AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Las heladas y las lluvias podrían afectar al trigo en Argentina
Fecha de publicación:25/09/2012
País: Argentina
Fuente: Reuters

Las bajas temperaturas en Argentina, un importante proveedor mundial de alimentos, podrían provocar heladas peligrosas para el trigo del ciclo 2012/13, que atraviesa una etapa clave de desarrollo tras el final de la siembra, dijeron el martes climatólogos. Sin embargo, las expectativas favorables para el trigo se mantienen en pie gracias a las previsiones de abundantes lluvias como consecuencia del fenómeno climático El Niño, que suele traer abundantes precipitaciones al país sudamericano, el sexto exportador internacional del cereal.

Las temperaturas gélidas comenzaron el lunes y afectarían a la región agrícola central hasta el jueves. "Lo que hay que mirar esta semana son las heladas", dijo a Reuters Leonardo De Benedectis, meteorólogo en la consultora Clima Campo. "Este ingreso de aire frío en todo el país provocó heladas sobre todo en la región pampeana en un momento delicado sobre todo para el trigo, que está en una etapa de crecimiento en la que las bajas temperaturas pueden afectarlo. De todas maneras, aunque puede haber inconvenientes, no es algo catastrófico", añadió.

El domingo ingresaría un frente con temperaturas más cálidas a Argentina, provocando tormentas en el núcleo agrícola, lo que ayudará a mantener los buenos niveles de humedad en la región, dijo el experto. El Ministerio de Agricultura argentino estimó el área del trigo 2012/13 en 3,7 millones de hectáreas, lo que representa una caída del 20 por ciento con respecto a la temporada previa.

LLUVIAS

Los expertos esperan una primavera lluviosa en Argentina como consecuencia de El Niño, que consiste en una desaceleración de los vientos ecuatoriales (alisios) que provoca un calentamiento del Pacífico del Ecuador y fuertes lluvias en gran parte de Argentina, en Uruguay y en el sur de Brasil. Antes de esas precipitaciones, fuertes lluvias cayeron en las zonas rurales del país durante agosto, mejorando la humedad de los suelos pero provocando inundaciones en algunas áreas rurales de Buenos Aires, la principal provincia agropecuaria del país. "Las inundaciones de distinta severidad en el centro y el sudeste de Buenos Aires demoraron un poco la siembra de maíz. Pero eso está siendo superado", dijo Tomás Parenti, ingeniero agrónomo de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Hasta la semana pasada, los productores habían sembrado el 5 por ciento del maíz de la temporada 2012/13, de acuerdo con la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, mientras que la implantación de la soja -el principal cultivo del país- de la misma campaña está a punto de comenzar. "El trigo está creciendo bien y las condiciones son muy buenas para la siembra de la soja, que empezará a mitad de octubre. Las condiciones están dadas para tener altos rendimientos", dijo Parenti. "Una sobreabundancia de lluvias es mejor, en términos de producción agrícola, que un escenario de sequía", destacó el especialista. El Gobierno argentino estimó que la producción de maíz llegará al récord de 24,5 millones de toneladas.

Palabras clave: Argentina, trigo, heladas, lluvias, cosechas
Author: Hugh Bronstein / Maximilian Heath / Nicolás Misculin
Publicado por: Reuters