AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Brasil reducirá nuevamente la cantidad de sodio en los alimentos
Fecha de publicación:08/11/2013
País: Brasil
Fuente: America Economía

El gobierno brasileño llegó este martes a un acuerdo con la industria alimentaria para reducir la cantidad de sodio en los alimentos procesados, con el fin de mejorar la dieta de la población, informó el ministerio de Salud. El acuerdo lo suscribieron el ministro de Salud, Alexandre Padilha, y el presidente de la Asociación Brasileña de la Industria de los Alimentos (ABIA), Edmundo Klotz, siendo esta la cuarta vez en los últimos meses en que ambas partes llegan a un entendimiento para mejorar la salud alimentaria de los ciudadanos brasileños.

El sodio es el principal componente de la sal de cocina, y el nuevo acuerdo afectará a productos diversos como embutidos (hamburguesas, salchichas, jamones, chorizos y mortadelas), lácteos (requesón y el queso mozzarella) y las sopas instantáneas, que a partir de ahora, deberán reducir el sodio en 63,2% hasta 2016.

La nueva reducción forma parte de la intención del gobierno brasileño de disminuir la cantidad de sal en la comida para poder mejorar la salud de la población en 16 categorías de alimentos, y se trata del cuarto acuerdo desde 2011 entre las autoridades y la industria alimentaria.

Anteriormente, ya se incluyó la restricción en alimentos como pan, pasta instantánea, patatas fritas, mayonesa, galletas, margarina, cereales o salsas para pastas y arroz.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo diario de sodio debe ser inferior a dos gramos, equivalente a una cuchara de té o cinco gramos de sal (se calcula que la población brasileña toma diariamente unos 12 gramos de sal).

El ministerio de Salud brasileño recordó que un exceso de sodio puede contribuir a un empeoramiento de enfermedades crónicas no transmisibles, como la hipertensión arterial, por lo que el gobierno quiere ayudar, con el descenso del sodio en los alimentos, a reducir la tasa de mortalidad prematura.

"No es simple pensar en una estrategia para mejorar la salud de 200 millones de personas sin incluir una asociación con la industria.

"Cualquier medida que excluya a la industria y no estimule innovaciones en las técnicas de conservación de los alimentos puede tener un resultado no positivo para la salud", explicó el ministro de Salud, Alexandre Padilha.

El gobierno brasileño calcula que, desde el inicio de las reducciones de sodio, en 2011, se dejaron de adicionar 113.000 toneladas del producto en los alimentos, y se espera que hasta 2020 se dejen de inyectar 28.500 toneladas más. Se calcula que el 24,3% de la población brasileña tiene hipertensión, enfermedad que afecta principalmente a las mujeres de más de 65 años.

Palabras clave: Brasil, alimentos, sodio, salud, seguridad alimentaria
Publicado por: Food News Latam