FAO.org

Inicio > Region_collector > Américas > Noticias > Ver noticia
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Renovar patrones de producción y consumo puede ser el antídoto a la epidemia de obesidad

La obesidad es una cuestión todavía no considerada y que afectará el futuro de la alimentación de una manera que aún no podemos pronosticar, dijo el Director de la FAO José Graziano da Silva.

Director de la FAO José Graziano Da Silva

Campinas, Brasil, 2 de agosto del 2018 – La demanda global de alimentos, la epidemia de obesidad y las nuevas tendencias de mercado fueron algunos de los temas abordados por el Director-General de FAO, José Graziano da Silva, durante su participación en el 56º Congreso de la Sociedad Brasileña de Economía, Administración y Sociología Rural (SOBER), promovido por la Universidad de Campinas (Unicamp), el martes (31/7).

Durante el evento, Graziano da Silva recalcó la necesidad de una nueva mirada hacia el sector agrícola en materias importantes como el futuro encuentro de la demanda de alimentos con el crecimiento poblacional.

El Director-General citó como ejemplo el pronóstico difundido por la FAO en el informe lanzado en conjunto con la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) en julio de este año, en Paris, en que son estimados los desafíos impuestos por el crecimiento poblacional en todos los niveles de la seguridad alimentaria – no solamente aquellos relacionados al hambre, sino también a las otras formas de malnutrición.

“El gran problema del mundo ya no es solamente el hambre que, hoy es una cuestión bien conducida; sabemos dónde está y por qué. Se observa básicamente en las regiones de conflicto y sequía. Una epidemia que afecta tanto a los países desarrollados como a los en desarrollo es la obesidad, una cuestión todavía no solucionada y que va a afectar el futuro de la alimentación de una manera que nosotros aún no sabemos decir. Hoy, proyectar el consumo de la demanda de commodities en el ritmo de crecimiento de la población parece un error”, alertó. 

En este contexto, Graziano da Silva destacó la importancia de mirar hacia nuevas perspectivas de logística, transporte y almacenamiento que pueden impactar en el tema de demanda por alimentos y combate a la malnutrición.    

Según Graziano da Silva, las tendencias de transformar en “gourmet” la comida casera, con personas buscando cocinar cada vez más y mejor en sus casas, cultivando sus propios temperos y atentos a la calidad y al precio de lo que consumen, deben cambiar, cada día más, las formas de producción y la dinámica del mercado. Con una ventaja de que dichos cambios también pueden traer, poco a poco, impactos positivos contra a la epidemia de la obesidad. En ese contexto, comentó acerca de la popularización de la quinua como referencia:

"El producto fresco, legumbres, verduras, carnes, son fundamentales en una dieta para prevenir la obesidad. En Europa, nadie come más para ´matar el hambre´, se come por placer. Es el gourmet que influencia. La FAO actuó fuertemente para introducir la quinua en el mercado internacional. Hoy la quinua es parte de ese mercado gourmet. La quinua que aquí es posible comprar por menos de un dólar, en Europa no se compra por menos de 10 dólares. Esa logística, esa transformación de la marca, ese lado gourmet del placer de la alimentación, conectado al tema de la obesidad, puede transformar completamente la forma de la producción de la alimentación del futuro ", concluyó.

http://www.fao.org/brasil/noticias/detail-events/pt/c/1147658/

Compartir esta página