AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Publicaciones: detalle

Evolución y distribución del ingreso agrícola en América Latina: evidencia a partir de cuentas nacionales y encuestas de hogares
En publicaciones y en el debate público a menudo se hace referencia al boom productivo que experimentó el sector agrícola en la región. En realidad, y a pesar de fluctuaciones normales en la agricultura muchos países lograron tasas de aumento de producción bastante altas. Por ejemplo, entre 1985 y 2004 once países lograron tasas superiores a un 3% anual. Estadísticas más recientes para el período 2000 – 2008 indican que varios países sobre todo en America del Sur lograron tasa de aumento en el PIB agrícola por sobre 5% anual, que es muy alto, con un promedio para América Latina superior al 3%. Luego, podemos afirmar que la mayoría de los países de América Latina han experimentado un crecimiento alto por un período relativamente largo. La situación es diferente en los países del Caribe, que en general han tenido un pobre desempeño productivo Este estudio analiza dos interrogantes principales asociados a este boom agrícola: primero, ¿en qué grado se observó un aumento efectivo en el ingreso real del sector durante ese período? Para este análisis se utilizaron las Cuentas Nacionales, comparando varios deflactores. Es interesante destacar que los resultados indican que si bien el llamado boom se refleja en alto crecimiento en producción y exportaciones agrícolas, ello no garantiza que el ingreso real agropecuario haya aumentado en proporción similar. La segunda interrogante analizada es ¿quiénes se beneficiaron más del boom productivo? Diversas publicaciones hacen referencia a la ‘dualidad’ entre una agricultura dinámica y moderna, rodeada de áreas rurales que concentran mucha pobreza y de una agricultura marginal que no se habría beneficiado del enorme dinamismo agrícola. Junto con esto, usualmente se hace alusión a que el nivel de pobreza se mantiene elevado. Para este análisis se utilizaron encuestas de hogares distinguiendo entre las distintas categorías de ocupación (empleadores, cuenta propia, y asalariados). El período analizado corresponde a 1990 a 2005, y los países examinados individualmente son Brasil, Chile, Colombia, México y Paraguay. Del estudio surgen dos conclusiones principales. Una es que el ingreso agrícola “real” (medido a través del PIB deflactado por distintos índices) efectivamente experimentó un aumento real (excepto México), pero significativamente menor al señalado por la evolución del PIB agrícola como se le mide usualmente a precios constantes. En otras palabras, en términos reales el aumento en valor agregado (ingreso agrícola) fue menor al reportado comúnmente. Segundo, a excepción de Colombia y Paraguay, donde el principal “ganador” es el grupo cuenta propia, que incluye a pequeños productores, en Brasil, Chile, Colombia y México los asalariados han capturado una proporción creciente del ingreso agrícola, contradiciendo así la percepción popular de que el boom solo habría beneficiado a los empleadores.

Publicado por:Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL)
Fuente:Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL)
Mes: Septiembre
Año: 2010