FAO.org

Inicio > Region_collector > Américas > Eventos > Ver evento
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

XIV Reunión de la Comisión de Desarrollo Ganadero para América Latina y el Caribe (CODEGALAC). Capítulo Mesoamérica

San José, Costa Rica.
29-11-17 - 01-12-17

1. Antecedentes

Según la ONU, una de cada ocho personas en el mundo vive en extrema pobreza; 795 millones de personas en el mundo están desnutridas; 1.300 millones de toneladas de alimentos se gastan cada año; seis millones de niños mueren antes de cumplir cinco años de edad; 202 millones de personas están desempleadas, de las cuales 75 millones son mujeres y hombres jóvenes; 3.000 millones de personas dependen de la madera, el carbón, el carbón vegetal o los desechos animales para cocinar y calefacción; nuestros suelos, el agua dulce, los océanos, los bosques y la biodiversidad se están degradando rápidamente y el cambio climático está ejerciendo una presión aún mayor sobre los recursos de los que dependemos, e interrumpiendo las economías nacionales y afectando vidas. En ese sentido el sector ganadero, puede desempeñar un papel clave al logro de esos retos, considerando que se trata de un  motor para el desarrollo de la agricultura y el sector de la alimentación, un impulsor de importantes cambios económicos, sociales y ambientales en los sistemas alimentarios globales, está fuertemente ligado al sector de los cultivos forrajeros, genera coproductos como estiércol y tracción animal, y en muchos países actúa de depósito de riqueza y red de seguridad. Es parte integrante de las prácticas tradicionales, los valores y los paisajes de numerosas comunidades en todo el mundo. Así mismo tiene importantes efectos en el medio ambiente, tanto positivos como negativos, especialmente si se tienen en cuenta los cambios indirectos en el uso de la tierra y los efectos de la producción de cultivos forrajeros.

Sin embargo, la manera como los países encaren esos retos junto al escenario global de largo plazo sobre aumentos en el consumo y la demanda, ofrece oportunidades positivas para aquellas economías y grupos de productores que puedan mantenerse e insertarse en el mercado, lo cual puede ser incierto para América Central y el Caribe al momento de beneficiarse de esta tendencia.

La población en América Central se triplicó en los últimos 50 años, hubo un desplazamiento importante de la población de las áreas rurales a las zonas urbanas, el ingreso per cápita anual casi se duplicó en los últimos 20 años. No obstante, el consumo promedio de leche -en forma de productos lácteos- y carne para los países centroamericanos fue inferior al observado en otras regiones del mundo.

Por otro lado, la ganadería bovina es uno de los subsectores agropecuarios de mayor importancia para Centroamérica, representando el 19% del producto interno bruto agropecuario, como región puede considerarse como un importador neto de productos lácteos y carne, aunque el volumen de carne importada es bastante baja comparada con la producida internamente. En todos los países de la región existe una amplia brecha entre la contribución que realiza el sector ganadero a la economía agropecuaria y la baja proporción del gasto público agropecuario que se canaliza de manera directa al sector ganadero. La exportación ha estado favorecida por la distancia relativamente a sus grandes mercados (Estados Unidos y México), y al hecho de ser una región libre de fiebre aftosa; sin embargo, debido al estancamiento en su producción han tenido una pérdida notable de su oferta exportable.

El uso directo de las pasturas es prácticamente la base de la producción de leche y carne en América Central y la producción de cultivos anuales o perennes, conjuntamente con el ganado, es la práctica más común en las fincas de productores pequeños y medianos, no sólo como una estrategia de seguridad alimentaria para la familia productora, sino como el seguro que tienen los productores en tiempos de crisis. Pero la reducción del bosque tropical húmedo ha significado el desplazamiento de la actividad ganadera de suelos de mejor fertilidad, hacia zonas con suelos frágiles y de menor fertilidad y la degradación de pasturas han impactado más del 81% de los suelos en América Central, así como el recurso hídrico de la región por mayor escorrentía superficial y acarreo de suelo erosionado.

América Central ha sido identificada como una de las áreas con mayor vulnerabilidad a los impactos del cambio climático en el mundo, basado en los cambios en precipitación, en la temperatura media y en variaciones inter-anuales de precipitación y temperatura, afectado directamente la ganadera  por estrés calórico y escases de agua impactando la producción y calidad de productos y el bienestar de los animales.

