AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

China, ¿cómo afectará su crecimiento a América Latina?
Fecha de publicación:13/06/2012
País: América Latina y el Caribe

Nuevamente, los indicadores económicos en China destacan por sobre la normalidad, sobre todo el índice de gestores de compra (PMI), que se refieren al éxito que tiene la comercialización de los sectores productivos. En este sentido el sector no manufacturero subió en el mes de marzo y generó más confianza en los mercados, porque alcanzó su punto más alto desde septiembre de 2011, lo que ha acallado los rumores que se refieren a que la desaceleración de China es inminente y que, "con suerte", como afirmaba hacía unas semanas el ministro de Comercio, Chen Deming, el país asiático será capaz de alcanzar sus expectativas de crecimiento para 2012. Pero basta con que el indicador PMI haya llegado a la cifra de 58, la mayor del año para poner fin a la desaceleración, según la opinión de Andrew Robinson, analista de Saxo Bank, respecto a  China.
¿Cómo afectará al resto del mundo y a América Latina?

Pese a la aparente desaceleración las exportaciones chinas subieron durante el mes de mayo sorprendieron al alza en mayo un 15,3% y las importaciones, 12,7%. Todo ello lleva a los analistas y a la agencia de noticias Xinhua, a prever que China crecerá a un ritmo del 10% en 2012. Las implicaciones para otras regiones del mundo serán, en buena medida, una consecuencia de este panorama positivo. Porque las inversiones chinas en América Latina y Europa no se verán afectadas. 

En el caso latinoamericano la relación con China no se limitará a lo que ocurra este año, independientemente de que el Banco Interamericano de Desarrollo esté trabajando con bancos chinos para aplicar un plan de inversiones a largo plazo. Hoy por hoy, los compromisos de crédito entre los sectores financieros de China y de América Latina superan los 37 mil millones de dólares (mdd). Por su parte, los negocios entre ambas regiones se concentran, cada vez más, en el desarrollo y la financiación de sectores específicos de la economía como son la infraestructura, la energía,  el turismo y  la logística. 

China planea invertir en infraestructura, para promover el desarrollo en América Latina, en un momento en que las autoridades monetarias chinas bajan los requisitos de capitalización de sus bancos, lo que permitirá que más recursos procedentes de Pekín puedan destinarse a proyectos de promoción económica en la región latinoamericana. 

El otro lado de la moneda

Si bien China ha sostenido un crecimiento galopante, cercano al 10% anual, desde1979 y los economistas coinciden en que seguirá creciendo a ese ritmo durante los próximos 20 años, hasta convertirse en la primera economía mundial -hoy sólo es superada por la de Estados Unidos-, la tasa de crecimiento de su comercio es casi 50% más alta que la de crecimiento. Esta tendencia ha beneficiado el comercio con América Latina, una región rica en recursos naturales, sin embargo, conforme la economía en China se fortalece y crece, la demanda de materias primas tiende a bajar, lo que, en un futuro, puede afectar la demanda de estos recursos a la región latinoamericana y relegar la importancia comercial de la región respecto a su socio asiático. 

Por otra parte, el costo de la mano de obra china, que, durante mucho tiempo, ha sido más barata que la de países latinoamericanos, entre ellos México, ha repercutido de manera negativa en la región latinoamericana que no ha podido competir con los salarios chinos. No obstante, con la apreciación del yuan, la modernización de la economía china y, por ende, el aumento de sus salarios, podría desembocar de nuevo en una oportunidad para reindustrializar la región latinoamericana. 

Oceanía también apuesta por América Latina

Si bien la economía China es el principal motor de la economía de ese continente, países ricos en recursos naturales, como Australia, también han demostrado un creciente apetito por invertir en Latinoamérica. Hace sólo días, el fondo de inversión Maquaire Capital anunciaba un plan de inversión de 10 mil millones de dólares en México. Entre los sectores que pretende impulsar el fondo se encuentran, al igual que en el caso de la inversión china, la energía y la infraestructura. 

Un doble impulso de estas características en la región puede desembocar en la creación de empleo, el incremento del gasto público como generador y potenciador de la inversión privada, y una modenización de la infraestructura existente, que favorezca el comercio interregional, tanto entre los países de la región latinoamericana, como entre AL, Asia y Oceanía. 

Palabras clave: China, América Latina, crecimiento económico
Publicado por: Alto Nivel (México)