AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Los gases de efectos invernadero derivados del sector agropecuario en América Latina
Fecha de publicación:28/07/2014
País: América Latina y el Caribe

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) ha incorporado un nuevo documento al archivo de datos FAOSTAT que contiene información relevante acerca del peso que las emisiones de gases de efecto invernadero tienen en sectores como la agricultura, la silvicultura, la ganadería y la pesca en el escenario internacional y, más concretamente, en América Latina y el Caribe. 

Los cuatro sectores mencionados son especialmente sensibles a las variaciones del clima, por ese motivo, ser capaces de resistir y mantener su productividad ante las alteraciones que registra el planeta como consecuencia de los efectos del cambio climático es uno de los grandes desafíos a los que se enfrentan.

Otras metas que los profesionales dedicados a estas industrias aspiran a lograr consisten en minimizar en la medida de lo posible los impactos negativos que este fenómeno provoca en la producción agrícola y silvícola y la implementación de acciones sectoriales para limitar el calentamiento global.

Para poder avanzar en esa dirección, es necesario disponer de la mejor información posible a escala nacional, subregional y global sobre las emisiones de gases de efecto invernadero generadas por la agricultura, la silvicultura la ganadería y la pesca. Con datos rigurosos sobre la mesa, los responsables de la toma de decisiones de los distintos países tienen más fácil detectar oportunidades para el establecimiento de medidas que contribuyan a reducir esas emisiones, al tiempo que «persiguen objetivos de seguridad alimentaria, resiliencia y desarrollo rural y consiguen acceso a la financiación mundial para su implementación», detallan los expertos de la FAO.

Para ilustrar el peso que los GEI tienen en cada uno de los sectores mencionados en la región de América Latina y el Caribe, los especialistas de la FAO han elaborado una infografía en la que destacan que, en 2010, «las emisiones regionales por fuentes provenientes de la agricultura, silvicultura y otros usos de la tierra fueron más de 2800 millones de toneladas de CO2eq, mientras que la absorción de la región por sumideros de la agricultura, silvicultura y otros usos de la tierra sobrepasó los 440 millones de toneladas de CO2eq.

Cabe incidir en que en 1961, las emisiones regionales de la agricultura (cultivos y ganadería) fueron de 388 millones de toneladas de CO2eq y en 2010 este concepto se situó en los 903 millones de toneladas de CO2eq, lo que se traduce en un crecimiento muy notable de las emisiones.

Principales emisores y datos por continentes

En el periodo comprendido entre 2001 y 2010, la fermentación entérica fue, con diferencia, el principal emisor de GEI de la agricultura, con un promedio del 60 %, seguido del estiércol depositado en las pasturas (25 %), los fertilizantes sintéticos y la gestión del estiércol (ambos, con un 3 %), el estiércol aplicado a los suelos y los residuos agrícolas (con un 2 %, respectivamente).

Por continentes, durante el mismo periodo analizado Asia destaca como el emisor por excelencia (44 %), con Latinoamérica y el Caribe en el segundo puesto (17 %), África en tercera posición (15 %), Europa ocupa la cuarta plaza (12 %) y cierran la lista Norteamérica (8 %) y Oceanía (2 %).

Por último, la infografía dedica un espacio a destacar que «las emisiones que provienen del uso de la energía en la agricultura –incluidos datos sobre emisiones de la energía de combustibles fósiles necesaria para la maquinaria, bombas de riego y barcos pesqueros- añadieron otros 55 millones de toneladas de CO2eq en 2010».

Palabras clave: América Latina, gases efecto invernadero, sector agropecuario
Publicado por: Mercados Medioambiente