En síntesis en los próximos años se seguirá incrementando la demanda por productos de origen pecuario en la región, por lo que la producción animal tendrá que aumentar, si es que no se quiere depender de importaciones extra-regionales. El camino a seguir es la intensificación -entendida como el incremento en la producción por unidad de área-, pues no se puede continuar aumentando el área dedicada a cultivos y pastos a expensas del bosque, pues ello tiene implicaciones importantes en la base de recursos naturales, la biodiversidad y los servicios eco-sistémicos que ofrecen los bosques. Sin embargo, el reto es aún mayor, frente al cambio climático y sus impactos en la región. Todo esto está afectando la producción agrícola y ganadera en América Central como en otras partes del mundo, y consecuentemente la seguridad alimentaria y los medios de vida de los pobladores del medio rural, en especial de las familias más pobres, con los impactos consecuentes en exacerbar los niveles ya elevados de inseguridad alimentaria y falta de medios para hacer frente a las condiciones meteorológicas adversas que enfrentan muchas familias en la región.

Existe una amplia gama de instrumentos de política que podrían utilizarse para afrontar esos retos. La Comisión de Desarrollo Ganadero de América Latina y  el Caribe – CODEGALAC ,  en la cual FAO  ejerce la Secretaría Técnica, así mismo, FAO  acoge a importantes asociaciones globales de múltiples actores, entre las cuales están: Agenda Global para la Ganadería Sostenible, la Alianza sobre Evaluación Ambiental y Desempeño Ecológico de la Ganadería (LEAP) y  la Alianza Global de Ganadería. Instancias en las cuales algunos países de la región son participes.

En este contexto, se requiere trascender el ámbito sectorial (inversión, financiamiento, innovación, desarrollo sostenible, inclusión social), estrategias integrales de políticas públicas, reforzar alianzas público-privadas y  es fundamental fortalecer la institucionalidad  del sector.  En este sentido, se pretende plantear en la CODEGALAC la discusión que permita: el entendimiento de todos los actores al respecto de los ODS, la   identificación de la contribución y  desafíos  del sector ganadero frente a  los mismos. Así como, promover la manifestación de  interés  y compromisos de los países de  la subregión Mesoamericana para el establecimiento de una  Red de Acción  que facilite  y apoye la orientación e implementación de políticas públicas  para el Desarrollo Ganadero Sostenible  en la Subregión, la red se acompañara  del desarrollo de un Laboratorio de Políticas  como instrumento  para obtener evidencias de la contribución del sector ganadero a los ODS y la atención de los desafíos identificados para lograr un Desarrollo Ganadero Sostenible.

2. Objetivo

Analizar y definir una Visión conjunta de los países de la subregión Mesoamericana, para el planteamiento de un marco de políticas públicas. Que oriente el Desarrollo Sostenible de la Ganadería frente a los desafíos actuales.

3. Estructura

Se llevarán a cabo presentaciones sobre los desafíos y realidades de la ganadería frente a los ODS, la Agenda Global de Desarrollo Ganadero Sostenible como un instrumento participativo y se compartirán   experiencias de los países de la subregión en el desarrollo e implementación de políticas públicas para la ganadería sostenible. Seguidas de una discusión para plantear herramientas u orientaciones que conduzcan a mejorar  las políticas públicas del sector ganadero.

4. Resultado esperado

Decisión de interés de la subregión para el establecimiento de una “Red de acción para la construcción de políticas públicas para una ganadería sostenible en Mesoamérica”, con enfoque territorial (trasfronterizo); de desarrollo rural (salud, educación, infraestructura, banca) y de desarrollo y mejora de la eficiencia de los sistemas productivos (agrocadena).

Ratificar el  interés y compromiso de los países de la subregión para el establecimiento del laboratorio de políticas.  (Países  identificados)

Elementos y lecciones aprendidas compartidas, para la revisión de las políticas ganaderas en la subregión. 

5. Socios clave

Se invitará a la Unión Europea, FIDA, Secretaria del Fondo Verde del Clima, financiadores, entre otros,   como posibles socios interesado en financiar algunos de estos procesos.

Costa Rica tiene la experiencia y puede asumir un compromiso de un plan de acción con los demás países para el desarrollo de políticas públicas para entregar en la próxima CODEGALAC y la Agenda Global.