FAO.org

Home > Americas > News > News Details
FAO Regional Office for Latin America and the Caribbean

Agricultores familiares de la zona sur de Costa Rica producen mediante sistemas de agricultura climáticamente inteligente

Modelo “casa sombra” es aplicado por 27 productores para la producción de hortalizas

San José Costa Rica, 7 de enero de 2015- Mediante el control de la cantidad y calidad de la luz y manejo de los porcentajes de sombra, 27 productores agrícolas familiares de la zona sur del país, se encuentran trabajando mediante el modelo de producción en ambientes protegidos conocido como  “casa sombra”, desarrollado y adaptado  por la FAO en el país.

“En un contexto de variabilidad climática, la capacidad de transformar la agricultura para alimentar a una población creciente sin perjudicar los recursos naturales no sólo permitirá alcanzar los objetivos de seguridad alimentaria, sino que también ayudará a mitigar los efectos negativos del cambio climático;” explicó Octavio Ramírez, oficial a cargo de la FAO en Costa Rica.

Este modelo permite la estabilidad de  producción hortícola  durante todo el año y mejora la productividad y calidad de los cultivos, permitiendo una producción escalonada,  un  manejo adecuado de los recursos naturales, la aplicación de buenas prácticas agrícolas y el control integrado de plagas.

Además, posibilita la implementación de la “cosecha de agua”, el  uso del cobertor de suelo (negro/plata o negro/blanco) y la  adecuación  del uso del fertirriego, lo cual  ha sido un gran avance  tecnológico para  estos pequeños productores.

Este modelo se enmarca  dentro del concepto de Agricultura Climáticamente Inteligente que promueve la FAO, el cual toma  en cuenta los siguientes elementos: la gestión del suelo y sus nutrientes mediante la creación de sustratos ricos en materia orgánica, que permiten la captura de carbono; la captación y utilización del agua, mediante la “cosecha de agua”, los cobertores de suelo, que minimizan la pérdida de agua y el fertirriego por goteo, que es un elemento que permite el ahorro de agua; así como el control de plagas y enfermedades con trampas y feromonas, lo cual minimiza   el uso de agroquímicos.

Las casa sombra es un módulo de 700m2, que ha permitido a los agricultores familiares cultivar productos para el consumo de su familia y la venta de los excedentes, lo que contribuye  a la vez a la disponibilidad, la estabilidad y el acceso a los alimentos.

“Actualmente el modelo de casas sombra ha permitido la producción de más de 25 tipos de hortalizas en la zona, la implementación del uso de semillas tropicalizadas, lo que  ha facilitado la producción y aumento de la oferta de productos hortícolas en la región bajo sistemas amigables y que consideran los factores climáticos” añadió Ramírez.

El modelo se ha desarrollado gracias al trabajo conjunto con el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y el apoyo  del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), el cual ha contribuido con  infraestructura, materiales y equipamiento para el establecimiento de las casa sombra.

Para Frankling Chaves, agricultor de Meta Ponto de Agua Buena, las casas sombra han representado una mejora en la producción: “la casa sombra me ha permitido producir en las épocas de  verano en las que antes la cantidad de luz en los cultivos los arruinaba.”

Actualmente en asocio con las universidades públicas e instituciones nacionales, se ha desarrollado una estrategia de comercialización para los productos hortícolas que busca colocar los productos en supermercados, hospitales, verdurerías y centros educativos.

Este esfuerzo es realizado el marco del proyecto “Disminución de la pobreza rural, mediante el mejoramiento de la competitividad y el empleo decente en la Región Brunca.”

Share this page