FAO.org

Inicio > Region_collector > Américas > Eventos > Ver evento
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Simposio regional sobre sistemas alimentarios sostenibles para la alimentación saludable

San Salvador, El Salvador .
05-09-17 - 07-09-17

Antecedentes

América Latina y el Caribe alcanzó en 2015 las dos metas de los Objetivos de Desarrollo del Milenio relacionadas con la pobreza y el hambre, al reducir en un 66% la proporción de personas en situación de pobreza extrema, y en casi 63% la proporción de la población total subalimentada.

La región también logró una meta más ambiciosa, al reducir a la mitad el número total de personas que padecían de hambre en comparación con las cifras existentes en el inicio de la década de los años noventa, como se acordó en la Cumbre Mundial de la Alimentación (CMA).

Asimismo, la región ha mostrado importantes avances en materia nutricional, como la disminución de la desnutrición crónica infantil: 12,9 puntos porcentuales en los últimos 25 años. No obstante los avances, la malnutrición es un problema que afecta a la sociedad en su conjunto, aunque diversos grupos de población la padecen de distintas formas.

En el mundo viven 800 millones de personas subalimentadas, 161 millones de niños menores de cinco años con baja talla para la edad; 2000 millones de personas sufren de deficiencias de micronutrientes, mientras 1900 millones sufren de sobrepeso y 600 millones padecen obesidad.

América Latina y el Caribe no escapa a esta realidad: 34 millones de personas están subalimentadas; 6,1 millones de niños menores de cinco años presentan baja talla para la edad, casi 4 millones presentan sobrepeso y 38.5% padecen anemia; en mujeres de edad fértil (15 a 49 años) la anemia afecta al 17%; todo esto mientras el sobrepeso afecta a más del 50% de la población adulta y la obesidad al 23%.

El sobrepeso y la obesidad causan cerca de 3,4 millones de muertes cada año, al estar relacionadas enfermedades crónicas no transmisibles como la diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares y cáncer. Estas enfermedades se encuentran entre las principales causas de muerte en casi todos los países de la región.

La disponibilidad de azúcar en América Latina y el Caribe es mayor que la observada en regiones desarrolladas y la disponibilidad de grasas per cápita es mayor a los rangos recomendados en una dieta saludable; la disponibilidad de pescado por persona es la más baja de todas las regiones del mundo; además, cada año se pierden y desperdician 127 millones de toneladas de alimentos.

Promoviendo sistemas alimentarios sostenibles para la alimentación saludable

Diversas instancias de diálogo y consulta han coincidido en que se requiere un cambio profundo para fortalecer, preservar o recuperar sistemas alimentarios que garanticen su sostenibilidad y capacidad de proveer una alimentación nutritiva y accesible para toda la población; incorporando una mirada integral, desde la preservación de los ecosistemas mediante un uso más eficiente y sostenible de la tierra y los recursos naturales, y la mejora de las técnicas de producción, almacenamiento, transformación, procesamiento y comercialización de alimentos; hasta la gestión de las pérdidas y desperdicios de alimentos y el fortalecimiento de un rol responsable de los consumidores como agentes clave en el sistema alimentario.

  • Segunda Conferencia Internacional de Nutrición (ICN2, por sus siglas en inglés) realizada en noviembre de 2014, aprobó la Declaración de Roma y su Marco de Acción en el cual los países miembros se comprometieron a “promover sistemas alimentarios sostenibles mediante la formulación de políticas coherentes desde la producción hasta el consumo y en los sectores pertinentes para proporcionar acceso durante todo el año a alimentos que satisfagan las necesidades nutricionales de las personas y promover una alimentación saludable, diversificada e inocua”.
  • En enero de 2015, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) aprobó y adoptó el Plan de Seguridad Alimentaria, Nutrición y Erradicación del Hambre al 2025, el cual consta de cuatro pilares principales que buscan fortalecer las dimensiones de la seguridad alimentaria y nutricional a través de la generación de políticas, programas, estrategias y proyectos nacionales, subregionales y regionales desde un enfoque multisectorial.
  • En septiembre de 2015 se aprobó la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, bajo la premisa de que es posible lograr un desarrollo integral que ponga en sintonía la sostenibilidad económica, social y ambiental “sin dejar nadie atrás”. La Agenda 2030 incluye 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), donde la nutrición ocupa un espacio relevante, reiterando y reforzando los compromisos de la ICN2.
  • En abril de 2016, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el Decenio de Acción sobre la Nutrición (2016-2026) el cual crea un entorno de políticas favorables para convertir los compromisos en acción.

