FAO.org

Inicio > Region_collector > Américas > Eventos > Ver evento
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Taller regional Género en Sistemas de Asistencia Técnica y Extensión Rural: una Estrategia de Transformación

Santiago, Chile.
04-07-17 - 05-07-17

Antecedentes

La diversidad de las mujeres rurales en América Latina y el Caribe, se manifiesta tanto en sus formas de vida como por las actividades que desarrollan: son agricultoras, recolectoras, pescadoras, se desempeñan como asalariadas tanto en actividades agrícolas como no agrícolas que tienen lugar en el mundo rural, como la producción de artesanías. En la región ha aumentado el número de mujeres en el trabajo agrícola asalariado, donde la tasa de actividad promedio pasó de un 32,4% en 1990 a un 48,7% en 2010, una proporción de esta cifra corresponde a mujeres trabajadoras temporeras.

En general, las desigualdades de género observadas en los territorios rurales en América Latina y el Caribe son parecidas a las de nivel global: las mujeres comparten una sobrecarga de trabajo, debido a la división sexual del trabajo, que les atribuye el cuidado de hijos, ancianos y enfermos; la invisibilización del trabajo que realizan en el ámbito reproductivo, productivo y para el autoconsumo; el bajo acceso a los medios de producción: –tierra, agua, semillas, insumos; la baja calidad para la producción agro pastoril de las tierras que controlan; las dificultades que enfrentan para la participación política; la poca autonomía económica y de decisión; la precariedad y temporalidad de los trabajos que realizan; la baja inclusión en los sistemas de protección social; y los bajos niveles de cobertura y calidad de los servicios de asistencia técnica y extensión rural que reciben.

Según la OIT1, existiría un rol importante de las instituciones sociales propias del sector rural, que a través de sus mecanismos de acción debilitan a un sexo frente al otro, afectando las tradiciones, costumbres y normas sociales que rigen el complejo funcionamiento de las sociedades rurales. Esta reflexión sobre el desarrollo rural y los mecanismos institucionales que lo sustentarían, es fundamental considerarla al momento de realizar un análisis más detallado sobre los sistemas ATER presentes en los territorios rurales, y más aún a partir de una perspectiva de género. De esta manera se hace necesario considerar el modelo de desarrollo rural bajo el cual está pensada la ATER, su contribución para la cual fue concebida y los resultados logrados respecto a las brechas de género presentes en los territorios rurales.

Un estudio realizado en doce países de América Latina y el Caribe sobre la mujer productora y los servicios de ATER constató que las explotaciones con jefatura femenina acceden en menor porcentaje a los servicios, brecha que puede ser menor en Nicaragua, Ecuador y Chile, o mayor en Perú y Brasil2. Sumado a lo anterior, se encuentran problemas relacionados a la inadecuación de la institucionalidad de la perspectiva de género, lógica dualista de las prestaciones de ATER, y la discriminación en el acceso a activos y al crédito.

Los registros disponibles en los censos agropecuarios están asociados a las mujeres propietarias o responsables de los establecimientos agropecuarios. Aun así, se percibe una baja cobertura al crédito de las agricultoras, destacándose una variación del 4% al 13% de mujeres con acceso según registros en Perú, Ecuador, Nicaragua, Brasil y Chile.

La asistencia técnica y extensión rural es una demanda de las mujeres rurales4 quienes la consideran como una oportunidad para ampliar sus conocimientos técnicos y fortalecer las políticas públicas relacionadas con los servicios rurales, la cual se ratifica en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la Declaración de Brasilia, adoptada en 2014 y la Estrategia de Montevideo, adoptada en 2016.

