Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Presentación propuesta de Estrategia Regional para la Gestión del Riesgo de Desastres en el Sector Agrícola y la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe

Montreal, Canadá.
07-03-17 - 09-03-17

Antecedentes

El Marco de Sendai y la V Plataforma Regional

Los Estados miembros de las Naciones Unidas reafirmaron su continuo compromiso de reducir el riesgo de desastres y las pérdidas que estos ocasionan al adoptar el “Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres (RRD) 2015-2030” durante la tercera Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre la RRD, celebrada en Sendai, Japón en marzo de 2015. Este marco es un acuerdo no vinculante de 15 años de duración, el cual reconoce que, aunque los Estados tienen la función principal de reducir el riesgo de desastres, esta es una responsabilidad que se debe compartir con otras partes interesadas, tales como los gobiernos locales y el sector privado, entre otros actores. Este marco busca “la reducción sustancial del riesgo de desastres y de las pérdidas ocasionadas por los desastres, tanto en vidas, medios de subsistencia y salud como en bienes económicos, físicos, sociales, culturales y ambientales de las personas, las empresas, las comunidades y los países”. 

El Marco de Sendai es un marco para el desarrollo que cataliza la materialización de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). El documento final de los ODS, titulado ‘Transformar nuestro mundo: Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible’, destaca la necesidad de lograr la reducción del riesgo de desastres en diversos sectores y se hace una referencia explícita al hecho de que no se podrá lograr la mayoría de estos objetivos si no se aborda la exposición y las vulnerabilidades de las personas que viven en condiciones de pobreza.

Por consiguiente, para lograr el desarrollo sostenible a través de la integración de la reducción del riesgo de desastres en varios sectores del desarrollo, es fundamental que los Estados miembros busquen aplicar el Marco de Sendai a todo nivel, al hacer partícipes de forma adecuada a las partes interesadas mediante procesos de planificación, implementación y monitoreo del desarrollo que tengan en cuenta el riesgo de desastres, y su vinculación al cambio climático, según corresponda, y promover la integración de la gestión del riesgo de desastres en otros sectores relevantes. 

El Marco de Sendai reconoce que tanto la Plataforma Global como las Plataformas Regionales para la Reducción del Riesgo de Desastres han sido fundamentales para elaborar políticas y estrategias, así como para fomentar el conocimiento y el aprendizaje mutuo, destacando asimismo la función esencial que desempeñaron para apoyar la aplicación del Marco de Acción de Hyogo. 

Canadá será el país sede de la quinta sesión de la Plataforma Regional para la Reducción del Riesgo de Desastres en las Américas (PR17) a través de su Ministerio de Seguridad Pública y Preparación para Emergencias, con el apoyo de la Oficina Regional de la UNISDR para las Américas (UNISDR-Américas). Se espera que acudan aproximadamente 1000 delegados, tales como ministros, encargados de formular políticas, profesionales y expertos en la gestión del riesgo de desastres.

Proceso regional de priorización y planificación: Gestión Integral del Riesgo de Desastre para el Sector Agrícola y la SAN.

En el Plan CELAC 2014 y, según reiterado en el Plan CELAC 2015, los países solicitaron específicamente la realización de una reunión de alto nivel para identificar “propuestas de reducción de riesgos de desastres y asistencia humanitaria para la elaboración de una Agenda Estratégica Regional para la Gestión Integral del Riesgo de Desastres” a la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y al Programa Mundial de Alimentos. Este proceso también cumple con lo establecido en el Plan CELAC para la Seguridad Alimentaria, Nutrición y Erradicación del Hambre 2025, y en particular con el cuarto pilar sobre “Producción estable y atención oportuna ante desastres de origen socio-naturales que puedan afectar la disponibilidad de alimentos”;

Además responde de manera directa a las inquietudes expresadas por los países en la 34ª Conferencia Regional de la FAO para Latinoamérica y el Caribe realizada en México el 2016, sobre la necesidad de aumentar los esfuerzos para la reducción del riesgo de desastres y la adaptación al cambio climático en el sector.

