AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Una oportunidad para la quinua
Fecha de publicación:20/06/2012
País: Colombia
Fuente: El Tiempo (Colombia)

Es probable que la mayoría de los colombianos no pueda decir a ciencia cierta qué es la quinua y que solo una minoría la haya probado. No era así hace algunos siglos, cuando este alimento parecido al cereal constituía uno de los más socorridos cultivos andinos, digno competidor de la papa y el maíz. La llegada de los europeos globalizó el consumo de numerosos productos americanos. Además de la papa y el maíz, se regaron por el mundo el chocolate, el tabaco, el aguacate, el pimiento, la piña, el tomate, la fresa y muchos otros artículos agrícolas... sin olvidar la coca.

No ocurrió igual con la quinua, cuyo consumo local, por el contrario, mermó hasta convertirse en una rareza en sitios donde antes se cultivaba e ingería en abundancia. Es posible, sin embargo, que solo se trate de un retraso de cuatro o cinco siglos y que el auge de la quinua esté por llegar. Algunos países suramericanos se empeñan en abrir un mercado para este pariente lejano de la espinaca cuyo sabor recuerda el del arroz integral y cuyas propiedades nutritivas lo hacen rico en calorías y proteínas, carente de gluten y recomendable por su fibra. La FAO, organización de las Naciones Unidas para la comida, la llamó "el superalimento".

Luego de largo tiempo de olvido, la quinua protagoniza un renacimiento interesante. En el 2001 había, según la FAO, 78.397 hectáreas cultivadas en el mundo. Hoy son más de 90.000. Bolivia produce cada año cerca de 35.000 toneladas. La mitad de ellas salen ilegalmente hacia el Perú, de donde se exportan a Europa y Estados Unidos. El gobierno de Evo Morales está decidido a convertir la quinua en una de sus fortalezas en comercio exterior y el producto responde con creces, al menos por ahora.

Colombia, en cambio, casi ignora la Chenopodium quinoa. Los herbolarios la anuncian, algunos restaurantes la llevan en su carta y un ingeniero de la Universidad Nacional, Ánderson Morales, fabricó cerveza experimental con esta planta. Meritorio, pero todavía de poco peso económico.

Lo sensato sería crear una demanda doméstica mediante campañas educativas de nutrición, y aprovechar que, gracias a la quinua, el TLC puede ofrecer una oportunidad de aliviar parte de las pérdidas por la decadencia del café y nuevas opciones legales a los campesinos cocaleros.

Palabras clave: Colombia, quinua
Publicado por: El Tiempo (Colombia)