FAO.org

Accueil > Region_collector > Amerique > Informations > Nouvelles
La FAO en Amérique latine et aux Caraïbes

FAO apoya la eliminación de plaguicidas obsoletos en Paraguay

FAO está apoyando al Ministerio de Agricultura y Ganadería de Paraguay para remover y destruir 150 toneladas de plaguicidas obsoletos que han estado almacenados desde el año 2003 en en la ex-OFAT en Asunción, Paraguay,

Santiago de Chile, 10 de marzo de 2010 ? La FAO está apoyando al Ministerio de Agricultura y Ganadería de Paraguay para remover y destruir 150 toneladas de plaguicidas obsoletos que han estado almacenados desde el año 2003 en en la ex-OFAT en Asunción, Paraguay, informó la organización internacional.

El proyecto, coordinado por la FAO, cuenta con el financiamiento de la cooperación japonesa, y el apoyo de un equipo interinstitucional conformado por el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, la Secretaria del Ambiente y el Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (SENAVE).

Esta iniciativa da seguimiento a acciones realizadas de manera sistemática por el Gobierno de Paraguay, con el apoyo de la FAO, para resolver el problema de los plaguicidas obsoletos en el país. A partir del 2004, se desarrolló un inventario nacional de plaguicidas obsoletos y se eliminó exitosamente 25 toneladas de ellos, depositados en la ex-OFAT Paraguari, a modo de actividad piloto.

La FAO también ha capacitado a funcionarios nacionales en la temática y ha elaborado estrategias para resolver la problemática. ?Eso es esencial para minimizar y evitar los riesgos que los plaguicidas obsoletos pueden representar?, explicó la Oficial de Protección Vegetal de la Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe, Tania Santiváñez.

Enfrentando riesgos

Los plaguicidas obsoletos se definen como plaguicidas que han sido prohibidos, que están deteriorados químicamente, caducos, que son desconocidos o han entrado en desuso. A nivel global, la cantidad de plaguicidas obsoletos existente supera las 500 mil toneladas, y los principales problemas están en países no industrializados donde la agricultura es uno de los pilares de la economía y los plaguicidas son las sustancias químicas más usadas.

Con frecuencia, los plaguicidas obsoletos se encuentran en forma de mezclas tóxicas, en envases con filtraciones que generan derrames, y en almacenes y sitios no aptos para el almacenamiento de este tipo de sustancias. Eso genera un riesgo de exposición que puede producir intoxicaciones agudas y crónicas, además de contaminar el suelo y fuentes de agua.

?Los esfuerzos de FAO en este tema están en apoyar a los países en desarrollo para que hagan una adecuada gestión de todos los plaguicidas, lo que implica la limpieza de sitios contaminados y la destrucción o eliminación de los obsoletos?, dijo Santivañez.

La FAO es la principal agencia de Naciones Unidas a cargo de este tema y que acumula muchos años de experiencia en África, Asía y América Latina. Su apoyo es clave porque muchos países no industrializados y en transición no cuentan con capacidad técnica, institucional, ni financiera para desarrollar políticas y marcos regulatorios necesarios para la adecuada gestión de plaguicidas.

Partagez