AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Un estudio aporta diferencias concluyentes entre alimentos orgánicos y convencionales
Fecha de publicación:17/07/2014
País: Mundial

Un estudio internacional liderado por la Universidad de Newcastle (Reino Unido), ha descubierto que una dieta de alimentos orgánicos puede proporcionar antioxidantes equivalentes a 1-2 porciones adicionales de frutas y verduras por día. De acuerdo a un comunicado de la universidad, el meta-análisis se centró en 343 estudios sobre las diferencias entre los cultivos orgánicos y convencionales, y se descubrió que los primeros pueden contener entre 18 a 69% más de antioxidantes y polifenoles que los segundos.

El estudio, publicado en el British Journal of Nutrition, también reveló que los cultivos orgánicos presentan niveles significativamente más bajos de metales pesados ​​tóxicos, con un 48% menos de cadmio que los convencionales.

“Este estudio demuestra que elegir alimentos producidos de acuerdo a estándares orgánicos puede dar lugar a un aumento de la ingesta de antioxidantes nutricionalmente deseables y la reducción de la exposición a metales pesados ​​tóxicos”, dijo el profesor de la Universidad de Newcastle, Carlo Leifert, quien dirigió el estudio. “Esto constituye una importante adición a la información actualmente disponible para los consumidores que hasta ahora ha sido confusa y en muchos casos está en conflicto”, añadió.

De esta forma, la investigación llegó a la conclusión opuesta a un estudio de 2009 encargado por la Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido (FSA por sus siglas en inglés), que encontró que no hubo diferencias sustanciales o importantes beneficios nutricionales en los alimentos orgánicos.

“La principal diferencia entre los dos estudios es el momento”, dijo Leifert. “La investigación en esta área ha sido lenta en despegar y tenemos más datos disponibles ahora que hace cinco años”, comentó.

“La mayor base  de evidencia disponible en esta síntesis nos permitió utilizar los métodos estadísticos más apropiados para llegar a conclusiones más definitivas en relación con las diferencias entre los cultivos orgánicosy convencionales”, agregó el Dr. Gavin Stewart, quien participó en el estudio y es experto en meta-análisis.

La investigación, financiada conjuntamente por el programa European Framework 6 y el Sheepdrove Trust, también encontró que las concentraciones de nitrógeno fueron mucho menores en los cultivos orgánicos. Las concentraciones totales de nitrógeno fueron 10% más bajas, y también se encontraron registros menores de nitrato (30%) y nitritos (87%) en la producción orgánica en comparación con los cultivos convencionales.

Leifert añadió que el estudio debe ser un punto de partida en el debate sobre las diferencias entre los métodos de agricultura orgánica y convencional. “El debate de orgánicos vs no-orgánicos ha estado sonando desde hace décadas, pero la evidencia de este estudio es abrumadora: la comida orgánica es alta en antioxidantes y baja en metales tóxicos y pesticidas”, dijo.

“Hemos demostrado, sin duda, que hay diferencias en la composición entre cultivos orgánicos y convencionales, ahora hay una necesidad urgente de llevar a cabo estudios de intervención dietética y de cohortes humanos bien controlados, específicamente diseñados para identificar y cuantificar los impactos en la salud de cambiar a alimentos orgánicos”, comentó. El estudio también reveló que es cuatro veces más probable encontrar residuos de plaguicidas en los cultivos convencionales que en los orgánicos.

“Nuestros resultados son muy relevantes y significativos, y ayudarán a científicos y consumidores a revisar la -a menudo en conflicto- información disponible en la actualidad sobre la densidad de nutrientes de los alimentos a base de plantas orgánicas y convencionales”, dijo el científico de la Universidad del Estado de Washington y co-autor del estudio, profesor Charles Benbrook. El punto de referencia del estudio también se encontró con una respuesta muy positiva del Centro Orgánico (TOC por sus siglas en inglés), en Washington D.C.

“Esta importante investigación debería contribuir en gran medida a disipar la confusión del consumidor sobre los beneficios de los orgánicos”, dijo la directora de programas de ciencia de TOC, Dr. Jessica Shade, en una nota de prensa. “Este importante estudio revalúa el tema desde un punto de vista más incluyente, estadísticamente preciso y muestra claramente que las frutas y verduras orgánicas tienen beneficios definitivos para la salud respecto a los productos cultivados convencionalmente”, señaló.

“En base a los hallazgos de este estudio, si un individuo cambia de una dieta convencional a una orgánica, podrían tener un aumento del 20-40% en antioxidantes sin un aumento simultáneo de la ingesta de calorías. En otras palabras, para la misma cantidad de comida, comer orgánico entrega significativamente una  mayor ingesta diaria de antioxidantes saludables”, concluyó.

Palabras clave: Alimentos orgánicos, seguridad alimentaria, investigación, desarrollo
Publicado por: PortalFrutícola