En línea con esta demanda, durante la primera Reunión de Ministros y Autoridades de Alto Nivel sobre la Implementación del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres, celebrada en Asunción, Paraguay en junio de 2016 se llevó a cabo un evento paralelo para discutir sobre los principales desafíos y oportunidades para GIRD en la agricultura, ganadería, bosques, pesca y acuicultura- para la Seguridad Alimentaria y Nutricional en la región de América Latina y El Caribe (ALC). El resultado de este proceso, y de consultas virtuales relacionadas con informantes clave del sector, se plasmó en el documento de Lineamientos y Recomendaciones para la implementación del Marco de Sendai en el sector agrícolay de Seguridad Alimentaria y Nutricionalhttp://www.unisdr.org/files/50526_lineaminetos061016.pdf

Inscribiéndose en un contexto más amplio y como un siguiente paso en el proceso de desarrollo de la Estrategia Regional para la GIRD en el sector agrícola y la SAN, el Ministerio de Agricultura de Chile auspició el 22 y 23 de febrero en Santiago la reunión técnica de puntos focales para la GIR de los ministerios de agricultura de los países de la región. Durante esta reunión se trabajaron los principales ejes del borrador de la Estrategia Regional, construyendo sobre los avances y productos alcanzados por el proceso hasta el momento y en base a una identificación más detallada de las brechas y necesidades comunes de los países de ALC y de las oportunidades de colaboración transfronteriza y regional en GIRD para el sector agrícola.

Evento paralelo sobre la GIRD para el sector agrícola y la SAN

El sector agrícola y de SAN es el primer sector que hasta el momento ha logrado concretizar un esfuerzo proactivo y organizado para desarrollar una Estrategia Regional para la GIRD específica para las características y desafíos planteados en su sector de desarrollo.

Esta iniciativa responde directamente al planteamiento del Marco de Sendai que destaca en sus principios rectores que “Para la reducción del riesgo de desastres (RRD) es necesario que las responsabilidades sean compartidas por los gobiernos centrales, los sectores y los actores nacionales pertinentes (…)” y que “la RRD y su gestión dependen de los mecanismos de coordinación en todos los sectores y entre un sector y otro y con los actores pertinentes a todos los niveles y requiere la plena participación de todas las instituciones ejecutivas y legislativas del Estado a nivel nacional y local (…)”.

Por otra parte, esta iniciativa responde también al hecho de que el sector agrícola es particularmente afectado por los desastres. La FAO estima que el 22% de los daños y pérdidas causados por amenazas naturales y desastres de mediana y alta intensidad en países en vía de desarrollo se concentran en el sector agrícola. En el caso de sequías, el sector concentra el 80% de los daños y pérdidas globales. Esta situación es particularmente crítica en ALC donde el sector reúne a aproximadamente un tercio de la población activa, representa el 23% de las exportaciones y constituye uno de los principales proveedores de alimentos a nivel mundial.

En un mundo con una demanda de alimentos creciente, afectado por el cambio climático y con una tendencia regional hacia la degradación de los recursos naturales, el sector agrícola de ALC se encuentra ante un complejo reto que será lograr sistemas productivos más resilientes, que sean a la vez más productivos y eficientes, logren preservar la base productiva y los servicios eco-sistémicos, y que tengan la capacidad de soportar riesgos, choques y variabilidad climática a largo plazo. Esta transición no podrá lograrse sin el desarrollo de medidas específicas de reducción del riesgo de desastres que involucren sistemas de información, tecnología productiva, manejo de los recursos naturales, e importantes cambios en términos de gobernanza, legislación, políticas e inversión pública y privada.

Contando con la presencia de varios Ministros y Altas Autoridades del sector agrícola, así como otros representantes de instituciones nacionales o regionales afines a la temática, el objetivo principal del evento paralelo será de generar apoyo al proceso de formulación de la Estrategia Regional para la GIRD en el Sector Agrícola y la SAN en ALC, así como obtener insumos  para la GIRD en ALC, desde la perspectiva sectorial y desde una mirada más amplia intersectorial.


Organizadores:

Presidencia Pro Tempore de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y del Caribe (CELAC), Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Oficina para las Américas de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR).

Objetivo principal:

Contando con la presencia de altas autoridades del sector agrícola y de otros sectores afines a la GRD, el objetivo principal de este evento será de presentar y generar apoyo y participación para la Estrategia Regional para la GRD en el Sector Agrícola y la SAN en América Latina y el Caribe (en proceso de formulación), en respuesta a la solicitud de la CELAC.

Resultados esperados:

Aumentar el grado de participación y compromiso de los países, instancias intergubernamentales, agencias de cooperación internacional y otros actores del desarrollo en la implementación de la Estrategia Regional para la GRD en el Sector Agrícola y la SAN en América Latina y el Caribe (ALC).
Obtener insumos para la Estrategia Regional desde la perspectiva sectorial, así como generar apoyo y coordinación de los actores tradicionales de la GRD desde perspectiva transversal.

El desarrollo de esta Estrategia responde directamente al principio rector 19 b) “Para la reducción del riesgo de desastres (RRD) es necesario que las responsabilidades sean compartidas por los gobiernos centrales, los sectores y los actores nacionales pertinentes (…)” y a la Prioridad 2 “Fortalecer la gobernanza del Riesgo de Desastres para gestionar este riesgo” del Marco de Sendai.