AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Los agricultores mexicanos retoman la producción en invernaderos
Fecha de publicación:03/09/2013
País: México

El Secretario de Desarrollo Rural, Ramón Cano Vega, informó que el perfil de los agricultores del centro de México, que están retomando la agricultura en su modalidad de “protegida”, con invernaderos, túneles y macrotúneles, está formado por profesionales jóvenes, bien preparados académicamente, con una preparación de estudios en la materia, de alrededor de 15 años y una gran disposición a innovar.

De acuerdo con un comunicado de prensa, Cano Vega enfatizó que “en el caso particular de Michoacán, este cambio generacional se está dando ya con los hijos de los productores, quienes tienen una edad entre los 30 y 40 años, los cuales están retomando las actividades de sus padres, pero de una manera distinta, dejando los surcos de las parcelas para aplicar las nuevas tecnologías, las cuales están transformando poco a poco el campo michoacano”.

En Michoacán se estima que hay alrededor de mil 100 hectáreas de agricultura en invernaderos, más mil 200 de macrotúneles, lo que representa 2 mil 300 hectáreas de agricultura protegida, a esta cantidad habría que agregar los viveros donde se está produciendo plantas de alta calidad como aguacate y fresa. El Distrito de Desarrollo Rural de Zamora es el que cuenta con la mayor superficie de agricultura protegida en nuestro estado, con alrededor de 650 hectáreas de invernaderos y 900 de macrotúneles, siendo los municipios de Zamora, Jacona, Ixtlan, Tangancícuaro, Chavinda, Los Reyes y Peribán los más importantes.

Las hortalizas son los principales cultivos en dicho distrito predominando la fresa, zarzamora, tomate rojo (jitomate), pepino, chile poblano, esparrago y alcachofa. Los nuevos productores de esta región generan 4 mil 637 empleos, de los cuales mil 121 son fijos, representando el 24 por ciento, el restante 76 por ciento son plazas eventuales, de los cuales mil 720 son mujeres y mil 796 son hombres.

En regiones como la de Zitácuaro es muy importante la agricultura protegida ya que tan sólo este municipio cuenta con alrededor de 80 hectáreas, en las que se producen plantas de ornato como la noche buena, geranio y rosa, generando un promedio de mil 336 empleos.

Para que la agricultura bajo invernaderos sea rentable, es importante que los productores entren en un proceso de menos dependencia de los agroquímicos, pero sobre todo que cuenten con mano de obra calificada y con asesoría técnica especializada en producción orgánica que les permita abatir costos. Cano Vega, señaló que la agricultura de invernaderos es viable si hay de por medio una base organizacional, que permita a los productores disponer de servicios de soporte técnico, investigación, transferencia de tecnología y acceso al financiamiento.

“En este tema, cobra una gran importancia la firma del convenio con la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo para capacitar y supervisar al personal de Sagarpa, encabezado por Antonio Guzmán Castañeda y la Sedru en el programa de Desarrollo de Capacidades y Extensionismo Rural, para que no sólo se autoricen recursos para crear la infraestructura, sino también darnos a la tarea de desarrollar las capacidades de los productores para que tengan un mayor rendimiento en sus cultivos, lo que permitirá incrementar la productividad y rentabilidad de los invernaderos en la entidad”, comentó.

La agricultura bajo invernadero es radicalmente diferente a la tradicional, ya que a diferencia de los cultivos a cielo abierto con esta técnica se puede calendarizar la producción y aprovechar las ventanas de oportunidad que tiene los mercados locales, regionales, nacionales e internacionales, y que los productores del estado saquen provecho a esa ventaja competitiva.

En Michoacán el invernadero resulta una inversión rentable, y aunque tiene como desventaja su alto costo inicial, se calcula que en un periodo de seis años el productor recupera la inversión. Una estructura casa-sombra produce unas 160 toneladas por hectárea de tomate. “La causa principal para la construcción de invernaderos son los cambios climáticos, pero con el tiempo se ha demostrado que se acelera la floración y madurez de los frutos, aumenta la calidad y el rendimiento de los cultivos, se produce fuera de época, ahorra agua y fertilizantes, mejora el control de los insectos y las enfermedades y la posibilidad de obtener más de un ciclo de cultivo al año”, enfatizó el titular de Sedru.

México cuenta con 11 mil 759 hectáreas de agricultura protegida, de acuerdo a un estudio de la Oficina Estatal de Información para el Desarrollo Rural Sustentable (OEIDRUS). Desde el 2001 esta cifra se ha incrementado en más de 10 mil hectáreas, alcanzando en el 2010 un volumen de producción anual cercano a 3.5 millones de toneladas, lo cual refleja el ritmo de crecimiento de la agricultura protegida en el país que es de mil 200 hectáreas al año, predominando casas-sombra e invernaderos.

Palabras clave: México, producción, invernaderos, agricultura, agricultores
Publicado por: Quadratín (México)