FAO.org

Inicio > Region_collector > Américas > Eventos > Ver evento
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Reunión de Alto Nivel sobre Migración, Desarrollo y Seguridad Alimentaria

Ciudad de México.
02-07-19 - 03-07-19

Transmisión en vivo del evento - 3 Julio 2019

El Salvador, Guatemala, Honduras, México

1. El Reto de la Migración, el Desarrollo y la Seguridad Alimentaria en Mesoamérica: la situación especial de los Territorios Rurales

Estudios de Naciones Unidas y otros organismos han demostrado que, a pesar de los grandes esfuerzos realizados en las últimas décadas, en los cuatro países de Mesoamérica, existen territorios cuyos indicadores socioeconómicos se están quedando rezagados respecto a los promedios nacionales. Las causas de esta realidad provienen de problemas históricos, pero también de la falta de crecimiento económico, inversión productiva, deterioro de los recursos naturales, y la ocurrencia, cada vez mayor, de desastres naturales, como sequías e inundaciones. Dichos territorios son además centros de origen de numerosos migrantes internos e internacionales con destino principalmente hacía EEUU.

Los territorios rezagados están marcados por enormes deficiencias institucionales y donde la focalización de programas públicos sigue siendo limitada. A su vez, en muchos de ellos hay una marcada presencia de pueblos indígenas y afrodescendientes que muestra la realidad de su exclusión y desigualdad étnica.  La actividad agrícola, pesquera y forestal en estos territorios sigue jugando un rol importante en la estructura económica y de empleo pero que frecuentemente está al margen del mercado interno, regional y global.  Esta actividad económica y social se enfrenta a desafíos para acceder a la tecnología, infraestructura, servicios de extensión o financiamiento, y que además se desarrollando en muchos casos, en suelos pobres, sin seguridad jurídica sobre la propiedad, y contando con centros de acopio insuficientes y distantes que dificultan la comercialización.

Por otra parte, algunos de estos territorios se han visto afectados en las últimas décadas por la expansión de actividades económicas al margen de la legalidad (cultivos ilícitos, explotación ilegal de los bosques o de recursos minerales), que no solo generan conflictos, disputas y violencia, sino que conducen al desarraigo y, eventualmente, a la migración irregular de sus poblaciones. Esta violencia desalienta a demás inversiones en actividades legales y tiene enormes impactos ambientales y en el manejo sostenible de la biodiversidad. Bajo este contexto, los ingresos de estos agricultores rurales son extremadamente precarios, informales e inseguros, quedando en evidencia su alta dependencia de las remesas y subsidios gubernamentales.

Esta realidad, se enmarca además en una institucionalidad donde los gobiernos locales enfrentan grandes desafíos y donde la participación política de la población en la búsqueda de soluciones concertadas a los desafíos que enfrentan es muy limitada. En algunos casos, este hecho muestra una crisis de las políticas públicas y falta de legitimidad de los modelos de desarrollo rural implementados hasta ahora.

Diversos estudios han demostrado que las políticas nacionales de desarrollo rural no sólo no han tenido la efectividad deseada en muchos de estos territorios, sino que, en la mayoría de los casos, no han podido enfocarse en los grupos más vulnerables. Este rezago afecta especialmente y en forma desproporcionada a mujeres rurales, jóvenes, niños, niñas y adolescentes.

Además, los estudios de la FAO, la CEPAL, el WFP, la OIM, el ACNUR y otros organismos con experiencia en el tema de la migración regional, también muestran que, existe una relación causal entre las condiciones de estos territorios y el origen de los movimientos migratorios.  Al menos la mitad de los migrantes de los países del norte de Centroamérica, provienen de las zonas rurales más rezagadas, o que han sido afectadas por desastres naturales y los efectos del cambio climático.

 

Oportunidades Rurales

2. Una Respuesta Integral. Políticas públicas focalizadas en territorios rezagados para la generación de oportunidades y alternativas a la migración

Para hacer frente al reto de impulsar procesos de desarrollo en territorios rezagados,la FAO propone a los gobiernos de los cuatro países implementar una estrategia que conlleva un diagnóstico focalizado para cada territorio, con políticas e instrumentos específicos que promuevan la seguridad alimentaria y el desarrollo, y generen alternativas a la migración, con la participación y apropiación directa de las poblaciones de esos territorios.

