AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Protegiendo el legado de la banana, una industria bajo amenaza
Fecha de publicación:11/04/2014
País: Mundial

Muy lejos de los huertos de banana de América Latina, Uganda e incluso de las plantaciones en Islas Canarias, un campus universitario belga cuenta con un laboratorio subterráneo que podría ser el salvavidas para una industria que se encuentra bajo amenaza. El “World Collections of Bananas” no es un laboratorio cualquiera. Es por ello que Portalfruticola.com se puso en contacto con el profesor Rony Sweenen, de la Universidad de Lovaina, con quién discutimos los planes para hacer frente a lo que se ha denominado el “Bananagedón”.

Alrededor de 1.400 variedades de banana se encuentran alineadas en tubos de ensayo en las estanterías del laboratorio de mejoramiento de cultivos tropicales de la Universidad de Lovaina. En 30 m2 es posible encontrar todas las variedades de banana imaginables. Aquí existe un solo propósito, asegurar el futuro de la fruta para las generaciones venideras.

Bajo el auspicio de Bioversity International, el principal objetivo de los investigadores es salvaguardar la diversidad y producir variedades de alto rendimiento, las que eventualmente se pondrán a disposición de los pequeños agricultores de todo el mundo. Actualmente, la industria mundial del banano depende en gran medida de la variedad Cavendish, con millones de toneladas exportadas desde América Latina, India, las Filipinas y otros países cada año. Pero, a medida que aumenta la preocupación por la propagación de la Enfermedad de Panamá (TR4) y los informes de los medios de comunicación que hablan de un “Bananagedón”, crecen los temores de que esta enfermedad podría acabar por completo con algunas zonas de producción.

De hecho, la industria espera un próximo informe de las Naciones Unidas sobre la propagación de la Enfermedad de Panamá y los efectos que está teniendo en la comunidad agrícola bananera internacional.

Como uno de los principales expertos en fruta del mundo, Swennen ha supervisado el trabajo en la Universidad de Lovaina por cerca de 30 años. El académico destacó que el objetivo del laboratorio -reconocido por las Naciones Unidas- es estabilizar la industria y no el reponer los stocks actuales, en el caso que la variedad Cavendish desaparezca en el mundo.

“Es un gran problema, pero ha sido exagerado un poco por parte de algunos sectores de los medios de comunicación. Sí, una gran afirmación es que la ‘TR4 está matando al Cavendish’, pero eso es cuando se tiene una mala gestión. Pero nadie te cuenta la historia que durante 20 años la TR4 ha estado presente en las plantaciones de las Filipinas, y aún así las Filipinas exporta”, dijo Swennen.

“No hay duda que están sucediendo cosas en todo el mundo con la TR4, pero con una buena gestión los países siguen siendo capaces de exportar. Si creyeras todo lo que se lee en la prensa, tendrías que renunciar a la Cavendish, algo que no es cierto”.

“La industria depende de una sola variedad. Nuestro objetivo es darle más diversidad a los pequeños agricultores, lo que se traduciría en campos más diversos y más calidad en términos de vitaminas y minerales, así como una mejor dieta”.

“Consideramos a las bananas como la columna vertebral de todo el sistema de cultivo y lo que la colección [debananas] está tratando de hacer, es hacer más estable a la industria y al sistema en su conjunto”. 

Resistencia a las enfermedades a través de la diversidad

De acuerdo a Swennen, todas las fincas bananeras del mundo estarán expuestas -en algún minuto-a algún tipo de enfermedad. Si bien considera que la preocupación por la propagación de la TR4 es real, los agricultores y la industria en general no deberían desviar la vista de las buenas prácticas de manejo para frenar la propagación de la enfermedad.

“Todas las huertas de todos los países están expuestas a algún tipo de enfermedad, por eso queremos llevar a los agricultores individuales, sobre todo a los pequeños propietarios, nuevas variedades para que puedan reemplazar las variedades susceptibles”, señaló.

“¿Son todas nuestras variedades resistentes? Algunas sí, otras no – que es la respuesta básica. La verdad es que no sabemos la respuesta de toda la colección y esta es una parte importante de lo que estamos tratando de lograr”.

“Estamos haciendo pruebas en diferentes ambientes con la mayor cantidad de variedades para poder documentar la calidad y resistencia de las diferentes variedades. El principal desafío en este momento es que no hay suficiente evidencia documentada. Tenemos que hacer más investigaciones y, aunque hemos estado haciendo esto desde hace mucho tiempo, es una información incompleta”.

Planes a futuro

Sweenen y su equipo esperan contar con una colección de 2,000 variedades. Una vez que lo logren se centrarán en difundir la información de las variedades al resto del mundo para que los productores y exportadores debanana puedan tomar decisiones informadas.

“En base a nuestras consideraciones, una vez que tengamos 2,000 tendremos casi todo. Hay un problema con algunos países que no están dispuestos a liberar el germoplasma. Algunas variedades no pertenecen a nadie y, como tales, son del mundo, por lo que este es un proyecto para todo el mundo”.

“El principal desafío es que tenemos que documentar adecuadamente cada variedad y hacer toda la información disponible en Internet para que cualquiera pueda comenzar a hacer compras y analizar las variedades que desean para sus condiciones. Y las compras deben ser gratuitas, ya que esta es una organización sin fines de lucro”.

“Recolectar y almacenar no es suficiente. Nuestra prioridad es hacer que la información esté disponible. Es por eso que estamos apoyando las colecciones regionales, así llevamos una gran cantidad de germoplasma a países específicos en el mundo, como Uganda o las Filipinas, para que la gente en el campo pueda ver y decir ‘ Dios mío éste existe y yo no sabíamos acerca de esta variedad’”.

Palabras clave: Banana, banano, WBF, investigación, desarrollo, I+D
Publicado por: PortalFrutícola