En este sentido, el Simposio Regional sobre sistemas alimentarios sostenibles para la alimentación saludable brinda la oportunidad de reflexionar respecto a los desafíos y oportunidades para contar con sistemas alimentarios sostenibles que aseguren a todos y a todas el derecho humano a la alimentación adecuada y saludable en América Latina y el Caribe. Además, el Simposio generará un espacio multisectorial para el intercambio de soluciones prácticas, experiencias exitosas y lecciones aprendidas sobre el proceso de reimaginación de los sistemas sostenibles, equitativos e inclusivos en la región.

Áreas temáticas

El simposio se centrará en discutir en torno a los esfuerzos para abordar los múltiples desafíos que representa la malnutrición en todas sus formas y determinar las oportunidades para hacerles frente en los próximos decenios, a través de tres áreas temáticas que proporcionan una visión regional de los sistemas alimentarios sostenibles, equitativos e inclusivos y que servirán de punto de partida viable para promover una alimentación saludable, equilibrada y diversificada:

  1. Políticas e iniciativas para garantizar la disponibilidad de alimentos variados y saludables: medidas para promover la producción, la transformación, el almacenamiento la oferta y distribución y comercialización de alimentos variados y saludables de una manera sostenible y eficiente;
  2. Políticas e iniciativas relacionadas al acceso y la consumo de alimentos variados y saludables: medidas para garantizar el acceso y promover el consumo sostenible de alimentos diversos y saludables;
  3. Políticas e iniciativas para promover la mejora de la Gobernanza intersectorial para sistemas alimentarios sostenibles, equitativos e inclusivos.

Temas transversales

En las tres áreas temáticas mencionadas serán priorizadas iniciativas que apunten a:

  1. Centralidad de las mujeres en la promoción de sistemas alimentarios sostenibles y alimentación saludable;
  2. La contribución de los pueblos indígenas y las dietas tradicionales para la alimentación saludable;
  3. La necesidad de hacer frente a los efectos del cambio climático y otros factores ambientales en la seguridad alimentaria y la nutrición;
  4. Enfoque de derechos, ciclo de vida y atención equitativa a grupos en situación de vulnerabilidad.  

Resultados esperados

  • Identificados los elementos y principios que podrían definir un sistema alimentario sostenible, equitativo e inclusivo para la alimentación saludable y poner fin a todas las formas de malnutrición.
  • Provistas recomendaciones a Gobiernos y demás actores de los sistemas alimentarios que faciliten el diseño e implementación de estrategias, políticas y programas para la transformación de los sistemas alimentarios, con el propósito de hacerlos más sostenibles, justos, inclusivos y sensibles a la nutrición.

Metodología y actividades

  • Ponencias y mesas de diálogo divididas por sesiones temáticas.
  • Sesiones plenarias donde se presenten las consideraciones de las sesiones temáticas.
  • Exposición de pósteres sobre experiencias y buenas prácticas.

Perfil de participantes

Gobiernos (agricultura, salud, desarrollo social, educación medio ambiente, institutos de investigación, planificación, economía y finanzas, institutos de protección de los consumidores), parlamentarios, academia, sector privado, organismos no gubernamentales, asociaciones u organizaciones de la sociedad civil (cooperativas, organizaciones de consumidores), agencias y organismos internacionales, entre otros.