La estrategia parte de la base de que es indispensable aumentar significativamente la inversión productiva y la creación de empleos en actividades locales redituable siendo necesaria la participación de todos y en especial del sector privado, de las organizaciones comunitarias y las cooperativas.

La FAO tiene varios programas y proyectos en marcha con los cuatro países, como por ejemplo el Programa Mesoamérica Sin Hambre, de donde se pueden extraer aprendizajes y experiencias que logren ser apropiadas para un territorio determinado, y reformular aquellas que no han demostrado su eficacia.

Como parte de la preparación de la Reunión de Alto Nivel, la FAO está organizando, bajo la conducción de las autoridades nacionales y territoriales, cuatro Diálogos Nacionales para, en el marco de las políticas públicas de cada país, evaluar, sistematizar y diseminar herramientas y modelos de intervención adecuados a las realidades territoriales, con la participación de organizaciones de la sociedad civil y movimientos sociales, el sector privado, y otros cooperantes internacionales.

Estos Diálogos producirán un diagnóstico descriptivo de las dimensiones social, económica, política, agroecológica y ambiental de dichos territorios, con los que se elaborarán mapas nacionales que, después de ser validados por las autoridades nacionales, servirán para preparar una propuesta que serán presentadas a los participantes en la Reunión de Alto Nivel.

3. Objetivos de la Reunión de Alto Nivel sobre Migración, Desarrollo y Seguridad Alimentaria

Primer Objetivo. Identificar y visibilizar a los territorios rurales que son centros de origen de migrantes rurales de cada país, y acordar posibles programas integrales específicos de desarrollo rural para ellos, basados en experiencias que ya hayan demostrado su efectividad en otros lugares.

Segundo Objetivo. Adoptar una Declaración Política para reafirmar el compromiso de los gobiernos nacionales de los cuatro países mesoamericanos, con la erradicación de la pobreza extrema, el hambre y la creación de oportunidades económicas y sociales locales, en los territorios rurales rezagados, con el fin de que la migración desde sus territorios no sea una necesidad para esas poblaciones.

Tercer Objetivo.  Presentar una propuesta que promueva, de conformidad con la Agenda 2030 y el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular y otras iniciativas carácter mesoamericano, la erradicación de la pobreza extrema, el hambre, a través de la inversión pública y privada, y la acción directa de las comunidades locales, las cooperativas y el emprendimiento.

Cuarto Objetivo. Promover el apoyo de otros países, así como de las organizaciones regionales e internacionales, a la implementación de dicha propuesta para promover la seguridad alimentaria y el desarrollo rural.

4. Resultados de la Reunión de Alto Nivel sobre Migración, Desarrollo y Seguridad Alimentaria

De conformidad con sus objetivos, se propone que la Reunión de Alto Nivel concluya con la aprobación de la Declaración Política y la solicitud de los países a FAO de generar un programa de trabajo para promover la seguridad alimentaria y el desarrollo rural en Mesoamérica. La Declaración Política y el programa de trabajo, además de servir para movilizar inversiones en los cuatro países junto a entidades interesadas en el desarrollo sostenible de la región, servirán como hoja de ruta para la implementación de acciones y estrategias que tienen como objetivo principal ayudar a la revitalización de los territorios rurales apoyando a generar oportunidades y a mejorar las condiciones de vida de sus poblaciones haciendo que la migración sea una opción para las personas, y no una necesidad, y se lleve a cabo en forma segura, ordenada y regular. Ambos documentos, complementarán y aportarán insumos técnicos a varios de los componentes y de las líneas de trabajo del Plan de Desarrollo Integral que los cuatro países convinieron llevar a cabo en la Declaración de los Presidentes de Guatemala, Honduras y México, y el Vicepresidente de El Salvador, el 1 de diciembre de 2018.