Es así como los sistemas de ATER pueden convertirse en un medio efectivo para promover el acceso a recursos y servicios financieros y productivos, a tecnología y conocimientos esenciales para mejorar las oportunidades económicas de las mujeres, condición necesaria para lograr el desarrollo rural. Ello supondrá intervenir dichos sistemas desde un enfoque multidimensional de reducción de la pobreza, en el que, los factores diferenciados que constituyen la experiencia de privación de las mujeres, se abordan de manera simultánea y a través de medidas concretas para reforzar su voz y su agencia en la toma de decisiones a nivel de sus hogares, en sus comunidades y en los espacios de participación política.

En ese sentido, será necesario facilitar espacios de dialogo y discusión de todas las partes involucradas en los mecanismos de gobernanza nacionales, sub regionales y regionales, para fomentar un entorno favorable a la incorporación del enfoque de género en los sistemas nacionales de asistencia técnica y extensión rural.


El rol de FAO

Para promover los cambios requeridos, la FAO apoya a los países miembros, identificando acciones concretas a través de espacios de dialogo y de articulación interinstitucional en políticas públicas, generando conocimiento y desarrollando metodologías con el fin de promover servicios de asistencia técnica y extensión rural adaptadas a las necesidades de mujeres y hombres. Es así como en el punto 7 de la Declaración de la III Reunión Ministerial del Grupo Técnico de Agricultura Familiar de la CELAC se establece “Apoyar la implementación de la Estrategia de Género del Plan para la Seguridad Alimentaria, Nutrición y Erradicación del Hambre 2025, fortaleciéndola y vinculándola con los procesos de diseño y puesta en marcha de políticas públicas vinculadas a la agricultura familiar”.

Junto al mandato regional, la FAO, a nivel global, desarrolló la Herramienta de Análisis de Género en los Servicios de Asistencia Técnica en el ámbito rural, piloteado en Perú. Esta herramienta permite analizar el nivel de incorporación del enfoque de género en los programas de ATER, para mejorar la pertinencia, el acceso y la calidad de los servicios dirigidos a mujeres y hombres.

Asimismo desde el 2008, junto a la Cooperación Brasileña (ABC/MRE), se ha trabajado en conjunto con gobiernos nacionales y organizaciones sub-regionales incluyendo el Consejo de Ministras de Centroamérica y República Dominicana, la Secretaria Técnica del Consejo Agropecuario Centroamericano del Sistema de Integración Centro Americana (SICA) y la Reunión Especializada sobre Agricultura Familiar del MERCOSUR (REAF/MERCOSUR) una agenda para la promoción de políticas públicas para mujeres rurales, la cual ha puesto en el centro de la atención en los servicios de ATER en la región.

Las actividades derivadas de esta agenda regional, incluyeron un estudio sobre ATER en 12 países de América Latina, los cuales mostraron evidencia sobre la demanda no resuelta que existe por parte de las mujeres rurales en relación a los servicios. A ello suma, el estudio realizado en el marco del proyecto regional “Fortaleciendo el Sector del Algodón a través de la Cooperación Sur-Sur,” (ABC/MRE) en Mercosur y países asociados y Haití, el cual identificó los roles de mujeres productoras de algodón.

Objetivos y enfoque del Taller

Una discusión conceptual será desarrollada, la cual se basará en la evidencia y recomendaciones de intervención de los servicios de ATER en los países. A partir de esta discusión, se realizarán recomendaciones, que permitan transitar hacia una mirada más integral y holística de los servicios rurales, donde los sistemas de ATER se presentan como una parte más de ellos, congregándose en torno a la consecución del desarrollo rural sostenible por medio de mecanismos diferenciados para la mujer rural.

En este sentido, cabe mencionar que en el reciente foro Internacional de Innovación en Servicios Rurales, realizado en Colombia los días 10, 11 y 12 de mayo, se han intercambiado innovadoras experiencias y lineamientos de políticas públicas - como por ejemplo, el rol de la nueva Dirección de Mujer Rural del Ministerio de Agricultura de Colombia – las cuales se presentan como una gran oportunidad para poner en práctica esta nueva mirada5, en torno a una demanda por servicios rurales más inclusivos y sostenibles, y cuya aplicabilidad requerirá de un constante apoyo y seguimiento técnico.

