque el país se ubica sobre el promedio mundial -104 litros per cápita al año- está lejos de los países desarrollados -244 litros per cápita al año- y de vecinos cercanos como Argentina y Uruguay que sobrepasan los 200 litros.

¿Qué explica ese bajo consumo? ¿Es realmente importante beber y comer lácteos? Para el oficial de desarrollo pecuario de la FAO, Tito Díaz, “la leche es un alimento fundamental, que contiene proteínas de alto valor biológico” y por ello la FAO considera importante que -al menos- los menores de cinco años y los adultos mayores tengan acceso a ella. “En términos de nutrición, se ha visto que los países que mejoran sus cifras de ingresos tienen más obesidad, cambian sus patrones y hábitos de vida, porque consumen más proteínas y grasas. Para nosotros, la leche tiene una importancia social”, dice, y agrega que el consumo que tiene Chile puede crecer más, sobre todo frente al de las bebidas, que muchas veces reemplazan los lácteos en las meriendas escolares.

Hasta los 20 años

Para Karen Salvo, nutrióloga de la Clínica Alemana, el consumo de leche sirve en todas las etapas de la vida, aunque es crítico en la etapa de la niñez y la vejez. “Los lácteos son la principal fuente de calcio. Entre los 18 y los 20 años llegamos a un peak de necesidad de calcio y luego empezamos a perder masa ósea. Por eso es importante consumir lácteos antes de esa edad”, dice.

A juicio de la especialista, nuestro consumo de leche no es tan alto como el de otros vecinos, debido a dos factores: malos hábitos alimenticios -como salir de la casa sin tomar desayuno o tomar bebidas azucaradas en vez de leche- y a las molestias digestivas que causa la intolerancia a la lactosa en los adultos. Un tema no menor en Chile, donde se estima que un 60% de la población no tiene la enzima -o muy poca de ella- que permite digerir la lactosa.

Ana María Madrid, jefa del Laboratorio de Enfermedades Digestivas Funcionales del Hospital Clínico de la U. de Chile, lo sabe bien. Si hace 20 años recibían dos casos de intolerancia al día en su laboratorio, hoy son 10.

La experta dice que esta patología es muy común y que no todas las personas saben que la padecen, lo que explica que sufran molestias digestivas. Sin embargo, señala, la gran variedad de productos sin lactosa que hay en el mercado debieran cubrir ese problema. Para quienes no pueden acceder a productos sin lactosa, los expertos dicen que hay alternativas para suplir el aporte de calcio que entregan los lácteos, como las almendras, la leche de soya o las sardinas, entre otros. 

Palabras clave: Chile, productos lácteos, FAO, OMS
Author: Cecilia Yáñez
Publicado por: La Tercera (Chile)