FAO Regional Office for Latin America and the Caribbean

Taller de fortalecimiento de capacidades para la vigilancia, prevención y manejo de la marchitez por Fusarium de las musáceas, raza 4 tropical

Ciudad de Panamá.
17-02-20 - 19-02-20

Antecedentes

El cultivo de banano tiene un papel fundamental para la seguridad alimentaria y el sector rural de América Latina y el Caribe (ALC). Su producción anual alcanza aproximadamente los 30 millones de toneladas en la región, que también se posiciona como uno de los principales consumidores de estas frutas a nivel mundial.

América Latina y el Caribe se ha establecido firmemente como el principal proveedor mundial de bananos, cuyas exportaciones totales alcanzaron un promedio anual de 13 millones de toneladas durante 2016-2018, lo que representa el 80% de los envíos mundiales de banano. Las estadísticas comerciales reportaron un ingreso medio de exportación de USD 5.600 millones al año para la agroindustria bananera de la región durante este periodo.

Entre los principales exportadores de la región se sitúan Ecuador, con una participación estimada del 36% de las exportaciones mundiales durante 2016-2018 con 6,6 millones de toneladas en 2018, seguido de Guatemala, con un volumen promedio anual de exportación de 2,3 millones de toneladas, y Costa Rica, con 2,2 millones de toneladas anuales entre 2016 y 2018.

Las características de los sistemas industrializados de producción de banano y la falta de procedimientos de bioseguridad en las fincas de pequeños y grandes productores plantean grandes amenazas ante la creciente prevalencia y los brotes de plagas agrícolas. En particular, la presencia de la marchitez por Fusarium ocasionada por la raza 4 tropical (R4T) en plantaciones de bananos y otras musáceas constituye un alto riesgo fitosanitario para la producción de bananos, plátanos y otras musáceas, con capacidad para provocar una crisis socioeconómica de dimensiones inestimables.

El 8 de agosto de 2019, el Instituto Colombiano de Agricultura (ICA) anunció oficialmente que R4T fue identificado en seis granjas en La Guajira, al noreste del país. Posteriormente, el ICA realizó la declaración de Emergencia Nacional, como requisito previo para implementar todas las medidas necesarias encaminadas a prevenir una mayor propagación de la plaga.

La raza tropical 4 se encuentra actualmente en 18 países pertenecientes a diferentes continentes. Afecta principalmente a los clones del grupo Cavendish, ampliamente representados en las plantaciones y mercados hoy en día, pero otras variedades importantes para la seguridad alimentaria y la generación de ingresos de los pequeños productores también son susceptibles, como los plátanos (AAB), los plátanos de cocina tipo Bluggoe (ABB), Gros Michel (AAA), Prata (AAB) y Manzano (AAB).

La Declaración Regional sobre Fusarium R4T, firmada por las autoridades agrícolas de los países de América Latina y el Caribe durante una reunión de alto nivel convocada por el Ministro de Agricultura y Ganadería de Ecuador, también fue respaldada por la FAO, Foro Mundial Bananero (FMB), el IICA y otros organismos internacionales. La declaración pide apoyar las medidas fitosanitarias necesarias para prevenir su propagación y aumentar la colaboración entre países.

Después del primer registro de R4T en América, diferentes países y organismos subregionales, como Colombia, Ecuador, la Organización Regional Internacional para la Sanidad Agropecuaria (OIRSA) y el foro de Directores de Sanidad Vegetal del Caribe (CPHDF), solicitaron a la FAO su apoyo para el reforzamiento de la coordinación regional con vistas a lograr una aplicación uniforme de las medidas fitosanitarias y mejorar los sistemas de manejo y vigilancia de esta plaga. En respuesta a esta solicitud y atendiendo a la magnitud de la emergencia, la FAO aprobó el proyecto de cooperación técnica (TCP) "Fortalecimiento de las capacidades regionales de vigilancia, prevención y manejo frente a la eventual propagación del marchitamiento por Fusarium del banano, causada por la raza tropical 4 de Fusarium oxysporum f.sp. cubense (Foc R4T)".  

El proyecto se centrará en la elaboración de un Plan de acción regional para la prevención, el seguimiento y la posible respuesta al Foc R4T; planes de acción nacionales para la respuesta, monitoreo y prevención del Foc R4T; y fortalecimiento de capacidades para contribuir a la prevención, respuesta y vigilancia de Foc R4T. Como preparación para su implementación, se desarrolla este taller de inicio con participación.

Objetivos

Construir bases sólidas para la implementación efectiva del proyecto a través de:

  • Informar oficialmente del proyecto, su marco lógico, los resultados esperados, sus productos y salidas, así como compartir informaciones relevantes sobre la situación actual de la plaga.
  •  Alinear los esfuerzos entre todos los países y asociados involucrados, debatir y aprobar acuerdos sobre su implementación, incluidos los mecanismos de coordinación, las funciones y las responsabilidades para garantizar sinergias.
  • Desarrollar el plan de trabajo del proyecto.
  • Debatir los principales elementos del plan de acción regional para la prevención, el monitoreo y la posible respuesta frente a R4T.
  • Diseñar una hoja de ruta clara para su implementación .

Resultados esperados

  • Informado oficialmente el concepto del proyecto y sus resultados esperados a todas las partes involucradas en el TCP.
  • Acordados los elementos para la implementación del proyecto, los mecanismos de coordinación, funciones y responsabilidades de los principales países participantes dentro del TCP, así como con iniciativas externas con objetivos comunes.
  • Acordado el plan de trabajo del proyecto.
  • Elaborada la primera versión borrador del plan de acción regional para la prevención, la vigilancia y la posible respuesta a R4T.
  • Establecida la hoja de ruta para su implementación.

Participantes

  • Representantes del sector oficial de la protección fitosanitaria en países de América Latina y el Caribe: Colombia, Ecuador, Panamá, Guatemala, Nicaragua, República Dominicana, Dominica, Santa Lucía, Jamaica, Surinam y Trinidad y Tobago, Brasil, México, Cuba, Costa Rica, Venezuela, El Salvador, Paraguay y Perú.
  • Representantes de las Organizaciones Regionales de Protección Fitosanitaria (ORPF) de la región: OIRSA, CAN, CAHFSA, COSAVE.
  • Representantes de instituciones internacionales: IICA, FMB facilitado por FAO, JBB, CARDI, CPHDF, CIRAD.
  • Oficiales y representantes de la FAO.
  • Expertos internacionales y regionales.
  • Representantes del sector privado o público-privado vinculados a la cadena productiva del banano.