El evento proveerá un espacio para intercambiar experiencias y buenas prácticas de varios países como Brasil, Colombia, Chile, Paraguay, Guatemala e India, y de perfilar actividades de cooperación Sur-Sur (misiones técnicas y/o pasantías). Particularmente, el taller presentará la herramienta FAO: Herramienta de análisis de género en los servicios de asistencia rural (GRAST- por sus siglas en inglés), metodología que permite analizar el nivel de incorporación del enfoque de género, en los servicios de ATER e identificar buenas prácticas y proponer mejoras concretas a los servicios.

Resultados

  1. Resultados de las experiencias de los modelos de ATER en los países participantes compartidos.
  2. Criterios de género para la formulación de Planes Nacionales de fortalecimiento de los servicios de asistencia técnica y extensión rural identificados.
  3. Recomendaciones sobre los servicios de ATER para la II Conferencia Regional de Mujeres Rurales a realizarse en Septiembre en Asunción, Paraguay.

Áreas Temáticas

El taller se desarrollará en tres sesiones los cuales se detallan a continuación:
Bloque 1: Políticas públicas en los sistemas de ATER: causas subyacentes de la desigualdad de género en las zonas rurales:

Este bloque abordará, desde las políticas públicas, las problemáticas presentes en las diversas iniciativas promovidas en torno a los sistemas ATER y su aporte al desarrollo rural sostenible. Inclusión, diferenciación, acceso a recursos y servicios, participación, etc.

Bloque 2: Avances y desafíos en políticas, programas y proyectos para lograr la igualdad y equidad de género en los sistema de ATER.

A partir de las experiencias presentes en los países de la región, este bloque permitirá realizar una discusión de los elementos comunes y transversales, tanto en el ámbito del accionar público como de las propias mujeres y sus organizaciones en los territorios rurales.

Bloque 3: Contribución de los sistemas de ATER hacia el empoderamiento económico, político y social de las mujeres rurales.

El desafío de poder contar con lineamientos y recomendaciones del como operar sistemas ATER y de servicios rurales más equitativos y pertinentes al enfoque de género, será el hilo conductor de este bloque.
Por último, el taller contará con un espacio de reflexión entre los asistentes, donde se recogerán las diferentes opiniones y acuerdos que permitirían desarrollar planes de trabajo para los países, con directrices pertinentes y sensibles al enfoque de género y su inclusión en los sistemas ATER y servicios rurales.

Formato

  • Dos días de evento, 4 y 5 de Julio (Santiago de Chile, Chile).
  • Serán realizadas presentaciones de expertas (os) sobre la incorporación del enfoque de género en los servicios de ATER en ALC.
  • Presentaciones de casos nacionales, sub regionales (REAF MERCOSUR y Centroamérica y el caso de India). En todos los casos, las presentaciones contaran con una guía metodológica.
  • Se llevarán a cabo presentaciones seguidas de comentarios y discusiones de los asistentes.
  • FAO presentará la herramienta GRAST, incorporando ejercicios e intervenciones prácticas por parte de los participantes.
  • Se organizarán grupos de discusión.
  • El día dos finalizará con una sistematización del evento y acuerdos.

Participantes

  • Tomadores y tomadoras de decisiones de los países, encargados/as de los servicios de ATER.
  • Mecanismos de igualdad de género y de derechos de las mujeres en los Ministerios de Agricultura y Ganadería de los países.
  • Mecanismos regionales y sub regionales con intervención en políticas públicas para el desarrollo rural de los países (REAF MERCOSUR Y Centroamérica; CELAC, SECAC-SICA).
  • Organizaciones de sociedad civil del nivel regional, sub regional y nacional.
  • Expertas/os en el tema, investigadores/as, y centros de investigación.
  • Agencias del sistema de naciones unidas.